Los 3 tesoros de la salud: La Esencia, la Energía y el Espíritu

La salud es un bien que sólo valoramos cuando la perdemos. Sólo pensamos en ella cuando algo nos duele. Eso es señal de que estamos haciendo algo mal, y alguno de estos aspectos o los tres se ven alterados.

La Esencia

Se refiere a los elementos que forman nuestra materia orgánica, el agua y los líquidos corporales, desde la sangre a los fluidos que circulan en las células, los diferentes tejidos (músculos, tendones, piel, órganos, sistema nervioso, huesos, etc.) y por supuesto, lo que da un orden al funcionamiento de todos estos sistemas, el ADN, nuestro código genético.

Por lo tanto, la esencia es la parte más reconocible de nuestra salud. Cuando se daña nos duelen los músculos, o las articulaciones, tenemos problemas de corazón, las digestiones no funcionan bien, problemas respiratorios, etc. Es el terreno en el que se manifiesta la enfermedad.

La Energía

La energía que adquirimos durante nuestra vida, para que los órganos, los músculos, el cerebro, etc. puedan funcionar, para que podamos crecer, reponernos de las enfermedades, renovar nuestras células, y para todos los procesos vitales, la extraemos de los alimentos, de lo que bebemos y del aire que respiramos.

Esta energía la elaboran nuestros órganos, gracias también a que hay agua y líquidos en nuestro interior que hacen posibles las reacciones bioquímicas, y se distribuye mediante un sistema de canales llamados meridianos, que circulan por todo nuestro cuerpo, llegando hasta la última célula, formando un entramado energético, sumamente complejo, que atraviesa músculos, tendones, articulaciones, fascias, órganos, etc.

9 3 tesoros de la salud - El Chi kung y los tres tesoros de la salud

Por lo tanto, tenemos una primera relación importante:

LA ESENCIA PRODUCE LA ENERGÍA Y LA ENERGÍA MANTIENE CON BUENA SALUD A LA ESENCIA

Cuando los caminos por los que circula la energía se encuentran bloqueados o cortados, tenemos problemas de salud, ya sea por tensiones musculares (donde hay una tensión la energía no circula bien), por malas posturas, estar mucho tiempo sentado va a producir “problemas de columna, problemas digestivos, dolores de hombros y cuello”, respirar mal ocasionará “fatiga, lentitud mental, depresión, aumento de la acidez en sangre, tumores”, etc.

Esto sigue el precepto básico de la salud según el CHI KUNG, y es que la sangre y la energía circulen.

LA SANGRE TRANSPORTA LA ENERGÍA Y LA ENERGÍA EMPUJA A LA SANGRE ASÍ HAY SALUD

Por eso es tan importante cuando practicamos CHI KUNG, los ejercicios para estirar los tendones, los músculos y los órganos, para desbloquear las articulaciones y hacer circular la sangre.

El espíritu

Se refiere a la consciencia, y como una parte de esta, la mente, los pensamientos y las emociones. El Espíritu-Mente, es el director de la orquesta.

Allí donde ponemos la atención va la energía. Cuando estoy alegre y relajado, mis órganos, mis células y todo mi cuerpo, está alegre y relajado y la energía circula bien. Cuando estoy triste o enfadado, las hormonas reparten por todo el cuerpo un mensaje a cada célula, a cada órgano y a cada músculo de mi estado emocional, la energía circula mal y se acumulan muchas toxinas.

Por eso con el Chi Kung, cultivamos la relajación y la concentración como método para que la energía circule bien y disfrutemos de buena salud.

A su vez el Espíritu depende del buen estado de la Energía y de la Esencia, pues cuando el cuerpo está cansado, dolido o enfermo es muy difícil que el Espíritu se sienta liberado.

Janú Ruíz

Instructor de Qi Gong

chikungtaojanu.com