Es popularmente conocido que la sal consumida en grandes cantidades no es saludable y retiene el agua en el cuerpo humano. Sin embargo, tiene propiedades curativas. El tratamiento con los aerosoles secos de sal ayuda no sólo en las enfermedades respiratorias, sino también resulta muy beneficioso en los trastornos de la piel y en general para reforzar el sistema inmunológico. Además nos permite cargarnos de energía 100% natural para afrontar la vuelta de vacaciones con más ánimo.

La sal durante siglos desempeñó un papel importante en la historia de la humanidad. Era un símbolo de la riqueza y de la amistad, medio de pago, utilizada en la medicina y como especia. La famosa mina de sal Wieliczka, ubicada cerca de Cracovia (Polonia), es la compañía minera más antigua del mundo y la decimocuarta empresa activa más antigua del mundo.

Las zonas más arcaicas de la mina datan sobre el año 1250, sin embargo está demostrado que la mina es mucho más antigua. En el documento publicado en el año 1044 por el Rey Casimiro el Restaurador, la mina ha sido mencionada como «Magnum sal alias Wieliczka». En la Edad Media la sal se utilizó como medio de pago sustituto del dinero metálico, por eso la palabra salario proviene de la sal. En el año 1826, en la mina se creó el primer balneario introduciendo baños de sal. Entre los tratamientos basados en la sal cabe destacar por ejemplo caminar por los túneles subterráneos de la mina, durante el cual los pacientes respiraban aire rico en aerosol de sal. De esta manera se llevó a cabo los tratamientos de inhalación de aerosoles de sal seca. Los resultados de estas investigaciones fueron publicados por el doctor Feliks Boczkowski en su tesis doctoral en el año 1843. Hoy en día la terapia de sal es conocida como HALOTERAPIA.

¿Merece la pena visitar una gruta de sal?

El aire en una cueva de sal es rico en micro elementos valiosos para la salud y no contiene prácticamente las impurezas características del medio ambiente urbano moderno. Lleva un alto contenido de cloruro de sodio que actúa contra los microbios, bacterias y alérgenos, es varias veces más limpio que el aire exterior.

Estar en una cueva de sal reduce significativamente el estrés, se profundiza y ralentiza la respiración, aumenta la capacidad de concentración, que aporta una sensación de frescura y satisfacción y al mismo tiempo ralentiza el proceso de envejecimiento de la piel, reduce las arrugas y en gran medida ayuda a combatir la obesidad. La Haloterapia es una terapia 100 % natural.

Beneficios de la haloterapia

tabla enfermedades 1 - Cueva de sal: Una fuente de energía natural


La haloterapia está recomendada para personas con problemas respiratorios como:

asma, resfriados, bronquitis, faringitis, sinusitis, fibrosis quística.

También en problemas dermatológicos: psoriasis, acné, dermatitis atópica.

Igualmente para toda clase de alergias. Trastornos neurológicos, fatiga, fibromialgia

Mejora el rendimiento en el deporte, etc.

¡Recárgate con energía 100% natural!

Otro aspecto muy importante y difícil de conseguir en condiciones distintas a las cuevas de sal, es el fenómeno de la ionización negativa, llamada «vitamina del aire».

Los iones negativos presentes en la cueva de sal producidos por la propiedad natural que tiene la sal nos ayudan a combatir las ondas electromagnéticas creadas por fuentes tales como: teléfonos móviles, ordenadores, cualquier equipo electrónico, productos de plástico, etc… Los iones negativos (gracias a ellos nos sentimos tan bien en la playa – sobre todo después de una tormenta) estimulan el metabolismo y la protección local de las células, permiten también una mejor absorción de oxígeno, que mejora nuestro estado de ánimo. Por eso el tratamiento de la haloterapia está recomendado para todo el público que quiere recargarse con energía natural.

Robert Wudarczyk

Centro de Terapias Naturales SALTERAPIA

www.salterapia.com