Ho’oponopono es un arte hawaiano muy antiguo de resolución de problemas. Es una filosofía de vida basada en lo espiritual cuyo objetivo es traer paz y equilibrio de manera simple y efectiva a través de la limpieza mental y física. La palabra Ho’oponopono significa «enmendar», «corregir un error».

En Ho’oponopono los errores son memorias que traemos, al igual que los programas en el ordenador. Estas memorias aparecen a veces como gente difícil o como desafíos en nuestra vida. Pueden ser también la falta de dinero o de trabajo, un problema con el hijo, pero en Ho’oponopono los llamamos simplemente errores.

Un programa, una memoria, que está funcionando aparece en el monitor. Igual que los errores aparecen en el monitor de nuestra vida para darnos oportunidad de borrarlos, apretar la tecla suprimir en lugar de hablarle al monitor y así parar de repetir esos errores. Decimos que la vida es una repetición de memorias.

En el pasado, toda la familia tenía que estar presente, y de uno en uno se pedía perdón a los otros. Ahora sabemos que no hay «otros» ahí afuera, son sólo nuestros pensamientos de la otra persona, nuestras propias memorias de la otra persona.

Todo lo que aparece en nuestra vida es un pensamiento, una memoria, un programa funcionando (un error) y aparece en nuestra vida para darnos una oportunidad de soltar, de limpiar, de borrar. Si deseas cambiar algo, primero tienes que borrar, crear el espacio vacío para llenarlo con la información y la respuesta correcta.

Ho’oponopono nos vuelve al vacío, a cero, a nuestra condición natural, donde la Inspiración (Amor) puede aparecer en nuestra vida y guiarnos. De esa manera, podemos estar en el momento correcto, en el lugar perfecto con las personas adecuadas.

En el Ho’oponopono hablamos de tomar 100% de responsabilidad. Atraes todo lo que llega a tu vida. No te das cuenta, pero las memorias funcionando dentro tuyo atraen todo en tu vida. Contienes información, programas, memorias que acumulas desde el comienzo de la creación. Por lo tanto eres responsable, pero no culpable, por todas tus memorias que se manifiestan como esos problemas que experimentas. Fuiste creado/a perfecta. Eres perfecto/a. Perfecta significa sin memorias, creencias, ataduras, críticas. Nada es lo que piensas que es.

La mayoría de nuestros problemas vienen de nuestros ancestros. Por ejemplo, si sabés que en tu familia hubo diabetes, dirías: «Oh, yo sé que voy a tener diabetes porque hay antecedentes en mi familia». No obstante, puedes «borrar» la diabetes antes de tenerla. Lo mismo con los problemas emocionales, la falta de dinero o los desafíos en las relaciones.

Las creencias y adicciones también son programas. El pensar por ejemplo es una adicción. Estamos adictos al pensar. El sufrimiento es una adicción. También son memorias y podemos borrarlas. Pensar y preocuparnos son los programas más frecuentes y peores obstáculos en nuestras vidas. Nosotros mismos somos nuestros peores obstáculos en nuestras vidas justamente por eso porque pensamos y nos preocupamos.

En el Ho´oponopono hablamos de «limpiar». Limpiar significa que, cuando un problema aparece, estás dispuesta a tomar el 100% de responsabilidad (no culpa). Estás dispuesta a decir «lo siento, por favor perdóname por lo que hay en mí que atrae esto». Limpiar es una petición a la Divinidad de corregir errores del pasado. Es una manera de darle permiso a la Divinidad de borrar lo que no funciona y estamos listos para soltar. Dios es el único que sabe lo que estamos listos a soltar. Nuestro intelecto no.
Quiero dejar claro que cuando me refiero Dios no lo hago desde un contexto religioso. Para mí, Dios es esa parte dentro nuestro que lo sabe todo.

Existen muchas herramientas para borrar los programas que se repiten en nuestra mente. Las más importantes son el «gracias» y el «te amo». Limpiar es muy fácil. Es tan fácil que a tu intelecto se le hace difícil entender que sólo repitiendo mentalmente «te amo» o «gracias», estás en verdad limpiando.

El intelecto no puede entender nada que sea simple. Entonces el intelecto jamás va a pensar que porque diga palabras simples como el gracias o el te amo pueda justamente atraer más paz o felicidad a su vida o pueda resolver problemas.

Pero en realidad cuando nosotros decimos gracias o te amo y esto es lo que se esconde detrás de estas palabras mágicas es que estamos parando justamente al intelecto, esa parte que realmente cree que sabe pero no sabe.

Estamos parando las historias y los cuentos, estamos dándole permiso a otra parte también nuestra, que es mucho más sabia, la inspiración. Pero que no puede aparecer en nuestra vida, a menos que nosotros le demos permiso. Entonces cuando decimos gracias y te amo la magia se produce porque estoy parando la parte que justamente no sabe y le estoy dando permiso a la parte que sí sabe, que también está en mí; que tiene las respuestas y las soluciones, para que me ayude, me guíe y me proteja. Y puede ser así tan simple, como decir gracias o te amo.

Ho´oponopono es un apoyo para resolver problemas de una manera simple, soltando las preocupaciones que causan tensión, enfermedades e inestabilidad. Ayuda a conocer y a encontrar la identidad de la persona afectada a través de la introspección y sanarse uno mismo borrando los malos hábitos y miedos. Da paz interior y equilibrio mediante la purificación espiritual, mental y física. Enseña a sanar y a dejar partir memorias emocionales dolorosas sin tener que revivirlas.

Ho’oponopono implica también trabajar con el niño interior, que es nuestro subconsciente, y lograr que haga la limpieza, como nosotros lo llamamos, borrar estos programas y memorias permanentemente las 24 horas, de la misma forma que hace que respiremos incluso cuando dormimos. El Ho’oponopono es como el antivirus en el ordenador, lo necesitamos las 24 horas del día, no un ratito a la mañana o un ratito a la noche.

Tenemos realmente muchas memorias, mucho para borrar, y el 90% viene de nuestros ancestros. Necesitamos un apoyo y por esto trabajamos con el niño interior.

Más que enseñar lo que hago es limpiar, le gente se beneficia de mi limpeza. Lo que se borra en mí se borra en todos. Ho’oponopono es como una reprogramación, es una forma de que el niño interior aprenda a hacer esto y nos ayude para poder estar en automático con la limpieza. Me ofrece atraer más paz y felicidad a mi vida, no importa lo que esté pasando alrededor mío, aprendo realmente a estar mucho más en paz y feliz, sin depender de nada ni de nadie afuera mío y así cambiar mi vida.

Limpiamos porque queremos ser felices, libres, porque ya sufrimos suficiente. Es hora de encontrarnos a nosotros mismos, de disfrutar de la vida, de querernos y aceptarnos tal cual somos.

Ho’oponopono está dirigido a personas de todas las edades, religiones y culturas. Es estar en paz y feliz sin importar lo que esté sucediendo alrededor. Se trata de no resistir la situación.

Ya todos nos hemos dado cuenta que lo que hacíamos antes no funciona, que necesitamos despertar. La vida puede ser fácil, podemos percibir la vida de otra manera. Podemos estar en paz sin importar lo que pase, ser felices sin razón.

Tenemos libre elección. Podemos elegir el sufrimiento o la felicidad, la enfermedad o la salud, el miedo o el amor. Decidamos lo que decidamos, estará bien. Será nuestra elección.

Mabel Katz
Autoridad en el arte del Ho’oponopono
Fundación BLANCAMA
www.hooponopono.es