Emmanuelle Temis es una de las mayores expertas internacionales en Taoismo, Psicosexualidad, Crecimiento Personal y Sexualidad Sagrada.
Formada en Tailandia por el famoso maestro Mantak Chia, es autora de varios libros. Participa en programas de televisión, radio y prensa.
Es conferenciante, instructora y formadora de Tao Curativo y Sexual de grupos y tiene también consultas individuales desde hace más de 20 años.
Acaba de publicar el libro “Las Llaves del Tao. Masaje Sagrado”, de Natural Ediciones y sobre este apasionante tema, hemos hablado con Emmanuelle Temis

¿Cómo llegó el Tao a tu vida?
El Tao llego a mí al conocer a un mexicano, Alexandro, que casualmente, era el representante de Mantak Chia, hace unos 14 años, y me enamoré de todo lo que me contaba acerca del Tao. Esto me llevó a recibir algunos talleres de Taoísmo en España y un año después a formarme como Instructora en el Universal Tao Garden en Chiang Mai (Tailandia).

¿Qué impresión te llevaste de Mantak Chia?
El maestro me parece impecable, interesado en ofrecer sus enseñanzas al mundo. He tenido la oportunidad de entrevistarme con él aquí y en Tailandia y es un ser humano con la misión de difundir el verdadero Tao, muy disciplinado.

En su centro en Tailandia, en plena selva, aprendes con el maestro e instructores cualificados de hace muchos años, y cuidan de ofrecer una alimentación de primera; fruta de sus árboles, pescados del río, pollos del centro, una nutrición exquisita de ensaladas y jugos extraídos de hojas de los arboles…. Personas de todo el mundo acuden a aprender con el mejor maestro teniendo como fondo el majestuoso sonido de la selva.

¿Cómo recibimos el Taoísmo en Occidente? ¿Lo entendemos bien?
Quien ha leído acerca de Taoísmo queda impregnado de algo que es invisible, el todo y la nada… Es entonces cuando quieren aprender, profundizar. Los que no leyeron confunden la palabra, no saben y lo relacionan con la sexualidad.

¿Para quién esta dirigido este libro “Las llaves del Tao”? ¿Qué te motivó a escribirlo?
Es un libro que se ha estado incubando años. Mi objetivo es dar a entender el Tao a Occidente desde lo mas básico; el yin y el yang, los 5 elementos, las principales meditaciones y el masaje sagrado.

Le denomino sagrado porque creo que se ha desvirtuado el masaje Tao-Tantra, una terapia que puede llegar a ser sanadora porque al trabajar los canales del cuerpo también tenemos acceso a las emociones.
 Durante el masaje se sienten oleadas de placer, relajación, amor, luz, paz…

¿Podrías explicar en qué consiste la práctica taoísta “sonrisa interior”? ¿Qué beneficios tiene?
Para poder llegar a ser instructor hay que haber realizado un año entero de “sonrisa interior” que no es otra cosa que ir sonriendo a los órganos y a sus emociones produciéndose una relajación mental y una liberación de lo que abruma a cada órgano: Riñones – miedo, Hígado – ira, Estómago – obsesión, Pulmones – tristeza, etcétera.
 Es una meditación alquímica básica pero a la vez poderosa. No se puede pretender conocer el Tao sin practicar la “sonrisa interior”.

¿Cómo es el Masaje Tao?
Es un masaje sagrado porque es como un viaje en el que no sabes que va a suceder; relaja, excita, es más que terapéutico. Se puede sentir vibración, apertura del tercer ojo, activación de circuitos…, sanar mientras recibes masaje, energía. Es como reconectar pero tocando el cuerpo, sin olvidar manos, pies, cabeza.

¿Cómo ayuda el Tao a los terapeutas a protegerse de las energías del paciente?
Utilizo la respiración y la órbita microcósmica, mantras. 
Al cliente también le enseño a respirar y a repetir determinados mantras, conectando el chakra sexual con el de la garganta.
 Es una terapia que lleva su tiempo; no suelo dar más de tres en un día.

A veces hay confusión entre Taoísmo y Sexualidad… ¿Cómo se relacionan el sexo y la espiritualidad en el Tao?
El Taoísmo tiene una rama muy importante que es la sexualidad, educando en el poder que el sexo encierra.
 A los hombres les enseña a controlar su eyaculación, a separar la eyaculación del orgasmo, activación de la órbita, respiración testicular.

A las mujeres a extraer energía de los ovarios, el sanar el útero (inconsciente femenino), aspiración de orgasmo.
 Personalmente enseño a las mujeres a respetar su cuerpo, el templo. Tenemos que desear hacer el amor y que todas las células del cuerpo vibren en ese momento, si no dañaremos irreparablemente el útero; me refiero a no hacer el amor sin deseo, sólo por complacer al hombre.

¿Cómo podemos transmutar la energía sexual en energía espiritual?
Con la práctica de la órbita; es aprender a conducir la energía por los circuitos del cuerpo, elevando, expandiendo, haciendo que circule por el cuerpo y no se quede bloqueada en el segundo chakra. 
Con el masaje Tao especialmente se inicia al hombre a llevar su energía al resto del cuerpo.

¿Es difícil ser un Hombre multiorgásmico?
Es cuestión de práctica y de disciplina, lleva su tiempo. Podemos compararlo a aprender a bailar bien un tango; hay que aprender los pasos, practicar y con el tiempo bailas sin pensar sintiendo la magia y la sensualidad del tango, siendo uno con la pareja de baile. Igual es la técnica de separar la eyaculación del orgasmo; al principio parece complicada pero un día empiezas a experimentar algo diferente y que te hace ser uno con tu pareja y con el cosmos.

¿Se aprende a ser mejor amante en el Tao?
Hay hombres que son buenos amantes sin haber leído; vibran en esa energía innata, al igual que hay personas que bailan porque llevan el ritmo en la sangre. Pero no cabe duda que si hombres y mujeres buceamos en el mar de la sexualidad sagrada encontraremos algo más que placer.., un mundo oculto cargado de belleza y poder.

¿Y si no tienes pareja?
Es incluso mejor. Primero hay que aprender el cultivo en solitario, explorar el Templo que es el cuerpo, encontrar tu amante interior disfrutando y conociendo nuestras luces y sombras. Así estaremos preparados para tener verdaderas experiencias cuando tengamos pareja.

Los antiguos taoístas no contemplaban el sexo sin amor… ¿Algún comentario?
Aquí haríamos una pequeña diferencia. Los hombres, por su biología, están en el Chakra sexual y las mujeres en el corazón, lo que explica que necesitemos el romance, el enamoramiento para que sea equilibrado. No quiere decir que no podamos tener sexo sin amor pero nuestra tendencia natural es estar en el corazón, llegando a veces a dañar las relaciones sin sentimiento, sobretodo si compartimos con una persona que es promiscua debido a que somos el receptáculo de esas energías lo que es perjudicial.

En el hombre, al estar en su Chakra sexual debido a sus hormonas, principalmente la testosterona, no necesita tanto del amor a la hora de tener sexo aunque esto cambia según va cumpliendo años; menos hormonas y están más en el corazón.

Dijo Mantak Chia en una entrevista en La Vanguardia que “Para los taoístas, el amor y el sexo son mejores a los 50, e incluso a los 60, que a los 20 años.” ¿Estás de acuerdo?
Totalmente de acuerdo. Con la edad evolucionas; el hombre aprende a controlar su eyaculación. Incluso en algunos talleres de alquimia sexual se requiere que el hombre tenga los cuarenta años. El sexo no deja de ser un aprendizaje. La edad desinhibe y alcanzas la sabiduría también en lo sexual.

Trabajas con Tao, Tantra, Tantra egipcio… ¿Cuál es tu favorito?
En la actualidad estoy en entrenamiento de Sacerdotisa de la Diosa Isis y profundizando en el antiguo Egipto. Investigando he descubierto que conocían el poder del orgasmo. No evitaban la eyaculación pero la utilizaban como camino a la inmortalidad subiendo el orgasmo por el cuerpo hasta el Chakra garganta y expandiendo desde este, convirtiendo como simbólico el cuerpo físico en el Ank (cruz egipcia).

En tu amplio camino como terapeuta… ¿con qué herramientas de Sanación te quedas?
La Conexión; todos deberíamos estar conectados. Se consigue sanación, paz, conciencia, telepatía, alegría,… es una imparable forma de evolución que es indispensable en estos momentos.

Espacio Humano