Sexualidad Sagrada para elevar la conciencia

Desde hace tiempo, se están utilizando nuestros impulsos sexuales para usarlos en beneficio de otros. No hay más que ver como mujeres y hombres son mostrados como envoltorios para vendernos cualquier producto o servicio.

La población se inicia en las prácticas sexuales a una edad cada vez más precoz. Sin estar preparados mentalmente para saber qué es lo que realmente están haciendo. Hay una gran presión mediática a través de series, películas o revistas. Esa presión se refuerza con un uso inadecuado de las redes sociales, donde se incita o incluso coacciona a jóvenes a que tengan relacionas sexuales. Hay una tendencia extendida de que eres un “looser” (perdedor en la lengua inglesa) si no mantienes relaciones.

La influencia de internet y los medios

A pesar de que hay padres que tratan de educar sexualmente a sus hijos, la presión externa es tan grande que es un verdadero reto conseguir que no se los lleve la corriente. En la actualidad, el principal educador sexual es Internet que nos ofrece mucha información al respecto, pero el problema es que no hay filtro entre una sexualidad saludable, de vibración elevada y otra de perversiones, desviaciones o prácticas sexuales no tan saludables que fomentan energías más densas.

Ese exceso de información puede llevar a la confusión, sobre todo si no se tiene un criterio establecido sobre qué es lo idóneo para uno. Aprendemos a través de la imitación y si lo que vemos es pornografía donde la sexualidad que se muestra es agresiva, sin respeto a la mujer y donde parece que la mujer está preparada siempre para satisfacer a las necesidades del hombre, pues eso es lo que se copia y se repite, aunque a muchas personas no les satisfaga, sobre todo mujeres. En realidad, la sexualidad puede ser mucho más que eso.

Al servicio del corazón

Para el Taoísmo, el centro de operaciones de nuestro cuerpo es el “Corazón”, es el “Emperador” y todo nuestro cuerpo debería estar al servicio del mismo. Virtudes como el amor, la alegría, el entusiasmo o la felicidad tienen que ver con disponer de un corazón energéticamente equilibrado y abierto. Sin duda alguna, nos interesa que nuestra sexualidad también esté al servicio de nuestro corazón pues fomentaríamos una sexualidad de una vibración energética muy elevada.

Vinimos a este mundo de una invitación sexual del Ying de nuestra madre y Yang de nuestro padre. Dependiendo de la calidad energética de ellos y del encuentro sexual que tuvieron nuestros padres, nosotros tendremos una herencia energética determinada.

Si en nuestro día a día nos vamos cargando de estrés, de agresividad, de miedo etc. y no hacemos nada para cambiarlo… ¿Qué pasará, mes tras mes o año tras año? Inevitablemente nos iremos enfermando y a nuestro entorno también. Si, por el contrario, introducimos unas prácticas que nos permitan transformar esa energía nociva que podamos haber experimentado en energías virtuosas, nuestro cuenco sagrado que es el cuerpo albergará una energía de alta vibración y eso es lo que rezumaremos.

Energía espiritual sensible

La energía sexual es un potenciador: al cultivarla incremento la energía que hay dentro de nosotros, sea virtuosa o nociva. Si hay agresividad en nosotros y no hacemos nada, al entrenar nuestra energía sexual vamos a aumentar esa agresividad. Por eso en nuestra escuela no enseñamos las técnicas de “Tao Sexual” sin haber aprendido a transformar esa agresividad. Sería como darle una pistola a un mono.

La energía sexual es “Energía Espiritual Sensible”, la más elevada que tenemos y es muy importante ser consciente al servicio de quién la ponemos.

Todos sabemos que somos fundamentalmente energía y que la energía no se crea ni se destruye, sino que se transforma. Muy pocos vivimos como esos seres energéticos que somos y muchos menos transformando esa energía en la de mejor calidad posible.

2 2 sexualidad sagrada - Sexualidad Sagrada

Alquimia taoísta

Lo que conseguimos al realizar prácticas taoístas es mover la energía por nuestros canales energéticos o meridianos, fomentando su flujo para que donde haya bloqueos se liberen y donde haya carencias llegue y nutra. Con las prácticas taoístas también hacemos transformación de nuestra energía, transformamos nuestro plomo en oro, esa es la “Alquimia Taoísta”.

Si introducimos este tipo de técnicas en el día a día, de alguna forma cogemos las riendas energéticas de nuestra vida pues elegimos la vibración que deseamos albergar en nosotros. Ya no podremos responsabilizar a nuestra pareja, a nuestros jefes o a la sociedad de que las cosas no nos vayan bien. Transformamos nuestra vibración interna y cambiamos nuestra vida.

Desde hace miles de años, ha existido una sexualidad sagrada, que está al servicio del crecimiento de conciencia del despertar del ser humano. Es algo que nos suena muy lejano y lo tenemos dentro de nosotros. Tan sólo necesitamos recordarlo y cultivarlo.

Me encuentro, en las formaciones de Tao sexual que impartimos, que lo primero que necesita hacer el estudiante es deshacer el camino andado pues la conducta sexual que ha aprendido es en muchos casos muy limitada, limitante, al servicio de bajas pasiones y de la que no son dueños al cien por cien. El dragón alado les maneja en lugar de ser ellos quienes guían.

vacaciones taoistas web - Sexualidad Sagrada

Para mí, es importante ser consciente de lo que somos y de lo que queremos ser. Si abrimos nuestro corazón, fomentamos nuestras virtudes y cultivamos nuestra energía sexual, potenciaremos lo mejor de nosotros y crearemos un camino de crecimiento energético, de elevación de conciencia y desarrollo espiritual para nosotros y todo lo que nos rodea.

 

Javier Manrique de Lara

Instructor de tao certificado pr Mantak Chia.

Coordinador de la escuela Tao Center

taocenter.es