¿QUÉ ES EL SER? VISIÓN TRANSPERSONAL CUÁNTICA

Más allá de las formas de vida sujetas a ciclos de nacimiento y muerte, existe la Vida sostenida en la eternidad del no tiempo.

El Ser es un concepto infinito al que es imposible atribuir una imagen mental. Describirlo a través de la palabra supone contenerlo, comprimirlo o reducirlo a algo limitado y finito como puede ser el uso de cualquier etiqueta. Partiendo de esta premisa, al referirnos al Ser lo hacemos a la conciencia omnipresente que todo lo abarca, que todo lo es, el contenido y el continente, la esencia trascendental que imprime cada forma expresada y que es inconcebible para la mente, pero certera para el alma a través del silencio fértil y la escucha interior.

El Ser, es todo lo que Es.

Si bien la certeza de su existencia -que es nuestra propia existencia- ha sido, es y será una única realidad universal, la alusión a esa presencia esencial ha ido mutando desde tiempos inmemoriales adecuándose y adaptándose a los diferentes momentos evolutivos del planeta.

Las religiones la han intentado encapsular, decorar y condimentar al gusto con diferentes matices subjetivos e interpretaciones -muchas de las cuales han llevado a la barbarie en su nombre-. Aunque los sistemas de creencias pueden haber supuesto puertas de entrada, vías de aproximación hacia la espiritualidad, este nuevo ciclo clama desnudarse de dogmas. Respetemos no obstante las verdades temporales subjetivas que acompañan a cada quién en su propio momento de desarrollo, honrando su utilidad en cada paso. Confiando en que la voz del alma es la propia certeza revelada que se va escuchando en el momento preciso histórico evolutivo de cada persona.

mirar sin observar - ¿Qué es el ser?

Desde esta expresión de Vida holográfica necesitamos las palabras como vía de comunicación consensuada para darle forma a lo que no tiene forma ni cabe en la comprensión humana desde la razón. Más allá de la palabra que utilicemos para definir a la conciencia esencial, ésta Es, independientemente de cualquier interpretación personal.

Vivimos desdoblados tal como dice la Física Cuántica.

Experimentamos la vida humana como partícula condensada – masa o corpúsculo-, en una línea de tiempo cronológica, sin ser muy conscientes que también tenemos una expresión ondulatoria capaz de viajar en el tiempo y en el espacio. Ambos vehículos, el traje de carne y el sutil energético, están al servicio de la conciencia que Somos, ahora.

No hay nada fuera ni dentro, arriba o abajo, sino en todas partes a la vez y simultáneamente, aunque pasado, presente y futuro vibren a diferentes velocidades para ofrecernos la percepción lineal y también exista un tiempo imperceptible paralelo. Todo está vinculado, entrelazado, una gran red como producto resultante de toda expresión de uno mismo.

Somos creadores, pintores del lienzo del Universo, artífices de cada pincelada. Extensiones del Todo, terminales de conciencia viviendo puntuales experiencias con un propósito determinado que aporta al conjunto.

El Ser es tanto el observador que observa como lo observado, multiexperimentándose en un sostenido presente continuo simultáneo.

La sensación de separación provoca desconcierto, desasosiego y soledad al no encontrar el sentido de la existencia.

Es tiempo de despertar, de salir del letargo, de despejar el aturdimiento de la inconsciencia, dar con las distorsiones que bloquean la conexión, reconocer la percepción limitada, entrar en coherencia, reactivar el sentimiento y abrazar lo que resuena en nuestro corazón como esencial; recordar el hogar, abrir memorias de afectación traumática para liberarse y resolver allí donde se creó el conflicto en nuestros bagajes existenciales, comprender que la muerte es solo una ilusión y volver a Ser todo lo que ya Somos en la realidad transpersonal.

 

Mayla J. Escalera

Terapeuta Transpersonal especializada en expansión de conciencia y exploración del Inconsciente

sendadeluz.com