Cómo estar presente para la pareja actual y disponible para la futura pareja (Desde la perspectiva de las constelaciones familiares)

Uno de los postulados de la física cuántica, nos dice que atraemos aquello que está en la misma resonancia de nuestros pensamientos, creencias, etc. pero esta visión se hizo más completa cuando gracias a las Constelaciones Familiares entendí que “atraigo no sólo lo que hay en mi inconsciente, sino también lo que de mi inconsciente familiar se emite a través de mi”.

Las Constelaciones Familiares nos ayudan a hacer conscientes las fidelidades o promesas inconscientes que tenemos a nuestro sistema familiar. Debido a esas fidelidades, no vivimos nuestra vida, sino que de modo inconsciente estamos viviendo la vida de otros a los que somos fieles y les hicimos la promesa de repetir sus patrones. Es la repetición de estos patrones lo que no permite la realización en la pareja, o en el área en el cuál se haya hecho dicha promesa.

Por ejemplo, una mujer que no ha tenido éxito en el amor y pertenece a una familia donde hubo mujeres que sufrieron en la pareja, o que criaron solas a sus hijos porque los hombres no podían, puede que inconscientemente les haya hecho una promesa a esas ancestras (aunque no les haya conocido), del tipo “yo igual que vosotras, voy a fracasar en el amor”, “yo igual que vosotras, identifico el amor con soledad”, etc.

Para cumplir esa promesa, la mujer se va a sentir atraída hacia posibles parejas que le van a permitir ser fiel a esas ancestras a través de su promesa. Es decir, va a atraer personas que no están disponibles porque ella misma no lo está, porque su energía está puesta en mirar el dolor de esas ancestras, en vez de estar puesta en su propia vida.

Por eso es tan importante que cuando algo en nuestra vida se bloquea, lo podamos constelar, porque puede haber una fidelidad al sistema familiar que pueda estar impidiendo la realización de algo.

¿QUÉ ES ESTAR DISPONIBLE?

Es tener nuestra energía consciente e inconsciente enfocada en nuestro momento presente, en nuestra vida.

Si una persona tiene muchas fidelidades, su energía no está en el presente, está en el pasado. Y eso puede desencadenar una serie de síntomas en nuestra vida de pareja.

Aspectos a tener en cuenta para estar disponible:

 

1.RECONCILIARSE Y ESTAR EN PAZ CON TODO EL PASADO.

Es importante reconciliarnos con todo nuestro pasado porque todo lo que rechazamos crece aún más. Los primeros a tener en cuenta para estar en paz son nuestros padres y las parejas anteriores.

 

2. LAS PAREJAS ANTERIORES:

Es importante honrar y dar un lugar a las parejas anteriores por haber formado parte de nuestra vida, sin excluir a ninguna. Dar las gracias internamente por lo compartido. Despedirse de ellas (porque muchas personas aún están con la energía en relaciones anteriores, tanto si se está desde la nostalgia como si se está desde la rabia) y tomar la decisión de dejar el pasado atrás y ELEGIR EL PRESENTE.

 

3. NUESTROS PADRES:

Hay personas que crecieron en un ambiente con discusiones y tienen miedo de repetir la historia que vivieron sus padres, entonces no se comprometen o no profundizan en las relaciones para evitar el conflicto.

Cuando a una persona le mueven esas sensaciones es porque todavía no ha sanado esos recuerdos relacionados con sus padres.

¿Qué hacer en estos casos?

Dejar con los padres su vida privada, renunciando a tomar partido por uno o por otro. Elegir preferir a los dos por igual, y poder llegar a mirarles como la UNIDAD que nos dió la vida, colocándonos en nuestro lugar de hijo.

Cuando un hijo está de igual a igual con algún progenitor, está en un desorden grave que influye en sus relaciones de pareja. El lugar del igual, corresponde a la pareja, por eso si ese lugar está ocupado por uno de los progenitores, no va a llegar una pareja para quedarse, puesto que el lugar de los iguales está ocupado.

– “Tomar” al padre y a la madre.

Tomar a los padres es aceptarles incondicionalmente como son, renunciando a la queja y a la idea de que tengan que cambiar para ser mejores. Así tal como son, son los mejores padres para nosotros, incluso en los casos en los que han dado el hijo en adopción, ya que hicieron lo más importante por su hijo, darle la vida.

Tomar a los padres no hace referencia a tener una buena relación con ellos, sino a estar en el lugar del hijo respecto a ellos. Se puede tener una buena relación con los progenitores pero ser una relación de igual a igual; eso no es tomar a los padres.

Cuando no se ha tomado a los padres se busca en la pareja el amor del progenitor que no se ha tomado. Eso supone mucha exigencia hacia la persona sobre la que se está proyectando, y el que se siente exigido de esa forma se va.

El siguiente paso es tomar la autonomía, es decir, priorizar nuestra vida y nuestros proyectos, a la familia de origen, para estar disponibles para dichos proyectos (incluido el proyecto de pareja).

 

4. PAREJA ACTUAL:

El respeto, el agradecimiento y la aceptación a la pareja tal y como es, permiten que el amor crezca.

La queja y el deseo de que la pareja cambie, agota el amor, porque querer que el otro sea distinto a como es, es una falta de respeto, ya que no se está viendo a quien es en realidad sino a la imagen de lo que uno quiere crear.

Si siento que la relación ha terminado, entonces asumo mi decisión y me voy. Pero si elijo quedarme, puedo hacerlo desde la actitud del agradecimiento y sin reproches, para no entrar en un juego de manipulación.

Estas son algunas claves desde el punto de vista de las Constelaciones Familiares para estar disponibles para la pareja o futura pareja.

Cristina Cáceres Mangas
Psicóloga Colegiada. Especialista en Nuevas Constelaciones Familiares.
www.cristinacaceresmangas.com