Etiqueta: ecuanimidad

El amado silencio

En esta sociedad tan ruidosa, caótica, babélica y con una tendencia compulsiva a la externalización, apenas se aprecia el silencio. Pero aún en situaciones ruidosas, el silencio puede hallarse si se conquista en la mente, aunque bien es cierto que se requiere mucha ecuanimidad para poder permanecer indiferente si el vecino se pasa el día, por ejemplo, tocando el trombón. El ruido se manifiesta por doquier, pero quizá donde más se expresa es en la mente agitada, con los ires y venires de los pensamientos automáticos e incontrolados, con ese trasiego de díscolas ideas que roban la serenidad y la ... Leer mas

Ciencia y Espiritualidad

¿Amigos o enemigos?   Muchas personas cuando se enteran de que soy científico (Matemático) y que al mismo tiempo soy religioso o espiritualista o como prefieran llamarlo (Hare Krishna) se sorprenden y bastante. Como si el tratar de estudiar este mundo de manera racional (la ciencia) y el creer en la existencia de un ser eterno lleno de amor e intentar conocerlo y adorarlo (la religión) fueran dos cosas totalmente incompatibles. Esta tendencia que hay en la actualidad, de ver la religiosidad y ciencia como dos maneras diametralmente opuestas de buscar explicaciones a la realidad que nos rodea, no siempre ... Leer mas

El Yoga de la unidad

Swami Sivananda nos presenta una reflexión sobre el Yoga de la Unidad. El que nos conduce de la discordia a la armonía, del odio al amor, del deseo a la satisfacción, de la limitación a la infinitud y de la imperfección a la perfección. En un mundo convulso y lleno de incertidumbre, sus palabras, siempre actuales, resuenan con energía, ofreciendo calma para nuestro quehacer diario. El Yoga es la vida en el Espíritu. Es la ciencia de la vida misma, del autodesarrollo integral, del vivir armonioso. Yoga y vida completa El Yoga es un proceso cósmico de lo Divino. Es ... Leer mas

Amigos Espirituales

No necesitamos engolados y prepotentes gurus de masas; no necesitamos hipócritas mistagogos; no necesitamos arrogantes y narcisistas maestros de estrechos puntos de vista y que quieren detentar el monopolio de la verdad. Necesitamos amigos espirituales que nos inspiren y a los que inspirar, que nos alienten y a los que alentar, que caminen con nosotros, de ser a ser, por la larga y sinuosa senda hacia lo Incondicionado. De otra forma, como diría Buda, más vale caminar en solitario como el elefante. Los amigos espirituales nos hacen la Búsqueda más liviana. Con ellos compartimos nuestras vacilaciones y temores, con ellos ... Leer mas

RELATO ESPIRITUAL: El hombre triste y el Hada

Era un hombre que estaba muy triste. Meditabundo iba caminando por el bosque, vencido por la pesadumbre. No le encontraba el menor sentido a la vida y cada día se sentía más hastiado. Andaba cabizbajo y de repente se topó con una gema muy bella que relucía entre el polvo del camino. La cogió delicadamente entre las yemas de los dedos y la observó con sorpresa y detenimiento. ¡Qué gema tan bella y pura!. Contemplándola extasiado, de pronto vió en el trasfondo de la gema el rostro sereno, tierno y fascinante de un hada. Era la faz más cautivadora que ... Leer mas

Ser y Sernos

El trabajo mental y emocional hay que llevarlo a la vida diaria. No es solo para la sala de meditación. Los frutos de la meditación hay que refrendarlos en el devenir cotidiano. Ese es el gran reto. En la vida cotidiana, el aspirante debe tratar de permanecer vigilante para ir recobrando un estado de quietud y reequilibrar su ánimo cuando se perturbe. Bien es cierto que al principio solo conseguiremos un estado autoimpuesto de quietud, pero poco a poco sobrevendrá el verdadero sosiego en el alma de la persona. La serenidad terminará por tornarse una energía natural y espontánea, sobre ... Leer mas

RELATOS ESPIRITUALES: El Ciego y el Tullido

Se habían alojado, por separado en un hospedería un ciego y un tullido y, de repente, se desató un violento incendio y todos los huéspedes comenzaron a huir  despavoridos, excepto dos de ellos: el ciego y el tullido, pues su minusvalía les impedía hacerlo. Al sentir el calor sofocante, el ciego se dispuso a salir corriendo, pero se dirigía contra las llamas. Lo vió desde la distancia el tullido y le gritó:    – ¡No, amigo, no! Te estás dirigiendo directamente hacia las llamas. Yo no puedo moverme, soy un impedido. Asociémonos. Corre hacia mí, para que yo sea tus ojos ... Leer mas

RELATO ESPIRITUAL El Hombre Ecuánime

Era un hombre viudo que vivía con su hijo. Contaban con un caballo, pero un día al ir al establo se dieron cuenta de que el caballo se habia escapado. Entonces los hombre del pueblo vinieron a verle y le dijeron:   – ¡Qué mala suerte! Tenías solo un caballo y se ha ido. – Así es, así es- dijo el hombre con tranquilidad. Días después el caballo que se había escapado regresó con otro caballo. La gente del pueblo le dijo: – ¡Qué buena suerte la tuya! Ahora tienes dos caballos. – Asi es, así es- repuso el hombre ... Leer mas

MEDITACION EN LA ACCION

La acción no tiene por qué ser agitación y, sin embargo, sí puede ser meditación. ¿Cómo? Manteniendo en la acción la actitud meditativa, es decir, estando más centrado y concentrado en el aquí y el ahora, encauzando el esfuerzo o energía, activando la atención consciente, desplegando la ecuanimidad, estimulando el sosiego interior, recuperando el sosiego cada vez que se extravía y tratando de desarrollar lucidez y compasión.  Cada trabajo, actividad o acción, en lugar de llevarlos a cabo de modo mecánico, los podemos efectuar con mente alerta y aquietada, sin dejarnos obsesionar por los resultados de la acción y convirtiendo ... Leer mas

AL BORDE DEL CAMINO

He aquí que un sabio iluminado se sentó a meditar un rato al borde de un camino.  De repente pasó por allí un ladrón y al verlo se dijo: «Este seguro que ha robado y le están buscando. Yo me voy rapidamente no vaya a ser que el prenderle a él también me cojan a mí». Y el ladrón salió corriendo tanto como sus piernas se lo permitían.   Tiempo después pasó por allí, un borracho dando tumbos. Vió al hombre y se dijo: «Este está como una cuba. Voy a irme pronto no le dé por tomarla conmigo». Y ... Leer mas