Yoga y Salud: prevención de las enfermedades estacionales

¿Quieres más?

¿Te gustaría estar siempre al día con las últimas tendencias, consejos y secretos?  Suscríbete a nuestro boletín mensual y sé parte de una comunidad exclusiva.

 

Liberarse del yugo del dolor se denomina Yoga
(BG 6.23).

El Ayurveda, sería el contacto con alcoholes, vientos y objetos aceitosos, fríos y calientes, en el momento inadecuado.

Otro ejemplo sería el de deleitarse reiteradamente del mismo tipo de sabor haciendo un uso excesivo del gusto, mientras que omitir un sabor sería un uso inapropiado.

Igualmente, el uso en exceso o la falta de uso del habla, la mente y el cuerpo provocan la aparición de la enfermedad. Esto incluye controlar o forzar los diversos impulsos naturales del hombre y la mujer. Finalmente, el uso inapropiado de la mente pasa por sentir miedo, culpa, tristeza, orgullo, ira, envidia y mala intención. Estos ‘dolores mentales’ tienen consecuencias somáticas que se manifiestan inmediatamente o cierto tiempo después. Por supuesto sufrir una yoga tienen en común y los diferencia, se resume en el comentario
de Vyasa a los Yoga Sutras de Patañjali: ES CORRECTO

Tal y como la ciencia médica posee cuatro secciones: enfermedad, causa de la enfermedad, curación y terapéutica, la ciencia del yoga se divide también en cuatro partes: sufrimiento, causa del sufrimiento (ignorancia), curación (liberación) y medios (el yoga óctuplo o ashtanga).” Es aquí donde el yoga describe su valor: se persigue la agitación mental y la inseguridad espiritual y se sustituyen por una visión desprendida y serena.

Será fundamental que en la práctica de yoga, la concentración del estudiante se lleve a los puntos vitales para prevenir en primer lugar la pérdida de energía y llegar a incrementarla. Al igual que lo hacemos con la alimentación, el cambio estacional debe reflejarse en la secuencia de posturas que realicemos pues lo que es apropiado para el tiempo cálido no lo es para el frío.

Durante los meses de otoño, encima de la esterilla practicaremos flexiones de columna, posturas supinas, inversiones y extensiones de columna. Posturas que calmen el organismo. Con la llegada del invierno sin embargo, son recomendadas las posturas de pie, las torsiones, las inversiones y los saltos que estimulen eficazmente la circulación, generen calor y reduzcan la rigidez.

Durante la estación postinvernal trabajaremos posturas que regulen la digestión, alivien la congestión y estimulen el sistema inmunológico. Entre ellas, las posturas de pie, las flexiones de columna, las torsiones, las inversiones y las extensiones de columna.

En circunstancias normales, las posturas pueden realizarse de manera libre. No obstante, con objeto de mejorar la salud, es recomendable usar diversos tipos de apoyos que facilitan la alineación de los tres volúmenes: pelvis, caja torácica y cabeza. Se emplean como accesorios la pared, las sillas, los taburetes, las mesas, las mantas, los almohadones cilíndricos o bolsters, los cinturones y los ladrillos o bloques.

La práctica de yoga debería ser un momento de feliz y sincera soledad. La mejora progresiva del estado de salud se acompaña del aumento de tu propia sensibilidad, permitiendo el rechazo de lo que es perjudicial para tu propio ser.

 

Namaste. Con amor y agradecimiento,

María Marco
Instructora de Yoga

www.mariamarco.com

Haz tu buena obra del día ¡Compártelo!

2,9 minutos de lecturaActualizado: 20/08/2017Publicado: 09/12/2016Categorías: Salud NaturalEtiquetas: , , , , , , , , , , , , , , ,

Comenta este artículo