Os dejamos una sencilla y nutritiva receta de patés de frutos secos.

Planteamos un par de variaciones pero os animamos a experimentar por su gran aporte nutricional y porque admite muchas combinaciones.

Propuesta 1: Paté de Almendras

Ingredientes

200 gr. de almendras

1 cucharadita de tomillo

100 gr. de ciruelas pasas

50 ml. de aceite de oliva

Propuesta 2: Paté de Nueces

Ingredientes

200 gr. de nueces peladas

1 cucharadita de tomillo

1 cucharadita de romero

50 ml. de aceite de oliva

Modo de preparación:

Lo primero que tenemos que hacer es activar los frutos secos.

¿Qué es eso?

Nos referimos a un proceso sencillo: dejarlos remojando en agua durante algunas horas (recomendamos unas 8h.) y luego retirarles el agua.

Se le llama activación porque durante el proceso se activan los nutrientes que han sido bloqueados al no tener las condiciones favorables de luz y agua para germinar.

Al activarlos son más fáciles de digerir y las vitaminas que aportan se absorben también con mayor facilidad.

Ponemos en un recipiente los frutos secos, incorporamos el aceite de oliva y las especias. Trituramos todo hasta lograr una pasta consistente y sazonamos a gusto con sal marina.

Sencilla, rápida y estupenda elección para acompañar quesos, patatas al horno y algunas carnes.

Las almendras aportan importantes dosis de vitaminas B, vitamina B6, B9 o folato, tiamina, riboflavina, niacina, vitamina E y vitamina B5. También es valioso el aporte de minerales esenciales.

La nuez es un fruto seco de alto valor nutritivo. Es rico en proteínas, vitaminas del grupo B, vitamina C, oligoelementos, aceites vegetales, lecitina y ácidos grasos omega 3.

Se le atribuye la capacidad de reducir el colesterol.

Antiguamente se consideraba que comer nueces fomentaba la inteligencia por la similitud en su forma con el cerebro humano. Actualmente, no por su forma, sino por sus valores nutricionales, se ha demostrado que así es.

EH.