La osteoporosis es una enfermedad silenciosa, la masa ósea se va perdiendo lentamente sin dar señales. Sólo causa dolor cuando aparece una fractura.

En España hay 2.5 millones de mujeres que padecen osteoporosis y unos 500.000 hombres, el 35% de las mujeres mayores de 50 años la padece, a partir de los 70 el porcentaje alcanza el 52% y una de cada cinco mujeres mayores de 50 años tiene fracturas de vértebras debido a esta enfermedad.

¿QUÉ ES LA OSTEOPOROSIS?

Es una enfermedad de los huesos que se caracteriza por la pérdida de tejido óseo, lo que produce cavidades en el interior de los huesos haciendo que se vuelvan frágiles y quebradizos. Por ello aumenta el riesgo de fractura ante cualquier caída o golpe, aunque también un esfuerzo o una actividad cotidiana como caminar pueden ser motivo de lesión.

Por lo general evoluciona sin síntomas y no se producen dolores hasta que sucede alguna fractura, normalmente se dan en la columna vertebral y en las caderas, también en las muñecas.

CAUSAS DE LA OSTEOPOROSIS

El factor más importante es la edad, a partir de los 30 años el cuerpo comienza a perder masa ósea muy lentamente.

En las mujeres, con la menopausia disminuye notablemente la producción de estrógenos que activan la capacidad del hueso para absorber el calcio, la pérdida de masa ósea comienza más pronto y avanza seis veces más rápido que en los hombres, hasta la edad de 65 a 70 años aproximadamente, cuando ambos pierden hueso a la misma velocidad.

Otras causas:

  • El sedentarismo, el estrés y una mala alimentación
  • Dieta pobre en calcio
  • Antecedentes familiares con esta enfermedad
  • Las personas de raza caucásica y asiática son más propensas
  • Algunos medicamentos como los esteroides y corticoides
  • Poca masa corporal
  • Exceso de alcohol, café y el tabaco

CONSEJOS FRENTE A LA OSTEOPOROSIS

Es importante el aporte diario de un gramo y medio de calcio y una abundante ingesta de alimentos frescos y naturales, numerosos vegetales contienen sustancias que pueden ser transformadas en estrógenos o en progesterona por nuestro organismo. Entre las numerosas plantas que los contienen, la soja destaca por tener un porcentaje superior al resto.

Las mujeres chinas tienen un índice de osteoporosis bajísimo, gracias al consumo de soja y a la práctica del Chi Kung.

Dentro de los alimentos que tienen más contenido en calcio encontramos las semillas de sésamo (gomasio, tahini) y los frutos secos en especial las nueces.

Además de la ingesta adecuada de calcio, es imprescindible el aporte suficiente de vitamina D (10mcg o 400UI), para poder asimilar el calcio y el fósforo que forman huesos y dientes. Esta vitamina la produce nuestro propio cuerpo gracias a la acción de la luz solar sobre la piel, aquí encontramos un bello ejemplo del aforismo “como es arriba, es abajo y como es afuera es adentro”, así el Sol, exponente del máximo Yang refuerza y hace posible que el máximo Yin en nuestro cuerpo, los huesos gocen de buena salud.

Por eso es aconsejable hacer ejercicio al aire libre, y en relación con las prácticas de Chi Kung, encontramos toda una serie de ejercicios de Torsiones que refuerzan la envoltura de los huesos, el periostio que es la parte orgánica del hueso y donde se generan las nuevas células de hueso.

Los ejercicios de Chi Kung para la osteoporosis actúan de diferentes formas sobre los huesos:

1) Por una parte se realizan los movimientos en espiral desde las extremidades, lo que genera una fuerza de estiramiento y compresión sobre las envolturas del hueso, que favorece la formación de nuevas células de hueso y con ello su regeneración.

2) Durante los ejercicios dirigimos la respiración a la zona que estamos trabajando, esto hace que se acumule el CHI y la sangre en esa zona y con ello también reforzamos y aportamos nutrientes a todas las estructuras que rodean el hueso, como el periostio, los tendones y ligamentos próximos a las articulaciones.

3) Una causa importante en las fracturas debidas a la osteoporosis son las caídas, sobre todo en personas mayores. El Chi Kung trabaja mucho sobre la conciencia en el movimiento y en aprender a colocar bien la postura, con lo que vamos a evitar en gran medida este tipo de lesiones.

4) La estructura corporal se ve afectada desde el momento en que la columna se desvía del eje vertical, lo que produce aplastamientos de las vértebras y un desgaste excesivo de las superficies articulares. Las principales fracturas de huesos debidas a la osteoporosis se dan en las vértebras, especialmente en la zona lumbar que es la que más peso soporta, seguidas de las caderas. Alinear la estructura para que las cargas se repartan bien y los huesos puedan distribuir correctamente estas cargas es fundamental para evitar estas lesiones.

Con el Chi Kung aprendemos a alinear bien la columna y cuando hacemos los ejercicios cuidamos mucho la manera en que repartimos los pesos para que todo el cuerpo trabaje equilibradamente.

5) La relajación es un aspecto muy importante para la salud de nuestros huesos, se ha comprobado que el estrés perjudica el metabolismo del hueso, impidiendo la fijación del calcio, lo que va debilitando los huesos con el tiempo.

Aprender a estar relajados es algo que el Chi Kung nos enseña constantemente, acompañando los movimientos suaves y lentos con la respiración.

Recientes estudios han comprobado que la práctica habitual del Chi Kung produce un aumento de los niveles de estrógenos en las mujeres, incluso después de la menopausia.

Uno de estos estudios habla de los efectos del Chi Kung durante 3 meses sobre 44 mujeres que habían pasado la menopausia, encontrándose diferencias significativas al medir su densidad de masa ósea, demostrando la efectividad de este sistema.

 

Janú Ruíz

Instructor de Qi Gong

chikungtaojanu.com