Dieta alkalina, ¿sabes qué pH tienes?

Después del gran interés generado por el anterior artículo sobre la dieta alcalina a petición de algunos de vosotros vamos ampliar la información.

Muchos nos preguntabais donde se pueden pedir las tiras de alta precisión para medir vuestro pH corporal. Hemos llegado a un acuerdo con Espacio Humano para que escribiendo al mail de la revista contacto@espaciohumano.com podáis pasar a recoger gratis dos tiras reactivas* por persona en la sede de Espacio Humano.

Quiero que os concienciéis que este test es de vital importancia para vuestra salud. Cada vez más expertos nos avisan de que la mayoría de las enfermedades se desarrollan en un ambiente ácido, con poco oxígeno y con muchos radicales libres. Esta situación es el terreno apropiado para que empiecen a aparecer síntomas variados como cansancio, dolor de cabeza, dolores generales, fibromialgia… Y si no se pone remedio, en un espacio de tiempo más dilatado las enfermedades crónicas empezarán a asomar la cabeza.

Los científicos la llaman Acidosis crónica leve, y una gran parte de la población la sufre silenciosamente. La Doctora norteamericana Susan Brown fue una de las pioneras en realizar este test del pH a sus pacientes. Hoy en día miles de médicos, en muchos países, es lo primero que le hacen a sus pacientes, antes de darles cualquier tipo de tratamiento.

Como os comentamos en la primera parte la dieta es la forma más directa de alcalinizar el cuerpo, y dentro de la dieta, el agua alcalina ionizada es la manera más fácil y cómoda de ayudarnos a equilibrar el pH corporal. Lo ideal es combinar los alimentos alcalinos (frutas y verduras) con el agua alcalina ionizada (ionizada es que tiene una gran capacidad de emitir antioxidantes).

El agua es el disolvente universal, y como demostraremos con diversos estudios científicos que tenemos en desarrollo actualmente, así como los ya realizados, es un elemento clave para mejorar nuestra calidad de vida.

La única jarra para agua que reúne todas las características y que está fabricada en España es la de Alkantur. El resto de jarras proceden de China o Corea, introducen cantidades de Sodio que triplican la normativa europea ISO 14911, añaden los peligrosos Cloruros y metales pesados como la plata. La FDA tiene limitado el consumo de este metal por su peligrosidad. La emisión de Sodio y Cloruros está demostrado científicamente que genera diabetes, ayudan en el desarrollo del cáncer y son muy peligrosos en las enfermedades cardiovasculares y renales.

La jarra de Alkanatur cuenta con las mayores certificaciones europeas en cuanto a la calidad de los plásticos con los que está fabricada (no emite ninguno de los muchos disruptores endocrinos emitidos por los plásticos). Es antibacterias, certificada como apta en contacto con los alimentos, y no introduce ningún Sodio ni cloruros. Además, introduce 18 mg/litro de Magnesio. Todo ello está certificado por organismos reputados como el Instituto de Cerámica de Galicia perteneciente a la Universidad de Santiago de Compostela y el servicio de seguridad alimentaria de la Universidad de Vigo.

El resto de jarras del mercado que solo depuran el agua y que muchos estáis utilizando además de introducir Sodio y Cloruros, usan plásticos con disruptores endocrinos, además de acidificar el agua y oxidarla. Algunas de las marcas más conocidas están por debajo de los niveles exigidos por la normativa.

 

Alkanatur

Akanatur.com