El mundo ha cambiado mucho a través de los años. Sin embargo, hay cosas que nunca cambian. De hecho, ya por el siglo XVII, un filósofo inglés llamado Thomas Hobbes afirmaba que: “el hombre era antisocial, egoísta, y malo por naturaleza”. Además, consideraba que vivíamos en un estado de permanente violencia, algo así como una: “guerra de todos contra todos”.

A día de hoy, y tras numerosos estudios en prestigiosas universidades, ya sabemos por qué somos egoístas gracias a la revista especializada en ciencia y naturaleza, QUO. En primer lugar, existen diferentes razones biológicas: “nuestros instintos están determinados por los genes, que tienden a reproducirse para sobrevivir”. En este sentido, esto no significa que no podamos controlar nuestra naturaleza, si así lo deseamos.

En segundo lugar, la gran importancia de una correcta formación: “una educación poco acertada en la infancia da lugar a adultos con grandes dosis de egoísmo”. Por otro lado, los psicólogos afirman que las personas con una mentalidad más infantil, suelen desarrollar también sentimientos de inferioridad, así como de debilidad, lo que en definitiva, les hará ser más egoístas.

Ahora que sabemos las distintas razones que nos llevan a ser egoístas, no estaría de más dejar de serlo, y empezar a escuchar la repetida llamada que nos está haciendo nuestro planeta tierra. Por esta razón, desde Espacio Humano, recomendamos algunas medidas muy fáciles y ecológicas para tomar a lo largo de este año 2017.

¿Qué podemos hacer?

Cabe destacar que a través de la Red podemos contactar con distintos organismos oficiales encargados de ofrecernos información gratuita sobre el cambio climático como puede ser la Oficina Española de Cambio Climático, Greenpeace España en su sección ‘Frenemos el cambio Climático’, o a un nivel más global, la Agencia Europea de Medio Ambiente. Estas agencias están muy preparadas, y tienen el deber de darte toda la información que necesites. Por otra parte, si se diera el supuesto de que eres un especialista en materias ecológicas, te animamos a crear una página web propia, y así ayudar a levantar la dormida conciencia colectiva.

Por ejemplo, el primer paso y sin movernos de casa es reciclar la basura. Recuerda que al contenedor amarillo se deben llevar los envases de plástico, las latas y los bricks. Seguidamente, al contenedor azul, el papel y el cartón. Por último, al contenedor verde, pertenece al cristal ya sean botellas, botellines, frascos, etc. La basura que no se pueda separar irá el contenedor común.

Igualmente, ser conscientes de la electricidad que gastamos en nuestro hogar. Una casa bien aislada ayuda a reducir hasta un 20% el gasto energético. Utilizar bombillas de bajo consumo, no dejar los aparatos electrónicos en Stand by, y sólo utilizar la lavadora y el lavavajillas cuando estén llenos, son medidas muy fáciles que podemos empezar a realizar desde hoy.

Por último, resaltar que es hora de tomarse el cambio climático en serio, ya que afecta también a nuestra salud a través de la entrada de enfermedades tropicales a nuestro país: “Las condiciones ambientales pueden motivar la reaparición de enfermedades ya eliminadas de determinadas regiones. Al producirse un cambio en los patrones de temperatura y precipitación en zonas de Asia y África se ha favorecido nuevamente su expansión”, confirmaba el profesor Xavier Rodó, director del Institut Català de Ciències del Clima a nuestra revista en el pasado año 2012.

El mismo año que Rodó afirmaba que teníamos que ponernos a trabajar urgentemente porque no quedaba tiempo para salvarnos. Por consiguiente, 5 años después, creemos que ya va siendo hora de que todos escuchemos el último aviso que nos está dando nuestro planeta.