Diluyendo el egoísmo

El yoga es una ciencia para el servicio al universo

Compartimos, en los meses de febrero y marzo de este nuevo año, una reflexión de Swami Sivananda sobre la importancia que caminar con actitud de servicio tiene en la práctica del yoga y de la meditación.

Por medio del servicio desinteresado purificas tu corazón.

El egoísmo, el odio, los celos y sobre todo la sensación de superioridad, desaparecen.

La idea de que sólo son válidas nuestras opiniones y criterios se diluye y dejamos automáticamente de hablar de nosotros mismos y de nuestras obras como si fuesen las únicas.

EL SIGNIFICADO DE LA VIDA

La vida está creada para el servicio y no para el egoísmo. El significado de la vida, según los principios del Yoga, es servicio. Cumple tus deberes de forma correcta y sinceramente. Mantén tu vida para el servicio de otros seres. Cuanta más energía pongas en elevar y servir a otros mediante la práctica del Yoga y de la meditación, más fluirá la energía divina hacia ti. Servir es la esencia del
Yoga. Sirve a la humanidad con aptitud devocional.

EL SERVICIO DESINTERESADO ENNOBLECE Y PURIFICA TU CORAZÓN

¿Cuál es el objeto del servicio en la tradición del Yoga? ¿Por qué servir a la humanidad que sufre? El servicio desarrolla humildad, amor puro, compasión, tolerancia y misericordia. Erradica el egoísmo y consigue una sensación de unidad en la vida. Poco a poco alcanzarás el conocimiento del Ser.

NO HABLES DEMASIADO: HAZ

El primer paso en la senda espiritual es el servicio desinteresado a la humanidad. No lo dudes. Sin el servicio el yogui puede convertirse en empresario de almas y en artífice de un ego inmenso. Descarta esta posibilidad de tu práctica. No hables demasiado de tu práctica, limítate a hacer. El servicio desinteresado a la humanidad prepara al aspirante para obtener conciencia cósmica. Al principio y según todas las escuelas de formación clásica en el Yoga, desde tiempos inmemoriales en India, los aspirantes debían dirigir toda su atención hacia la eliminación del egoísmo a través del servicio desinteresado prolongado. Vive para otros. Conseguirás el estado de bienaventuranza.

FORMAS DE SERVIR

Ama a todos,
sirve a todos,
sé amable con todos,
abraza a todos.

SIRVE A LA HUMANIDAD

Hazte un sirviente de la humanidad. Busca a los humildes, a los desconsolados y a los afligidos, alégrales y llévales un rayo de consuelo, sirviéndoles sin escatimar.
Sirve a tus padres, a tus mayores, a tus maestros e invitados con aptitud devocional.El mundo está ardiendo con miseria y sufrimiento. ¡Sirve! Sirve con amor. Sirve
incansablemente. Alcanza la paz de lo eterno.

AYUDA

Ayuda siempre en todos los casos de emergencia. Visita un hospital periódicamente y ofrece tus mejores atenciones sin esperar ninguna retribución a cambio. Siéntate al lado del paciente y dile algunas palabras de ánimo. Sonríele. Dile que volverás a verle “mañana” y hazlo. Sirve en cualquier institución social durante una hora diaria sin remuneración.

MEDITA

Date tiempo para que se desarrolle la paciencia necesaria para el aprendizaje del Yoga y de la meditación. Sé amable contigo y con lo que te rodea. Reúnete con tus amigos en un lugar común una vez a la semana para meditar, hacer Satsang (reunión espiritual) y Kirtan (cantos de mantras). Desarrolla un corazón comprensivo. Ayuda a los que quieren practicar. Piensa cuál es la mejor manera de utilizar tu energía, tu educación, tu intelecto, tu riqueza, tu fortaleza o cualquier cosa que poseas, para la mejora de la sociedad en general.

SIRVE MEJOR

1.-Vive para el servicio de otros.
2.-Dirige toda su atención hacia la eliminación del egoísmo a través del servicio desinteresado prolongado.
3.-No pierdas ninguna oportunidad de ayudar y servir a otros.
4.-Sirve de buena gana y con alegría. Nunca pongas mala cara.
5.-Crea paz y armonía, pero no discordia, disensión y división.