Las Esencias Triunidad es un método de fusión alquímica creado por Carmen Romanelli. Experta kinesióloga holística y educativa, bioenergética, memoria celular, terapeuta de sonido y terapia floral.

Este método Triunidad contempla al ser humano como un todo que tiene en esencia cuerpo, alma y espíritu. Cada una de las partes es una y todas a la vez. Nacen de un profundo conocimiento sobre la unidad de la naturaleza con el ser humano, y la ayuda que ésta presta al hombre en su proceso de sanación y autorrealización. Esta sabiduría ya la recogen otras culturas como la hindú, celta, taoísta, inca. Posteriormente Paracelso habló sobre la utilidad de las flores con fines curativos.

Todas las células en todas sus formas tienen un programa genético de unidad , nada puede vivir fuera de la unidad o permanecer separado mucho tiempo de ella, la desarmonía o separación traerá como consecuencia la puesta en marcha de un programa disarmónico llamado enfermedad, sufrimiento, caos, etc. La unidad es armonía, pertenece a la fuente amorosa de la creación y se recrea en su belleza.

El ser humano necesita permanecer unido a su fortaleza interior, para poder enfrentar en su integridad los desafíos de la vida, necesita fortalecer su esencia para seguir su guía interna, encontrar sus propios valores de protección e independencia, dejando la dualidad, los sentimientos y emociones derivados de ella.

El cuerpo de luz es nuestra esencia en la que se encuentra la información de los aspectos lumínicos del ser humano. Esta dimensión de luz se halla en el corazón, como núcleo en el que se funden las cualidades espirituales y anímicas. Cualidades o fuerzas de potencia creadora de transformación del alma y el espíritu. Esa fuerza construye el ADN lumínico, con información para la materialización, de tal modo que esas secuencias se repiten, hasta la realización plena o completud.

Cuando nuestro sistema energético está operando con esas cualidades nos convertimos en seres perfectos, nuestros pensamientos, sentimientos, emociones, son constructivos, creativos, poderosos.

En el núcleo de cada célula está impresa esa información que como un diamante da luz brillante al ser. Es ahí donde las Esencias Triunidad actúan como fluidos vehículos lumínicos.

Las Esencias Triunidad contienen las cualidades lumínicas de las flores, ese vehículo de transformación y perfección a todos los niveles se integran en el ser humano en un proceso consciente y liberador llenándolo de armonía y luz. No se exponen al sol ni a ningún otro elemento. Son flores silvestres en un entorno apartado de cualquier tipo de contaminación, algunas de ellas con un tipo de floración a alturas de más de 1300 metros.

El método de elaboración es una fusión alquímica, en la que queda plasmado todos los potenciales, no se utilizan cuarzos, gemas, etc. Los frascos son de 15 y 30 cc. Todas las esencias son tinturas madre. En su proceso se ha utilizado el agua de manantial, y el vinagre de manzana para su conservación. Su contenido tiene una caducidad de cinco años. Pueden tomarse con cualquier tratamiento y está dirigido a todas las personas, incluidos los niños.

Sus aplicaciones son muy diversa; recomendadas en la fase de embarazo evitan síntomas como las náuseas y vómitos. También se utilizan en el parto acortando el proceso de dilatación, facilitando así la expulsión del bebé. Vienen muy bien en el postparto y la lactancia. Tienen una gran efectividad en los trastornos de infertilidad. Sus beneficios ayudan a aumentar el nivel de energía y de simetría de los chakras y de los meridianos de acupuntura.

Estas esencias pueden utilizarse también para la limpieza energética de espacios (despachos, consultas, habitaciones, etc.).

Otro campo de acción de las esencias son los animales. Muchos adiestradores y veterinarios podrán experimentar la mejoría en los tratamientos de los animales de compañía, como caballos, gatos, perros, pájaros, etc.

Las esencias no excluyen el tratamiento médico, pueden complementarse con cualquier tratamiento, es más, potenciará la efectividad de ellos. Son de demostrada efectividad. Potencian el trabajo y la efectividad de las terapias, Acupuntura, Fitoterapia, Osteopatía, Reiki, Oligoterapia, Técnica Metamórfica, así como el trabajo evolutivo de muchos acompañantes de procesos de duelo.

La duración del tratamiento dependerá de la mejoría experimentada por la persona, son inocuas, no poseen efectos secundarios, aunque si pueden provocar que afloren los problemas ocultos o la represión emocional guardada. Pueden tomarse durante una temporada en la que necesitamos recomponer nuestras vidas, retomar el poder interior de sanación, reencontrar la calma para tomar decisiones o hacer cambios.

En total son dieciocho esencias florales entre las cuales están:
– Abrótano. Esta flor ayuda a conocer el propósito de la vida. La palabra propósito significa el conocimiento de lo que somos y para lo que estamos llamados a este mundo. El merecimiento de todos los dones, como la abundancia. Canalizar las energías que necesitamos para atraer situaciones, personas o recursos que nos ayudarán a conseguir nuestros propósitos. También a soltar lo que ya no necesitamos.

– Achicoria. Para aquellas personas que no han conectado con la compasión, están resentidas, o les falta valores. Ayuda a la capacidad de motivación, liberación de hábitos nocivos y la imagen sana de uno mismo. Facilita los cambios. Para niños o adultos maltratados, o que han sufrido algún tipo de abuso.

– Alfilerillo de Pastor. Esta esencia genera calidez y fuerza curativa. Abre a la receptividad, al amor y a involucrarse con ánimo en la vida. Para personas que necesitan conectar con su capacidad de escuchar, comprender, y superar el egoísmo. De gran ayuda en el tratamiento de los hijos adoptados, al trabajo comunitario y el dar generosamente.

– Arbejina. Esta flor genera integridad y completación. Muy recomendada en niños con problemas de desadaptación, falta de dirección, falta de desarrollo de sus potenciales creativos, trastornos de aprendizaje.

– Armería Marítima. Su cualidad es la integridad. Esta esencia nos ayuda a estar en sintonía interior y avanzar a pesar de las experiencias duras de la vida, ayuda a recobrar la confianza espiritual como condición de la evolución del alma. Proporciona calidez, ternura y receptividad.

– Castaño Dulce. Su cualidad es la renovación. Para personas con una gran sobrecarga de agobio y pesimismo. Personas catastrofistas que están siendo confrontadas a un período de oscuridad. Ayuda a desechar lo viejo y caduco preparándolo así para la limpieza y regeneración. Útil en los tratamientos de las personas que han estado expuestas a contaminación, metales pesados, quimioterapia, rayos x, radioterapia, etc.

– Centaura Menor. Su cualidad es la integración. Para personas que han perdido el propósito en su vida. Se sienten despojados o privados, son ansiosos pues les gusta que las cosas se hagan como ellos desean, sin tener en cuenta lo que esas experiencias son como aprendizaje de tal manera que repiten los errores y con ello la oportunidad de crecimiento. También se utiliza en trastornos metabólicos, diabetes.

– Centaura Nigra. Su cualidad es la expansión y multiplicación. Para personas que imparten directrices, dan charlas, cursos, oradores, dirigentes de grupos.

– Centaura de Sol. Su cualidad es el equilibrio. Para personas que tienen un fuerte apego a la materia, dinero, trabajo. Para problemas de retorno venoso, tiroides, trastornos bipolares, ciclotimia.

– Eguzki Lore. Su cualidad es la sabiduría. Para personas con trastorno de liderazgo y auto exaltación. Autoritarismo, individualismo e idealismo. Mujeres demasiado autosuficientes que a veces utilizan la tiranía para conseguir un lugar en su medio social y familiar.

– Salvia. Sus cualidades son la aceptación y sexualidad. Esta esencia ayuda a la liberación de la represión, aceptando la capacidad de elección. Para todo tipo de trastornos sexuales de comportamiento y adictivos, como también impotencia, frigidez, eyaculación precoz, trastornos de próstata.

– Taraxacum. Su cualidad es la gracia. Para personas que se sienten desprotegidas o desamparadas. Viven en el antagonismo lo que les resta estímulo, vitalidad y fe. Es la esencia rescate del sistema, como tal se utiliza para la reparación de cualquier shock, pérdida de la consciencia, proceso de parto, exámenes, cirugías. Es calmante, fungicida, antibiótico, y antinflamatorio.

– Remedio Vital. Este remedio está elaborado con la flor de la Salvia y del Taraxacum. Lleva a la armonía y plenitud total al sistema, tanto a nivel interno como externo, tanto en la reparación de huesos y tejidos, inflamaciones, hemorroides, o en accidentes, trae a la consciencia todos los recursos necesarios para la recuperación, restauración de la fuerza vital, valor, coraje, fe, armonía y unidad.

Mar Marcos Gutiérrez
Naturópata, Acupuntora, Terapeuta de Shiatsu y Par Biomagnético.
www.marmarcos.es