Tiempo para ti

¿Quieres más?

¿Te gustaría estar siempre al día con las últimas tendencias, consejos y secretos?  Suscríbete a nuestro boletín mensual y sé parte de una comunidad exclusiva.

Somos almas infinitas envueltas (a veces encerradas) en un cuerpo físico, en emociones y condicionamientos mentales.

Gran parte del sufrimiento o malestar es por no ser felices, no estar a gusto, ir siempre en pos de algo nuevo, algo que no está aquí ni ahora…

Porque en este mundo el “hacer” es lo primero, para luego poder “tener” ciertas cosas que nos permitan “ser” felices… Está todo al revés. Estamos atrapados y confundidos con un ego que nos dice que somos nuestro nombre, lo que hacemos en la vida, las posesiones que tenemos, ¡incluso lo que los demás piensan de nosotros!

Y seguimos buscando la solución fuera, que nunca dará el resultado esperado: felicidad, calma, paz, alegría… Aunque seamos conscientes de ello no logramos encontrar la puerta, o el tiempo, para darle la vuelta.

Nosotros entendemos que el ser humano es un todo, es más que la suma de las partes. Se debe tener en cuenta el entorno y los diferentes aspectos que lo componen, incluyendo conceptos como energía, equilibrio, armonía. Es holístico porque se atienden y nutren muchos aspectos de un ser humano: la nutrición del cuerpo físico y del espíritu con la práctica de yoga, meditaciones, la inmersión en la madre naturaleza…

Así que lo mejor es… ¡Retirarse a la naturaleza! Que la madre tierra nos acoja para nutrirnos, como si fuésemos bebés hambrientos de calma, de fuerza. Para ser lo primero y ya vendrán después el “hacer” y el “tener”.

Imagina unos días de tiempo para ti, con un programa que fluye maravillosamente entre el ser y el hacer, donde se va calmando ese caballo desbocado que es la mente, aumentando la presencia, y más concretamente a través de meditaciones variadas para poder saborear los diferentes caminos que nos lleven a ese estado de no mente… ¡o menos mente!

Imagina que practicas y/o aprendes técnicas de Pranayama (respiración) que te hacen sentir en conexión contigo mismo, te parecerá que esa (maldita) distancia entre tú y la felicidad se acorta, te hará sentir el presente, el ahora. Y las ondas mentales se irán calmando.

Luego yoga. Yoga es unión, y hay diferentes tipos de práctica para disfrutarlo según quieras conseguir algo más de fuerza (Ashtanga) o de relajación, Yin o restaurativo, trabajos diferentes y focalizados como en Kundalini…

¡Practicar yoga diariamente tiene un efecto muy poderoso!

Te sentirás más flexible, relajado, con mucha energía disponible y más feliz.

Mueves, estiras, torsionas todo tu cuerpo de extremo a extremo, alimentándolo con oxígeno y sangre renovada a través de una nutrición sana, ligera y deliciosa que degustas después del ejercicio. Respetando la sabiduría del cuerpo, después de desayunar te regalas uno de los mayores sencillos lujos: ¡Siesta! diurna. Todo el sistema se resetea y comienza a instalarse la calma y la felicidad.

En un retiro holístico se presta atención a muchos aspectos del ser. Contiene inmensos beneficios, y puedes lanzarte sin miedo, con la confianza de que te llevarás herramientas positivas para tu vida incluso será un cambio absoluto hacia la consciencia y el bienestar.

Compartir una atmósfera amigable y conocer gente afín en un entorno inspirador. Dejar atrás las tensiones de la vida diaria para adentrarte en un entorno relajado, de paz y armonía. Disfrutar de un tiempo para ti, para cuidarte y mimarte, para disfrutar de tu silencio interior.

Imagina …

 

Mapi Galán

depuraibiza.com

Haz tu buena obra del día ¡Compártelo!

3 minutos de lecturaActualizado: 09/04/2024Publicado: 26/06/2018Categorías: Estilo de Vida, NutriciónEtiquetas: , , , ,