El informe sobre fallecidos a causa de las Terapias Naturales en España presentado recientemente por la Asociación para Proteger al Enfermo de Terapias Pseudocientíficas (APETP) es, ni más ni menos que, una pseudoestadística.

Lo primero que hay que preguntar a la APETP es la fórmula mediante la que ha extrapolado el dato acerca de muertes de seres humanos, según ellos, a causa de las mal llamadas pseudociencias. Las estadísticas por defunción se hacen sobre los certificados médicos.

Es de recibo que demuestren la veracidad de los datos contenidos en este pseudoinforme. En el preámbulo del pseudoinforme se señala directamente que no existe ninguna estadística o estudio oficial. ¿Nos les parece entonces que la grave acusación efectuada no tiene fundamento?

Además, se señala con absoluta rotundidad que las Terapias causan miles de muertes al año siendo un grave problema para la salud pública. Esta es una acusación directa a los profesionales que trabajan en España en el sector de la comisión de un delito contra la salud pública.

Se culpa a las instituciones y a la ausencia de control normativo

También, en la introducción, se culpa a las instituciones y a la ausencia de control normativo. Por tanto, las miles de muertes tienen un responsable principal que serían los profesionales de las Terapias Naturales y un responsable por omisión, que es la Administración. Con todo, la APETP culpa a la Administración, por omisión, por ausencia de control, de las miles de muertes que según ellos causan las mal llamadas pseudociencias.

Y, finalmente, en lo que se refiere a una referencia específica a COFENAT en la que la APETP sostiene que sus profesionales no tienen seguro de Responsabilidad Civil, San Antonio Abad ha declarado: “Esto no es cierto y, de hecho, en la sentencia a la que hace referencia la propia APETP en su pseudotrabajo, se hace mención expresa a que los profesionales de COFENAT disponen de un seguro de Responsabilidad Civil”.

Por alusiones directas, sobre el caso de Mario, queda claro que la APETP no tiene respeto por nadie, ni por la Administración, ni por los profesionales de las Terapias Naturales, ni por el poder judicial. “Hecho probado de la sentencia dictada en el caso señalado. Decir que las terapias alternativas son las causantes de la muerte de Mario es faltar a la verdad y no respetar las decisiones judiciales”, concluye el fallo. ¿Se lo habrán leído?

Pido a la Administración que deje de atacar a las Terapias Naturales y las regule, que es lo que tiene que hacer; pido a los medios de comunicación que sean rigurosos y contrasten las informaciones y me pongo a disposición de quien quiera tener todos los datos del sector en nombre de los más de 11.500 socios de COFENAT, la mayor asociación de profesionales y autónomos del sector de las Terapias Naturales.

Los profesionales estamos siendo hostigados, perseguidos y denostados en los medios de comunicación y redes sociales.

Determinados grupos de radicales en contra de las Terapias Naturales menosprecian unas técnicas ampliamente y cada vez más demandadas por la sociedad. ¿Qué intereses hay detrás de ello? Lo dejo para la próxima entrega.

Con todo, desearíamos que se dejara de usar el término peyorativo de pseudoterapias o pseudociencias por varios motivos, entre otros, por respeto a los buenos profesionales de Terapias Naturales que se encuentran en España, que son la mayoría; por respeto al ciudadano debido a la creciente demanda de estas Terapias Naturales por parte de la ciudadanía -calculamos que en España hay una demanda de 300.000 personas que acuden a Terapias Naturales diarias; para hacer este cálculo tomamos como válidos los únicos datos que existen, los recogidos por UPTA en 2011, que cifró en 60.000 los profesionales. COFENAT estima que, a día de hoy, alcanzan los 80.000 -; y por el reconocimiento que tienen las Terapias Naturales en Europa.

Las Terapias Naturales más practicadas en España

Las Terapias Naturales más practicadas en España -con un 80 por ciento del total- son la Naturopatía, la Osteopatía, la Acupuntura (que incluye Medicina China) y la Homeopatía. Y no cabe la menor duda de que estas técnicas no son pseudociencias, como quieren hacer creer algunos tomando el todo por la parte.

  • La Naturopatía es una terapia reconocida actualmente en Alemania, Francia y Portugal.
  • La Acupuntura está reconocida en Alemania, Dinamarca, Holanda y Noruega, donde hay una larga tradición de practicantes no médicos. Así, el 77% de las clínicas alemanas contra el dolor proporcionan Acupuntura entre sus servicios de paliativos.
  • La Osteopatía es una terapia que incluso tiene una normativa europea. Aunque no es de obligado cumplimiento, sí que es rigurosa en cuanto a su contenido y requisitos para poder acceder a ser un osteópata, un profesional reconocido en el marco de la actividad sanitaria independiente de primera intención. Cabe recordar que un fisioterapeuta no es un osteópata, aunque lo pretenda, y viceversa.
  • Y, la Homeopatía no sólo es la más reconocida en toda Europa sino que incluso está reconocida como medicamento de venta exclusiva en farmacias en España. A finales de 2014, se habían publicado en revistas con revisión por pares 189 ensayos controlados aleatorios, 104 eran ensayos controlados con placebo. Puesto que sí que existe evidencia científica, decir lo contrario es faltar a la verdad.

Y mientras esta es la realidad de nuestro entorno, en España se siguen cuestionando la evidencia científica de las Terapias Naturales y las intentan denominar pseudociencias.

Está claro que en todas las profesiones hay malos profesionales y casos desafortunados. En el caso de las Terapias Naturales también somos conscientes de ello. Pero este también es argumento para exigir a las autoridades una regulación de las competencias.

 

Roberto San Antonio-Abad

Presidente de COFENAT

cofenat.es