Eleva el nivel de vibración a través del Tao

Gracias a los avances tecnológicos, el ser humano vive de una forma que nunca antes había vivido o al menos que sepamos. Somos capaces de estar conectados con familia, amigos o laboralmente las 24 horas del día.

A través de Internet, tenemos acceso a una ingente cantidad de información relacionada con cualquier tema. Necesitaríamos vivir varias vidas para poder consumir toda la oferta de ocio que a través de películas o series tenemos disponibles a golpe de click. La medicina, la alimentación, la educación o cualquier área que analicemos ha experimentado grandes avances. En muy poco tiempo, el mundo está cambiando mucho y muy rápidamente.

Los cambios en el ser humano suelen ser más lentos.

Es más, me atrevería a decir que nosotros no hemos cambiado tanto. Cuando leemos textos antiguos podemos ver que muchos de los problemas internos actuales son los mismos que hace miles de años. Es una cuestión de vivir en equilibrio; con salud, alegría, paz, felicidad (energía o emociones que me expanden) o en desequilibrio con enfermedad, miedos, estrés, ansiedad, tristeza, agresividad (energía o emociones que me contraen). Equilibrio, esa es la clave y la llave que nos abre la puerta a una vida plena.

El agua tiene que tener un PH equilibrado para que podamos beberla, igual que la tierra tiene que tener el pH equilibrado para poder cultivarla; nuestra saliva, nuestra orina incluso nuestra sangre necesita ese equilibrio también. Cuando estamos alterados emocionalmente, desestabilizamos el PH de nuestro cuerpo, la saliva, la orina y todo lo demás. Subsanamos esta situación cogiendo las riendas de nuestras emociones para no llevarlas al extremo, entendiendo que somos seres muy emocionales.

1 2 eleva el nivel de vibracion - Eleva el nivel de vibración a través del Tao

Buscamos ese equilibrio, entre nuestro Yin y nuestro Yang, entre ese PH alcalino y ácido. Una forma muy sencilla de conseguirlo es a través de la respiración. Inspiramos oxígeno y exhalamos CO2. Cuando nos focalizamos en la respiración, nuestra mente se centra, se calma, equilibramos nuestro Yin y Yang.

Una forma sencilla de conseguir el equilibrio entre nuestro Yin y nuestro Yang es a través de la respiración.

Cuando la gente se siente emocionalmente alterada, especialmente si experimenta mucha tensión, su respiración se ve modifica y no expulsan suficiente CO2. Como hay una cantidad fija de CO2 y oxigeno que podemos tener dentro de nuestro cuerpo, no podremos introducir la cantidad de oxígeno necesaria para que nuestras células se alimenten bien, generando por tanto desequilibrio a nivel físico.

Además, la exhalación también está relacionada con soltar o dejar ir esas emociones “negativas”. Para el Tao, las emociones “negativas” no son malas. Lo que si plantea es que no interesa llevarlas al extremo, pues eso si es nocivo para nosotros (se acumulan en nuestros órganos) y para nuestro entorno. A ese extremo no llegamos de golpe; suele haber una acumulación día tras día de esas emociones que hacen que un día explotemos o creemos una enfermedad.

Día tras día estamos generando un montón de basura orgánica

Hay una forma muy interesante de tratar esas emociones “negativas” y es como si fuera “basura orgánica” que generamos día tras día. Alguien te dice algo ofensivo o inadecuado que te entristece o te enfada, hay que entregar un proyecto en el trabajo y sentimos estrés o ansiedad porque no llegamos, te frena de golpe el coche de delante y te llevas un susto enorme activando el miedo, sientes frustración al escuchar las noticias. Día tras día estamos generando un montón de basura orgánica que no solo no aprovechamos sino que ensucia y enferma nuestro cuerpo.

¿Qué hace la sociedad moderna con la basura orgánica?

La recicla y esta es la propuesta Taoísta desde hace miles de años para aprovechar nuestra basura interna. En las primeras fases, a través de prácticas muy sencillas conectamos con esa basura y permitimos que salga de nuestro cuerpo, para que la Madre Tierra la transforme dejando espacio para introducir una energía de mejor vibración o calidad. Según vamos avanzando en la profundidad de las prácticas transformamos nosotros mismos esa basura orgánica en energía saludable; es lo que llamamos “Alquimia Taoísta”.

[amazon_link asins=’8479538791,8472450821,849597388X,B00699MBTO’ template=’ProductCarousel’ store=’espaciohumano-21′ marketplace=’ES’ link_id=’e95ca195-ee49-4b9f-940e-aff5c5a2335d’]

Me sorprendió mucho la definición que la Real Academia Española ofrece de la palabra alquimia que es: “transmutación maravillosa e increíble”. Esto es lo que hacemos con las prácticas Taoístas. Incluso en las más avanzadas, cuando ya tenemos nuestra energía en equilibrio hacemos alquimia con nuestra energía sexual y el amor del corazón, generando un vapor de energía con una vibración muy elevada que hace que todo mi cuerpo se alimente y transforme energéticamente. Las células de nuestro cuerpo desprenden luz bajo la forma de biofotón. Es decir emanamos energía a una frecuencia determinada y en función de la vibración que emitamos experimentaremos nuestra realidad de una forma más elevada o más densa.

Somos creadores de realidad en este mundo, por tanto es vital que nuestra creación sea beneficiosa para todos los seres y para la Madre Tierra. Es muy importante que introduzcamos prácticas y pautas de vida que nos permitan elevar nuestro nivel de vibración. Las técnicas Taoístas han asistido a millones de personas a lo largo de la historia a conseguirlo.

La Naturaleza nos ayuda a subir nuestro nivel de vibración.

Somos parte de la Naturaleza, con sencillas acciones como pasear por playas, bosques, ríos, abrazarnos a los árboles o respirar aire puro nos ayuda a elevar nuestra vibración.

Si además podemos combinar prácticas Taoístas en plena conexión con la Naturaleza estaríamos acelerando el proceso de subir nuestro nivel de vibración.

Considero importante que entendamos que tenemos cierto grado de responsabilidad sobre la vibración que emitimos al Universo y que siempre tenemos la capacidad de decidir lo que queremos crear.

 

Javier Manrique de Lara

Instructor de tao certificado pr Mantak Chia.

Coordinador de la escuela Tao Center

taocenter.es