CÓMO SANAR RELACIONES TÓXICAS CON LOS REGISTROS AKÁSHICOS

Muchos hemos tenido o tenemos relaciones tóxicas en nuestro ámbito familiar, en amistades, parejas, etc., y en ocasiones no sabemos salir de ellas. La buena noticia es que podemos sanarlas; no tenemos porqué salir de ellas (o sí) cuando comprendemos por qué o, mejor dicho, para qué están en nuestra vida.

Cuando sabemos que todo tiene un aprendizaje, que estamos aprendiendo continuamente unos de otros y que nada es casualidad, nada es al azar, que toda relación tiene un propósito para nuestra evolución, con los Registros Akáshicos podemos sanarla.

Y una vez sanada podemos continuar esa relación o terminarla si la lección queda aprendida desde el más Puro Amor.

Primero vamos a explicar qué es realmente una relación tóxica.

Una relación es tóxica cuando existen patrones de abuso, de victimismo, desprecio, falta de respeto, conflicto, distanciamiento emocional, violencia verbal y manipulación. Y esto se convierte en costumbre y llegas a ver lo anormal como normal.

En las pasadas Navidades nos hemos reunido en familia y para algunos ha sido un disfrute mientras que para otros ha sido un verdadero suplicio. Si comprendiéramos que todo ha sido para bien, que todo es perfecto, sanaríamos al instante de raíz todos los conflictos porque por fin comprenderíamos que es, lo que hemos elegido para nuestro aprendizaje y evolución. Lo vemos desde nuestra mente limitada y no lo comprendemos, pero cuando expandimos nuestra conciencia gracias a conectar con los Registros Akáshicos comprendemos que todo es perfecto, que todo ocurre para bien.

Antes de encarnar en esta vida nos reunimos en los reinos espirituales (entre vidas), desde nuestro Ser superior con nuestros amorosos guías, para planificar todo lo que vamos a realizar en la próxima vida. Hemos planificado nuestros trabajos, nuestras relaciones, experiencias, sentimientos, familia, pareja… todo.

Así que cada persona que conocemos, en situaciones buenas o malas, cortas o duraderas, y cada relación de la que formamos parte representan una pequeña escena del teatro que hemos elegido para aprender y evolucionar, cuyo fin es el desarrollo del alma, y es perfecto, aunque muchas veces no lo comprendamos.

Accediendo a nuestros Registros Akáshicos entendemos desde una conciencia superior cómo escogimos estos papeles, estos contratos con nuestras familias álmicas. Todo esto queda grabado, registrado en el Akasha y… ¡podemos acceder a ello para comprenderlo y sanarlo por fin! El Akasha es una palabra en sánscrito que significa la matriz del universo, la fuente… Son dimensiones vibracionales interaccionando donde está todo el conocimiento de nuestra Alma. Es un estado de puro amor al que podemos acceder mediante una sencilla y a la vez poderosa iniciación- Sintonización para abrir el canal, limpiarlo, activarlo y traer información, sanación y liberación de karma a situaciones, problemas y patrones que se repiten en nuestra vida.

Cuando accedemos a nuestros Registros nuestra conciencia se expande, y lo vemos con una claridad tan grande, que gracias a nuestra comprensión y a entenderlo desde el amor, se libera el Karma de aquello que necesitamos resolver y sanar aquí y ahora, en el presente. Al abrir los Registros Akáshicos conectamos nuestro corazón con el gran corazón del Akasha y ocurren tres procesos muy importantes: Información, Sanación y Liberación de Karma.

  • INFORMACIÓN de preguntas que realizamos a nuestros guías, a la fuente, de situaciones que necesitamos sanar y bloquean nuestro camino. Conectamos con nuestro ser superior para entender nuestros problemas y poner Amor-Conciencia en ellos.
  • SANACIÓN. Nuestros maestros, guías y seres de luz bajan del Akasha una energía potentísima de Amor para sanar nuestro presente y transformar nuestra vida por completo. Vivimos desde otro lugar, desde nuestro corazón, y al vivir desde al amor todo se transforma y sana.
  • LIBERACIÓN DE KARMA. Es una de las pocas terapias que liberan Karma porque nuestra alma por fin entiende el porqué y el para qué de los problemas y va a su raíz desde la Comprensión y el Amor. Ya no
    se vuelven a repetir situaciones ni patrones que continuamente nos bloqueaban y estancaban.

Tras planificar nuestra vida desde nuestra mayor sabiduría, desde nuestro Ser superior, hay un requisito para encarnar en la Tierra, que es el pacto del olvido; venimos con amnesia para realizar nuestros aprendizajes desde cero.

Si recordáramos todo lo que hemos planificado estaríamos bien alineaditos cumpliéndolo todo paso a paso; pero, entre que estamos tan enredados en la mente y el pacto del olvido, estamos desorientados y perdidísimos, y muchas veces no tenemos ni idea de qué hacer con nuestra vida. Por ello, poder acceder a nuestros Registros Akáshicos, a toda la información que planificamos en su día, es una oportunidad única para reorientar la marcha de nuestra alma y volver al camino desde el que nos hemos desviado para poder cumplir todo, o lo más posible, lo que planificamos antes de venir.

Y aquí entra la pregunta que mucha gente se hace:

¿Pero venimos con un destino o tenemos libre albedrío?

La respuesta es que venimos con un destino planificado, pero también con un libre albedrío, una libertad de elección de cumplirlo o no cumplirlo. Y así podemos cumplir el 100%, el 80%, el 50% o el 20%. No se trata de un todo o nada pero por supuesto siempre hay un aprendizaje.

Así, uniendo toda esta información con las relaciones tóxicas podemos ver que no hay un encuentro casual, ni una sola interacción que no sea importante para nuestra evolución. No existe el azar. Si hemos tenido una relación buena en otra vida lo normal es que sintonicemos al instante.

Sin embargo, si nos encontramos con alguna persona que nos hizo daño o con la que tuvimos una relación difícil y negativa nos hace reaccionar con recelo o desconfianza. Esto explica ciertas dificultades entre padres e hijos, hermanos e incluso cónyuges. Somos familias álmicas que repetimos experiencias en la Tierra con los mismos o distintos roles.

Las almas elegimos dónde y con quién queremos interactuar para nuestro aprendizaje y evolución. Incluso la adopción no es casualidad; se han elegido así y por lo tanto son realmente padres e hijos kármicamente. Así, nuestras experiencias y aprendizajes dependerán de cómo utilicemos
nuestro libre albedrío.

mi pareja 600 - Cómo sanar relaciones tóxicas

CONTRATO SAGRADO DE ALMAS

Con cada persona que forma parte de nuestra vida pactamos un acuerdo de almas. Esto significa que mucho tiempo atrás, en el reino espiritual, pactamos compartir la vida, aprender y evolucionar. Pero como me han dicho los guías, los contratos son sagrados pero no cerrados. Están abiertos por nuestro libre albedrío. Esto quiere decir que a veces otro mienbro no cumple por su libre albedrío lo que pactastéis, así que como tú no te puedes quedar parado, estancado; seguimos estableciendo nuevos pactos en sueños desde nuestro ser superior.

Por esto mismo a veces no podemos comprender una fuerte conexión con una persona o por qué seguimos a su lado, aunque nos esté causando daño esa relación.

Al ver esto, uno podrá sorprenderse y comprender que cada persona que está en nuestra vida tiene un importante propósito: el de entrar en contacto con nuestra alma y hacerla crecer; que cada relación existe para elevar la conciencia de nuestra alma.

De esta manera, ninguna relación puede verse como un error o un fracaso. Con la conciencia expandida, podemos comprender que estamos cumpliendo nuestro perfecto rol realizando nuestros Contratos Sagrados.

Hace siete años se me despertó este don. Me empezaron a mostrar primero a guías, seres de luz mostrándome mensajes tanto para mí como para las demás personas. Después comenzaron a mostrarme vidas pasadas con tanta nitidez y siempre si eran la causa de algún bloqueo para sanar el aquí-ahora. Y por supuesto siempre mostrando lo que cada persona está preparada para saber, ni más ni menos. No nos juzgan, nos hablan con tanto amor porque saben que estamos en un cuerpo humano limitado por nuestra mente y que hemos venido a la Tierra a aprender la condición humana.

Me han hecho ver cómo lo más importante de esta conexión y comunicación es la Sanación. ¿De qué sirve sólo la información si no hay sanación? La información va a la mente y poco más, mientras que la sanación eleva a nuestro personaje en esta vida y a nuestra alma.

Una chica vino a hacerse una lectura y quería sanar su relación con su madre porque nunca había sido cariñosa con ella. Fue muy hermoso cómo nos mostraron el momento donde planificó esto. Ella desde su alma de luz, le pedía a otra alma, que ya había interactuado con ella en otras vidas, que fuera su madre en la próxima vida para ella aprender a realizarse por sí misma porque en otras vidas siempre había sido muy dependiente y con una gran conducta de apego. Nos mostraron la conversación entre ellas. La que tenía que hacer el papel de madre se resistía por no hacerla daño. Al final accedió por amor y ella al ver a su madre cómo la amaba en el reino espiritual sanó por completo su relación porque comprendió que
fue ella la que lo pidió. ir?t=espaciohumano 21&l=alb&o=30&a=8466334106 - Cómo sanar relaciones tóxicasir?t=espaciohumano 21&l=alb&o=30&a=1724181807 - Cómo sanar relaciones tóxicasir?t=espaciohumano 21&l=alb&o=30&a=8497779517 - Cómo sanar relaciones tóxicasir?t=espaciohumano 21&l=alb&o=30&a=8441536376 - Cómo sanar relaciones tóxicas

Un aprendizaje se puede realizar en un instante o pasarte vidas sin aprenderlo

Hay algo muy importante que debemos comprender: en los reinos espirituales donde todo es armonía, amor y conciencia, ¿Quién se ofrece en estos acuerdos a hacerte daño? Las almas que más te aman, porque se “sacrifican” por verdadero amor para que tú evoluciones; eso es AMOR. Cuando estas almas lo hacen por amor y tú se lo has pedido no acumulan karma.

Por ello, cuando accedemos a nuestros Registros y entendemos para qué fin elegimos nuestras experiencias, se sanan de inmediato para continuar o, para terminar, pero siempre con la lección aprendida, para poder seguir evolucionando.

Con los Registros Akáshicos abiertos entendemos desde una conciencia superior cómo escogimos estos papeles, estos contratos con nuestras familias álmicas y desde ahí sólo podemos dar eternamente las gracias hasta a los que en esta vida nos han hecho daño, por haber sido valientes, por elegir ese papel que nadie quiere en ese mundo entre vidas, en amor perfecto y en pura armonía, porque realmente nos aman para nuestro perfecto aprendizaje y evolución.

Y al comprenderlo desde el amor, las relaciones se sanan de inmediato para continuar juntas o para terminar el contrato, pero siempre desde la más pura compasión, desde la más pura comprensión y desde el más puro amor.

 

Katia Domínguez

Directora de la Escuela de Registros Akáshicos Rashmi

registrosakashicosrashmi.com