El control de los sentidos

La belleza física es superficial, ilusoria y evanescente. Es sólo superficial. No te dejes engañar por las apariencias externas. Es la magia de Maya, la ilusión. Ve a la fuente del Atman, tu Ser interior, la Belleza de las bellezas, la belleza eterna.

Aprender a vivir
Para aprender a vivir sabiamente debemos de hacernos conscientes de lo que significa la muerte.

Cuando tus cabellos se vuelven grises, aparecen las arrugas en la cara y el cuerpo se encorva, esto te recordará la señal de que la muerte está cercana. Cuando se te caigan los dientes y tu visión se vuelva borrosa, debes estar plenamente preparado para darle la bienvenida. Tendrás tres hipos o últimas respiraciones, cuando estés yaciendo en la cama. Cuando venga el último hipo, todas tus posesiones y propiedades pertenecerán a tus familiares o descendientes. Así es la vida en el plano terrenal. ¿Por qué no te das cuenta de que el dinero está bien gastado en tu progreso espiritual y para el servicio desinteresado?

Trata de lograr la inmortalidad a través de la devoción, la meditación, el servicio, la meditación y la investigación y todos los problemas y miserias llegarán a su fin.

El control de los sentidos
¿Te has dado cuenta de la importancia del control de los sentidos? ¿Has reconocido su verdadero significado? ¿Cómo puedes esperar estar fuerte y saludable si desperdicias a diario la preciosa energía que se adquiere a través de diversos medios con gran dificultad?
¿Qué encontramos en estos días?
Las personas se ahogan en un océano de pensamientos y de deseos insatisfechos.

Las personas que están física, mental y moralmente debilitadas debido a la falta de control de los sentidos o por la pérdida de la energía sexual, se vuelven fácilmente irritables por las pequeñas cosas y caen víctimas de enfermedades, siendo objeto de muerte prematura.

Una vida bien disciplinada, el estudio de las escrituras, la meditación, una dieta pura y adecuada, el auto-análisis diario, una conducta ética y otras disciplinas espirituales semejantes, preparan en el presente, el largo camino para el control de los sentidos.

El maestro
El mundo es el mejor maestro. Tendrás que aprender muchas lecciones de esta tierra. Los deberes mundanos no son ataduras cuando se hacen desde el servicio desinteresado. No estás obligado a renunciar al mundo y a refugiarte en las cuevas del Himalaya para reclamar la devolución de tu divinidad perdida. El secreto de la renuncia es renunciar al egoísmo y a los deseos. Vive en el mundo pero no seas mundano. El que viviendo en el medio de las tentaciones de este mundo, alcanza la perfección, es un verdadero héroe.

El maestro puede guiar al aspirante, aclarar sus dudas, allanar su camino, quitar sus lazos, trampas y obstáculos y arrojar luz en el camino, pero el discípulo tendrá que dar cada paso en el camino espiritual, el mismo tendrá que poner sus pies en cada escalón de la escalera del yoga.

Discernimiento
Acepta las cosas en su sentido adecuado, no te engañes, no confundas la emoción con la devoción. El dar un salto violento en el aire durante un Kirtan, la reunión para el canto de mantras y meditación, puede confundirse con el éxtasis divino. Desmayarse a causa del agotamiento por saltar demasiado es confundido con algún estado de supraconciencia, el dolor de espalda con la subida de la Kundalini, la creación de castillos en el aire es confundida con la meditación, etc. Discierne, llénate de sabiduría. No te quedes en las apariencias de la falsa iluminación.

Entiende las leyes del universo.
Muévete con cautela en este mundo.
Aprende los secretos de la naturaleza.
Trata de conocer las mejores maneras de controlar la mente. Conquista la mente.

El control mental es realmente la conquista de la naturaleza y del mundo. La conquista de la mente te permitirá ir a la fuente, el Absoluto. Así podrás darte cuenta de que eres «el que todo lo penetra» … el Ser.

Control de las emociones
La emoción es una fuerza motriz como el vapor de un motor y ayuda a la evolución. Si es por la presencia de la emoción, estaríamos en un estado de pasividad o de inercia. La emoción nos da un empuje para la acción o para el movimiento. Es una bendición. Pero no debes de convertirte en una presa de las emociones. No debes permitir que estas te dominen. Tendrás que purificar y calmar las emociones que surgen. Debes permitirles que se levanten poco a poco y que luego desaparezcan en el océano de la mente. Debes mantener a las emociones bajo un perfecto control.

No hay que confundir las sensaciones físicas con las mayores emociones sublimes. No te dejes llevar por ellas. Hay ciertas personas a las que les gusta oír nuevas noticias sensacionales sólo para despertar sus emociones. Viven en las emociones, porque de lo contrario se sienten aburridos. Vivir en las emociones es una debilidad que debe controlarse para encontrar la calma.

El crecimiento espiritual es gradual, es una evolución progresiva. No debes tener una prisa febril por lograr grandes hazañas de yoga o entrar en un estado súper-consciente (Samadhi). Tendrás que ascender por la escalera del Yoga paso a paso, cumpliendo una etapa tras otra.

¡Que todos seáis yoguis dinámicos y la alegría y la paz se irradie a todos los rincones del mundo!

DIEZ PASOS PARA CONTROLAR LOS SENTIDOS

1-Permanece atento al mundo ilusorio que te rodea.
2-No te dejes engañar por las apariencias externas.
3-Hazte consciente de que todo en este mundo es evanescente e ilusorio.
4-El mundo es tu gran maestro. Aprovecha este nacimiento.
5-Medita.
6-Practica el control de tus pensamientos.
7-Lleva una dieta sana y pura.
8-Aprende a discernir en la vida.
9-No permitas que las emociones te dominen.
10-No tengas prisa, paso a paso progresarás en el camino hacia tu Ser Interior.

Swami Sivananda
Información facilitada por el Centro Internacional de Yoga Sivananda Vedanta de Madrid
www.sivananda.org/madrid