Cada vez vemos en la población mayor número de problemas de salud que se manifiestan a nivel cutáneo: como las alergias, eccemas, dermatitis, acné, picor, descamación, procesos infecciosos e incluso cáncer. En esta área de nuestro organismo como en otras es muy importante la depuración, no en vano la piel es denominada el tercer pulmón, y es que si nuestro organismo está sobrecargado de tóxicos la piel va a intentar ayudar a los órganos emuntorios en su proceso de eliminación.

El aspecto de nuestra piel se ve mejorado, se mostrará más luminosa y rejuvenecida si realizamos una dieta lo más limpia y atóxica posible. Además es de gran ayuda realizar procesos depurativos a través de dietas más ligeras a base de frutas combinando con infusiones de plantas medicinales especialmente con acción diuréticas, remineralizante y depurativa.

Por ejemplo dieta de fresas en primavera o uvas en otoño, las manzanas son adecuadas en cualquier época del año.


La piel es un indicador de nuestro estado de salud


Plantas medicinales que nos ayudaran en el proceso depurativo: principalmente Cardo mariano, Diente de león, Cola de caballo, Ortiga verde y Bardana.

El aspecto de la piel es pues un indicador de nuestro estado de salud y una manifestación del grado de envejecimiento. Ningún tratamiento externo conseguirá resultados duraderos si no se mejora la salud de la piel desde dentro. La piel se nutre a través de la sangre, los nutrientes esenciales para la piel son aportados a través del torrente sanguíneo. Las aplicaciones cosméticas externas protegen y mejoran el estado de la piel, pero los nutrientes esenciales llegan vía sanguínea por medio de los alimentos ingeridos. Es inútil gastar mucho en caros cosméticos sino nutrimos adecuadamente nuestra piel a través de nuestra alimentación. La dieta que mantiene la salud de nuestra piel es en esencia la misma que mantiene la salud de todo el organismo, por tanto dieta cosmética es igual a dieta de salud.

Recomendaciones para la dieta cosmética:

1.- Hidratación de la piel:
Es muy importante para la piel su estado de hidratación: para hidratar la piel no sólo hemos de pensar en beber agua y llevar todo el día a cuestas una botella de agua mineral, es mucho más importante tomar alimentos que contengan agua, ya que esta agua es un agua mucho mejor utilizable por nuestro organismo, es un agua vital y estructurada, está ionizada, podemos decir que es un agua más viva.
Los alimentos que más agua contienen son las frutas y las verduras y hortalizas ya que son casi un 90 o 99% agua.
Muy interesante además tomar batidos o licuados donde mezclemos frutas, verduras y hortalizas.
En cuanto al agua de bebida lo ideal sería que bebiésemos un agua tal y como nos la ofrece la naturaleza, es decir agua que esté limpia y en movimiento como el agua de un río, fuente o manantial, por lo que hemos de acercarnos a este ideal en la medida de lo posible, bebiendo agua filtrada o mineral y evitando el agua del grifo ya que cada vez contiene más sustancias inadecuadas además del cloro.

Recomendaciones para hidratar la piel:

Consumir agua mineral o de manantial (agua vitalizada) o agua filtrada del grifo.
Beber sólo cuando se tenga sed. Comer alimentos que contengan agua
Tomar alrededor de 3 litros de agua al día: 1,5 litros de agua contenida en alimentos y 1,5 litros de agua.


Frutas, verduras y hortalizas tienen un 90% de agua


2.- Alimentación vital y viva
Estos alimentos están presentes sobre todo en los vegetales coloreados ricos en fitoquímicos de acción antioxidante: pigmentos coloreados con acción protectora y antioxidante (carotenoides, flavonoides, antocianos…..)
Los nutrientes vitales son aquellos alimentos completos sin procesar, sin refinar, tal como la naturaleza nos los ofrece.Son ricos en elementos vitales: vitaminas, antioxidantes, enzimas.
Por tanto evitar todo alimento refinado o procesado : pan blanco, arroz blanco, harinas, pasta refinada, etc.
Para tener una piel saludable alrededor del 50% de la dieta debería estar constituida por alimentos crudos.

3.- Alimentación exenta de tóxicos:
La piel es también un órgano de eliminación; con el exceso de tóxicos (tabaco, alcohol, excitantes, etc), nuestros órganos de eliminación incluida la piel se verán sobrecargados.
La función desintoxicante del hígado se verá dificultada, generándose radicales libres y restando antioxidantes, especialmente vitamina C y vitaminas del grupo B.
Por cada tóxico transformado por el hígado un radical libre producido. Los radicales libres producen efectos oxidativos, envejecen la piel, promueven la aparición de arrugas, además de alteración celular y del ADN.
Evitar pues los tóxicos: tabaco, alcohol, aditivos alimentarios, pesticidas en alimentos,
El tabaco produce efecto vasoconstrictor sobre los capilares que alimentan la piel. La vuelve amarillenta, mate, baja el nivel de la síntesis del colágeno, interfiriendo en una buena cicatrización y renovación.
El alcohol deshidrata la piel, dilatando los capilares superficiales. El café, la cafeína deshidrata y elimina minerales de la piel (Zinc y potasio) , dificulta la absorción de calcio y hierro.

En la época actual predominan los grandes cultivos agrarios a base de abonos químicos y pesticidas, en la cual por ejemplo la fruta se recoge verde y se guarda en cámaras con grandes pérdidas de sus nutrientes. La agricultura intensiva con monocultivos en grandes extensiones sin descanso ni rotación de cultivos, necesita el uso de abonos químicos (productividad) y pesticidas (evitar plagas). Se ha sustituido a la agricultura de la pequeña propiedad que tenía el cultivo variado y tradicional más resistente a las plagas. Los alimentos así producidos están cargados de tóxicos y poseen menor cantidad de nutrientes.


Al depurar nuestro organismo también adelgazamos


Procurar pues consumir alimentos de origen ecológico, ya que están exentos de tóxicos y contienen mayor cantidad de nutrientes. La fruta y verdura fresca ecológica contiene una media de un 50% más de vitaminas, minerales, enzimas y otros micronutrientes que la convencional, producida de forma intensiva. Poseen mayor sabor, se puede comer con piel donde se encuentran la mayoría de vitaminas y antioxidantes y además respetan el medio ambiente.

Evitar sobre todo no consumir alimentos de origen animal que no sean criados de forma ecológica o en peces que sean de pesca libre ya que los animales acumulan más tóxicos, especialmente los de tamaño más grande por ser el último eslabón en la cadena biológica alimentaria, además es frecuente que sean alimentados con piensos que contienen pesticidas y herbicidas, con hormonas, antibióticos y transgénicos, depositándose en sus tejidos, especialmente en los de tipo graso, todos los residuos y metales pesados que el hombre utiliza en la agricultura y que arroja al mar o al aire.

Al depurar nuestro organismo también adelgazamos: ya que los tóxicos son de naturaleza ácida, cuando hay acumulación de ácidos en el organismo, retiene agua para neutralizarlos con el consiguiente aumento de volumen y peso. La inmensa mayoría de las personas con sobrepeso tienen alto nivel de toxinas, siendo ello la principal dificultad para la pérdida de peso.

Antes de iniciar un tratamiento para mejorar el estado de la piel o adelgazante hay que realizar un proceso de desintoxicación del organismo.

detox 300x175 - Nutrición y fitoterapia para la salud de la piel (I)

Dieta de desintoxicación para una semana:

Frutas: fresas, manzanas, uvas (elegir un tipo sólo según temporada)

Ensalada de hortalizas frescas
Verduras de temporada cocinadas al vapor con arroz integral aliñadas con aceite de oliva virgen de primera presión en frío y gomasio (sésamo tostado con sal marina)
Infusión de Plantas depurativas:
Cola de caballo, Diente de león, Cardo mariano, Ortiga verde, Bardana. Mezclarlas todas y tomar dos infusiones al día una al levantarse y otra antes de acostarse. Realizar la infusión añadiendo una cucharada sopera de la mezcla por taza.

Palmira Pozuelo
(Farmacéutica Naturista)
www.alkemila.com