La vida espiritual no es mera palabrería. No es mera sensación. Es una vida real en el Atman (Ser Inmortal). Se trata de una experiencia trascendental de felicidad pura.
¡Que todos vosotros os volváis inmortales y bebáis todo el néctar divino de la alegría perenne y la bendición eterna!

NUESTRA DIVINIDAD

Tú eres divino. Vive acordemente a ello. Percibe y comprende tu naturaleza divina. No te quejes cuando tengas dificultades, problemas, tribulaciones y enfermedades. Cada dificultad es una oportunidad para que desarrolles tu voluntad y poder de resistencia y crezcas más fuerte. Conquista las dificultades una a una. Éste es el comienzo de una nueva vida, una vida de expansión, de gloria y de esplendor divino.

Aspira y atrae.
Crece.
Expándete.
Desarrolla todas las cualidades positivas, es decir la fortaleza, la paciencia y el valor que están latentes en ti. Recorre el sendero espiritual y percibe que: «Yo soy el Ser Inmortal».

LA MUERTE, UNA TRANSICIÓN

La muerte no es el fin de la vida, sino un aspecto de ésta. Es un incidente natural en el curso de la vida. Es necesaria para tu evolución.
La muerte es la separación del alma de su cuerpo físico. A la entrada del alma en un cuerpo se llama nacimiento. A la marcha del alma del cuerpo se llama muerte. El cuerpo muere cuando el alma se ausenta.
La muerte es una puerta que se abre entre un aspecto de la vida y otro. Es el cese de la actividad corporal o física, de las funciones físicas y orgánicas y de la conciencia física. La muerte es la transición de un estado del Ser a otro. Un cambio de la forma de la conciencia a otro plano astral o mental.
Entiende profundamente la muerte y dejarás de temerla, dejarás de llorar por la pérdida de parientes cercanos y queridos. Los nacimientos y las muertes son las dos escenas ilusorias en el drama maravilloso de este mundo. Son todos la magia de Maya, la ilusión. En realidad, nadie viene y se va, porque existe el Ser Eterno, nuestra Alma Inmortal.

EL DOLOR COMO CRECIMIENTO

Sé siempre optimista.
Enfrenta todas las dificultades,
tribulaciones y angustias de la vida
con una sonrisa.

Repite siempre la fórmula «esto también pasará» y a continuación estarás siempre más allá de la pena y el dolor.
El dolor es una bendición disfrazada.
El dolor abre los ojos.
Es dolor es tu maestro silencioso.
El dolor dirigirá tu mente hacia la divinidad.
Muchos viejos karmas, las situaciones creadas por las acciones propias del pasado, tienen que ser purgados rápidamente por el aspirante sediento antes de alcanzar la liberación. Conviértete en un guerrero espiritual y elimina los pensamientos y las formas sutiles de deseos secretos para el disfrute.
Un futuro brillante y glorioso te espera.

LA CONQUISTA DE LA MENTE

Conquista las dificultades una a una.
Permanece firme en el inmortal Ser interior.
Desarrolla un estado mental magnánimo, sereno, tranquilo y equilibrado.
Para ello, sana tu cuerpo y mente a través de:

Una alimentación sana y natural. Una alimentación pura. Observa moderación en la dieta. No sobrecargues el estómago. Renuncia a aquellas cosas que más le gusten a la mente durante un par de semanas al año. Come una comida sencilla. La leche y las frutas ayudan a la concentración. Toma el alimento como medicina, para mantener la vida.

Asanas: también mediante el ejercicio físico adecuado, como los asanas o posturas de Yoga.

Controla tu respiración y prana (energía vital) a través de diferentes técnicas de pranayama, ejercicios de respiración.

Medita cada día y obtendrás una mente en Paz y equilibrio.
Medita en tu Ser Inmortal y alcanzarás la verdadera felicidad.

LA VIDA

Vivir es luchar por el ideal y la meta.
La vida es conquista.
La vida es un conjunto de despertares.
Conquista tu mente y tus sentidos.
Éstos son tus verdaderos enemigos.
Vive bajo permanentes votos éticos. Conquista tu naturaleza interna y externa. Lucha contra las fuerzas oscuras y antagónicas del mal, a través de la repetición de un mantra y la meditación.
La verdadera meta de la vida es regresar al origen del que procedemos. Así como los ríos fluyen sin descanso hasta unirse en el océano, fuente última de la que se abastecen, así nosotros deberemos esforzarnos, sin descanso, hasta que alcancemos Su Gracia y nos volvamos uno con Él.

El único propósito de la vida es el logro de la realización del Ser o logro de la absoluta libertad.

SÉ FIRME

Si eres firme en tus resoluciones para llegar a la meta más alta del yoga, si tienes firme determinación de alcanzar el objetivo de la vida espiritual, te levantarás de nuevo y continuarás la marcha incluso cuando tengas una caída temporal.

VIVE EN TU SER INTERNO

Siente lo divino dentro de ti. Ábrete completamente a la influencia divina. Desarrolla un deseo ardiente para el logro de la conciencia y desapégate de los logros mundanos.
La divinidad está en ti, es el morador de tu corazón. De cada criatura. Está en el aliento, en la voz en los ojos. Es la vida de tu vida el alma de tu alma.
Dentro de ti está la divinidad escondida, dentro de ti está el Alma Inmortal. Dentro de ti está el inagotable tesoro espiritual. Dentro de ti está la fuente de alegría y felicidad. El océano de la felicidad. Busca en tu interior, la felicidad que en vano has buscado en los objetos sensuales y perecederos, descansa en paz en tu propia alma y bebe el néctar de la inmortalidad.

DIRIGE TU VIDA

«Según lo que pienses, en eso te convertirás».
Ésta es una ley psicológica inmutable. Tus pensamientos hacen tu vida. Tú puedes escoger tus pensamientos, puedes elegir tu modo de pensar, puedes llevar la vida que elijas. Si tus pensamientos son negativos, llevarás una vida triste e infeliz. Si tus pensamientos son positivos, tu vida se llenará de felicidad.
Cuando tus pensamientos sean sublimes, experimentarás la divinidad del Ser.

DIEZ IDEAS PARA VIVIR EN EL SER

1- Levántate temprano para comenzar el día con meditación.
2- Practica asanas (posturas de Yoga) Pranayama (ejercicios de control de la respiración) para mantener tu cuerpo y mente sanos y con energía.
3- Repite un mantra, te mantendrá centrado y elevará tus pensamientos.
4- Toma alimentos puros y come una comida sencilla. Toma el alimento como medicina, para mantener la vida.
5- Dispón de un espacio para la meditación.
6- Mantén hacia el mundo, y hacia ti mismo una buena conducta ética y moral.
7- Reserva un tiempo en tu día para la práctica de Mouna, Silencio.
8- Antes de irte a la cama, practica Autoanálisis. No pienses mucho en los errores pasados.
9- Recuerda que la muerte te espera a cada momento. Nunca dejes de cumplir tus deberes.
10- Piensa en la divinidad de tu Ser Interno tan pronto como te despiertes y justo antes de dormir. Ríndete completamente a la Divinidad.

 

Swami Sivananda

Colaboración del Centro Internacional de Yoga Sivananda Vedanta de Madrid

www.sivananda.org/madrid
https://www.facebook.com/yoga.sivananda.madrid
https://twitter.com/yoga_sivananda