Fertilidad Natural y Emocional

//Fertilidad Natural y Emocional

Fertilidad Natural y Emocional

El uso de técnicas de reproducción asistida ha pasado de ser una rareza a algo muy habitual en España. El 10% de los niños nacidos en España son ya fruto de la reproducción asistida, convirtiendo a nuestro país en el tercer país del mundo donde más se recurre a técnicas de este tipo, sólo por detrás de Japón y EEUU.

Entrevistamos a Virginia Ruipérez y Ángeles Urrea para hablar de la fertilidad desde un enfoque distinto. Virginia es autora del libro “Fertilidad Natural” (Ed. “La Casita de Paz”) y es la creadora del Método Naturista de Fertilidad Natural (www.fertilidadnatural.org) , una propuesta de estilo de vida saludable que favorece y optimiza la fertilidad y la salud reproductiva de ambos progenitores, desde la perspectiva de la Medicina Naturista, con un éxito de un 73%. Virginia cuenta con un equipo multidisciplinar para conseguir mejores resultados, poniendo especial énfasis en el apoyo psicológico. Es por ello que en su equipo cuenta con Mª Ángeles Urrea Licenciada en Psicología, y Sonia Navajo desde hace ya varios años (www.fertilidademocional.com)

 

Espacio Humano (EH) ¿Cómo es el enfoque de la fertilidad desde el punto de vista naturista?

Virginia Ruipérez (VR) El Método Naturista de Fertilidad contempla la fertilidad desde el seno de la biología, es decir se basa en conocer cómo funciona la fertilidad humana y que factores la condicionan, para así, poder optimizarla. Estudia los parámetros de salud reproductiva de la persona, analíticas hormonales, ecografías, los tratamientos de reproducción asistida realizados, y también el estilo de vida, alimentación, grado de estrés, exposición a tóxicos o su exposición a la luz natural.

Y una vez que sabe qué factores pueden estar condicionando la fertilidad de la persona, elabora un plan totalmente personalizado a la situación personal que va a mejorar su fertilidad, con recursos como la alimentación fértil, el equilibrio mental y emocional positivos y la salud medioambiental.

Así contempla la salud reproductiva de la persona, viendo que factores la están condicionando y elabora recomendaciones de estilo de vida que van a favorecer su fertilidad.

EH– ¿Qué papel tiene la dieta?

V.R. La dieta, conocer qué alimentos aportan determinados nutrientes que favorecen tanto el equilibrio hormonal, como la calidad del óvulo, del esperma o del útero, es esencial. De hecho, es la piedra angular del Método.

EH– ¿Es más importante lo que se come (comida sana) o lo que se deja de comer (procesados, etc)?

VR. Es más importante lo que se come, ya que hay alimentos “estrella” para la fertilidad que van a aportar nutrientes que activan la fisiología de la fertilidad.

EH– ¿Nos pones un ejemplo de menú fértil para un día?

VR.

  • Desayuno una tostada de pan de espelta con aguacate, junto con un té con leche de arroz.
  • Media mañana: fruta de temporada.
  • Comida: un risoto de arroz integral con verduras y una ensalada.
  • Merienda: Fruta de temporada o un yogur con cereales.
  • Cena: Una crema de calabaza y una tosta de humus con jamón ibérico.

EH– ¿Cómo se compatibiliza el método de Fertilidad Shantivir y el acompañamiento de Fertilidad Emocional con los tratamientos de las clínicas reproductivas y la medicación que conllevan?

VR. Es totalmente compatible, y es más el Método Naturista de Fertilidad favorece la probabilidad de éxito de los tratamientos de reproducción asistida, ya que el Método mejora la salud reproductiva de la persona y esto aumenta la efectividad del tratamiento médico.

De hecho colaboro con una clínica referente en Reproducción asistida y constatamos como el Método ayuda a que el tratamiento sea más exitoso.

Ángeles Urrea (AU). Fundamentalmente ese acompañamiento viene motivado por la soledad que la mayor parte de las mujeres y parejas en tratamiento sienten. A veces esto es así porque no lo han compartido con nadie, y otras veces es porque aun habiéndolo contado, no encuentran apoyo y empatía en los demás.

Sin embargo, cuando hablamos de acompañamiento psicológico en tratamientos de reproducción asistida, me gusta plantearlo como un tema de prevención. Una de las características principales de este proceso son los altibajos emocionales y el nivel de estrés que suponen los tratamientos en sí mismos.

Por lo tanto, si ya partimos de que es una situación estresante, y le añadimos los negativos que se van sumando a lo largo del proceso, nos encontramos con que la mayor parte de las parejas pueden llegar al embarazo con un nivel de ansiedad muy elevado. Lo normal es que el embarazo no llegue en el primer intento, por lo que puede vivirse con mucho temor a perderlo y tener que volver a empezar.

Si además ha habido abortos previos todo esto suele multiplicarse, por lo que otro de los puntos importantes a trabajar serían esas pérdidas previas, de modo que afecten lo menos posible al embarazo actual.

Si todo este trabajo no se ha hecho, puede llegar el momento de tener el bebé en brazos y aflorar todos los miedos anteriores en un momento, el puerperio, en el que hormonalmente aún no se está estable, multiplicando esa inestabilidad que puede afectar al vínculo con el bebé.

Otras cuestiones importantes que justifican el acompañamiento psicológico estarían más relacionadas con el contexto médico en sí mismo: sentir mucha ansiedad ante lasconsultas médicas, los tiempos de espera de los resultados (la beta, o si finalmente habrá transferencia o no…), incluso el temor a los pinchazos.

EH–  Una investigación ha demostrado que las mujeres sometidas a tratamientos por infertilidad tienen un nivel de estrés similar, y con frecuencia más alto, que el de las mujeres que se enfrentan a enfermedades mortales como el cáncer o enfermedades del corazón. ¿Qué herramientas se pueden utilizar para tener más bienestar durante los tratamientos?

AU. Así es, son varios los estudios que indican que la reacción emocional de las parejas en procesos de infertilidad se iguala a la que presentan pacientes oncológicos y de otras patologías crónicas. También hay estudios que concluyen que el aumento en los niveles de ansiedad y depresión son comunes en las mujeres que reciben tratamiento de reproducción asistida, alcanzando los valores más altos de depresión entre el segundo y el tercer año de infertilidad.

Herramientas se pueden utilizar muchas. Próximamente, voy a publicar un libro en el que hablo de todas estas cosas sencillas que se pueden hacer. Es un libro muy muy práctico porque eso es lo que me demandan las parejas cuando vienen a consulta. Cada persona es diferente, y por lo tanto, los recursos a utilizar también lo son, se trata de encontrar aquello que va bien a cada persona. Una recomendación genérica podría ser no caer en el victimismo, ya que eso nos deja sin armas para afrontar lo que está sucediendo. Yo suelo utilizar la expresión “Información – Elección – Acción” para referirme a esto: informaros de lo que pasa, escuchad todas las alternativas posibles; luego valorarlas y tomar una decisión con la que los dos estéis cómodos; por último, poneos manos a la obra con la alternativa seleccionada. Se trata de ser proactivos, de ocuparse, no de esconderse.

En mi trabajo con parejas con dificultades en fertilidad veo habitualmente cómo, aunque al comienzo es muy duro, las relaciones de pareja salen fortalecidas de esta experiencia que les ha tocado vivir. Es verdad que otras parejas no logran llegar a un entendimiento y se rompen, pero si se vive esta crisis como una oportunidad de autoconocimiento y superación, es asombroso lo enriquecedor que puede ser.

Otra recomendación importante es intentar mantener los niveles de estrés y ansiedad bajo control. No sólo por lo relativo a la fertilidad, sino porque son bien conocidos sus efectos negativos para todo el organismo. Incluir en el día a día ejercicios de relajación o mindfulness es necesario. En nuestra sociedad parece que todo deben ser obligaciones, no dejamos tiempo a nuestro bienestar.

VR. El acompañamiento y apoyo profesional por parte de un experto en psicología de la fertilidad como son Ángeles Urrea y Sonia Navajo de Fertilidad Emocional.

  • El acompañamiento emocional de familia y amigos.
  • Técnicas de relajación como el yoga o la meditación, las actividades lúdicas y planificar unas buenas vacaciones.
  • Desde la alimentación, recomendaciones que favorecen el bienestar emocional son no saltarse ninguna comida, para mantener la glucosa estable, tomar cereales o patatas que son fuentes de glucosa, ya que el no mantener la glucosa estable favorece la adrenalina y el estrés.
  • Y tomar fuentes de vitamina B y magnesio favorecedores de estados positivos, cuyas fuentes son cereales, legumbres y frutos oleaginosos.

EH– La infertilidad influye también a las relaciones de pareja ¿cómo hacer para qué no separe a la pareja?

AU. Claro que la infertilidad influye en la relación de pareja. Yo creo que fundamentalmente se deterioran dos áreas: la comunicación y las relaciones sexuales. Respecto a la comunicación, las conversaciones suelen girar en torno a lo mismo: otro mes que no lo conseguimos; nuestros amigos lo consiguen y nosotros no; qué hemos hecho mal… Y respecto a las relaciones sexuales en muchas ocasiones se convierten en programadas, cuando toca, cuando saben que la mujer está ovulando, perdiendo la magia que la relación sexual tiene en sí misma.

Estamos hablando entonces en ambos casos de monotonía: la misma conversación y las relaciones sexuales de la misma manera. Por eso creo que lo más importante es recuperar el placer por el otro, tanto en la conversación del día a día como en los encuentros íntimos.

Es normal que un proyecto vital tan importante como este ocupe parte de las conversaciones de la pareja, pero no puede convertirse en “monotema”. Por otro lado, hay que provocar encuentros sexuales como cuando eran novios, con esa magia y esa chispa de espontaneidad que la pareja tenía y que se ha ido perdiendo con el tiempo y las preocupaciones.

En cualquier caso, creo el error más frecuente que se comente es centrarse en ampliar la familia sin tener en cuenta que ya son familia. La familia es la pareja que forman. Ahora, entre los dos, han decidido ampliar esa familia, pero hay que recordar que es un proyecto de dos, porque si no, estaríamos hablando de otro modelo familiar perfectamente válido, pero diferente.

Independientemente de que al final se tengan hijos o no, hay que visualizar a la parejacomo la familia que, desde ya, los dos forman.

EH– Hablamos del sexo fértil ¿hasta qué punto influye?

V.R. Es importantísimo saber que el sexo fértil, es el espontáneo, ya que este favorece la descarga hormonal necesaria para poner en marcha la fertilidad, y dejar que pierda relevancia el sexo programado los días de la ovulación, que favorece el estrés y la tensión.

EH– Ante la presión social y la incomprensión muchas veces esta situación se lleva en secreto ¿qué beneficio tiene acudir a grupos de terapia?

AU. Efectivamente suele llevarse en secreto la mayor parte de las veces. Y no vamos a negar que tanto la presión social como la incomprensión por parte de la sociedad, aunque cada vez menos, aún está ahí. Eso no significa que sea malintencionada, pero el daño es el mismo.

He colaborado durante años, y sigo haciéndolo, con Virginia en Fertilidad Natural organizando y dirigiendo grupos de apoyo para mujeres y parejas con problemas de fertilidad. En esos encuentros he escuchado a muchos de los participantes exponer cómo viven esto que les está sucediendo: año tras año la misma pregunta por parte de los mismos familiares; continuamente, o después de cada tratamiento fallido, la mamá o la suegra mirando con la misma cara de pena, sin atreverse a verbalizar nada, pero dejando entrever su disgusto porque esta vez tampoco lo hemos conseguido; las excusas que se tienen que poner en el trabajo para faltar y poder realizar las visitas a la clínica que el tratamiento exige; las veces que se ha tenido que contar algo tan íntimo al jefe para poder justificar las faltas de asistencia al trabajo. Todo esto, cuando se verbaliza en los grupos, los asistentes se dan cuenta de que son cosas que les pasa a todos ellos en mayor o menor medida. La sensación es que no se sienten tan diferentes, tan señalados, tan “raros”. Además, escuchar a otros hombres contando las mismas cosas que cuenta tu marido, o al revés, escuchar a otras mujeres verbalizando las quejas que habitualmente oyes a tu mujer es muy sanador… de nuevo la pareja cae en la cuenta que no es algo exclusivo suyo, que no es que ellos lo estén llevando peor que el resto.

Actualmente, mi compañera Sonia Navajo y yo hemos creado Fertilidad Emocional con la intención de dar entidad propia a los grupos que venía haciendo en Fertilidad Natural, pues sabemos de su importancia. Muchas personas prefieren las sesiones individuales porque les permite seguir “en el anonimato”, o simplemente porque lo que quieren trabajar es tan particular que no puede ser respondido desde el grupo. Sin embargo, esta parte relativa a sentirse incluidos, pertenecientes a un grupo determinado pasando por lo mismo, sólo se logra a través del grupo. Además, el grupo tiene un poder que no ofrece el acompañamiento individual: muchas veces el grupo se convierte en el motor del cambio no somos capaces de dar solos. Es como una fuerza diferente que nos focaliza en un objetivo concreto. Yo creo que ambas cosas son complementarias. Tanto las sesiones individuales como los grupos ayudan, se trata de encontrar aquello con lo que cada persona se siente más cómoda.

EH– Ante un familiar o amigo cercano qué esté pasando por esta situación ¿cómo debemos comportarnos? ¿cómo podemos ayudar?

VR Escuchar y acompañar su angustia y dolor, y ayudarle a encontrar recursos efectivos que pueden ayudarle a lograr su deseo de maternidad y paternidad.

AU. Yo diría que hay una premisa muy clara aquí: prudencia y paciencia. Creo que el papel de los familiares y amigos es tremendamente difícil porque la misma persona que lo está sufriendo tiene estados de ánimo fluctuantes. Por eso la prudencia, evitar preguntas comprometidas a la pareja, dejar que sean ellos los que inicien la conversación, o como mucho reflejar las emociones para que ellos comiencen a hablar. Y paciencia, tener en cuenta que unos días querrán compartir cómo está yendo todo, y otros preferirán estar más callados, más hacia adentro. Puede incluso que algún día respondan más airadamente… no tenerlo en cuenta, el proceso por el que están pasando hace que se sientan muy inestables emocionalmente y no puedan ocuparse de ser amables y comunicativos con los demás.

Sin embargo, creo que aquí hay un mensaje importante para la pareja implicada: son ellos quienes deben trasladar al entorno cercano si quieren que se les pregunte o no. Yo recomiendo que sean parte activa de lo que les pasa y si necesitan hablar, que sean ellos los que cojan el teléfono y comiencen a hacerlo. Por el contrario, si lo que necesitan es dejarlo en el terreno más íntimo, también pueden hacerles saber eso a las personas que les quieren. De ese modo, la pareja obtiene la ayuda de los familiares y amigos tal y como la necesita, y el entorno cercano, las personas que les quieren y se preocupan por ellos, saben cómo actuar.

EHLos disruptores hormonales como el Bisfenol A que afectan a la fertilidad están en todas partes ¿cómo evitarlos? ¿hay alternativas?

Es sencillo, intentando elegir todos los utensilios de cocina y envases que sea posible en cristal, especialmente cuando el alimento tiene grasa, ya que la grasa sustrae las sustancias disruptoras hormonales del plástico.

 

Puedes contactar con Virginia Ruiperez en  www.fertilidadnatural.org y con Ángeles Urrea en www.fertilidademocional.com

 

2018-04-07T15:54:26+00:0028/12/2017|Categorías: Estilo de Vida|Etiquetas: , , , |