La cocina japonesa es algo más que sushi. Descubre los tesoros culinarios de esta cultura milenaria, como la sopa de miso y las albóndigas de tofu.

SOPA de MISO:

La Sopa Miso es una buena aliada del sushi y fiel representante de la comida japonesa.

Es una sopa preparada a partir de soja fermentada. El proceso de fermentación de la soja conlleva la generación de una gran cantidad de enzimas digestivas, como proteasas, lipasa y amilasas, lo que lo convierte en un alimento muy favorecedor de las digestiones.

Ingredientes (para 4 personas)

-4 tazas de agua

-1 cucharada de pasta de miso

-½ taza de rabos de cebollas cambray

-10 hongos shiitake, remojados en agua caliente y sin tallo

-1 taza de tofu cortado en cubos pequeños

-1 taza de cebolla cambray en rodajas

-4 cucharadas de salsa de soja

Elaboración:

Se pone a calentar el agua y se mezcla la pasta de miso hasta que quede integrada perfectamente. Posteriormente se agregan los rabos de cebolla y los hongos shiitake. Se deja hervir durante unos 5 minutos.

Una vez está listo el caldo de miso, servimos en tazones individuales porciones equitativas de tofu, cebolla cambray y salsa de soya. Finalmente servimos el caldo en los tazones y ya está lista para tomar.

 

ir?t=espaciohumano 21&l=alb&o=30&a=B06XXMQHF8 - Recetas de Cocina Tradicional Japonesair?t=espaciohumano 21&l=alb&o=30&a=8417338101 - Recetas de Cocina Tradicional Japonesair?t=espaciohumano 21&l=alb&o=30&a=8494456946 - Recetas de Cocina Tradicional Japonesa

ALBÓNDIGAS DE TOFU

El tofu es rico en hierro, calcio y vitaminas del grupo B, bajo en calorías y muy pobre en grasas saturadas, y sin colesterol. Además, por su alto contenido en proteínas puede ser un nutritivo sustituto de la carne, el pescado, los huevos y los productos lácteos. Es un ingrediente muy versátil, empleado como aderezo, frito, en salsas o añadiéndolo tanto a las sopas como a los budines.

Es fácil de digerir aunque es posible que el paladar necesite acostumbrarse a su consistencia y sabor peculiares. En un principio puede parecer soso, pero es un alimento que combina muy bien con otros sabores, formando platos más consistentes, completos y nutritivos.

El tofu debe consumirse siempre previamente cocido, pues crudo puede no ser muy digestivo. En algunos casos, viene envasado ya cocido, pero si no es el caso, debemos cocerlo entre 10 y 15 minutos antes de incluirlo en cualquier preparación. Lo ideal es hacerlo con algunas algas, salsa de soja y laurel, y una vez hecho esto, ya podemos prepararlo como más nos guste (a la plancha, salteado, al horno, etc o incluso en forma de nuggets crujientes como puedes leer en esta receta)

Ingredientes (para 4 personas)

-125 grs. de tofu fresco

-Pan rallado

-Ajo

-Perejil picado

-Unas gotas de salsa de soja

-1 zanahoria

-2 cucharadas de sésamo tostado (ajonjolí)

-Harina

-Aceite

Elaboración:

Por una parte, desmenuzar el tofu con un tenedor hasta que quede como una pasta. Se ralla la zanahoria, se le escurre su jugo y se añade al tofu. Por otra parte, se dora ligeramente el ajo con un poco de perejil, pan rallado, el sésamo tostado y unas gotas de salsa de soja. Se mezcla todo bien y se moldea la pasta, dándole forma de albóndigas. Si fuera necesario aumentar su consistencia añadir un poco de harina blanca. Rebozar cada albóndiga con un poco de harina. Calentar aceite y freírlas hasta que se doren. Retirar las albóndigas cuando estén hechas y colocarlas en una bandeja con papel absorbente, para eliminar el exceso de aceite.

Clara Pillado

Area de Comunicación

www.ecocentro.es