Bruxismo: Cómo nos afecta la Articulación Temporomandibular (ATM)

//Bruxismo: Cómo nos afecta la Articulación Temporomandibular (ATM)

Bruxismo: Cómo nos afecta la Articulación Temporomandibular (ATM)

¿Sabías que esta articulación se abre y se cierra a razón de 1500 a 2000 veces al día? Increíble, ¿no? Además participa en la masticación, respiración y la emisión de sonidos, es decir el lenguaje a través de la fonación.

No somos conscientes de la enorme importancia de esta articulación y los enormes problemas de salud que acarrea tanto a nivel físico como mental. Solo quien padece esto sabe del sufrimiento que genera en su día a día. En ocasiones no es consciente de que de allí vienen todos sus males y presenta los siguientes síntomas:

  • Híper-sensibilidad.
  •  Ruidos auriculares.
  •  Tensiones musculares (trapecio, cara y cuello etc.,) ya que es un punto de gran importancia a nivel propioceptivo por su directa relación con cadenas musculares. Puede que vayas a un profesional para tratar un problema de cuello o de espalda pero la raíz es mucha veces generada por el bruxismo.
  •  Dolor de cabeza o cefalea.
  • Equilibrio que desencadenan en vértigos porque afecta las vértebras cervicales c1, c2, c3 y occipitales.

Al tener toda esta zona en gran tensión notamos una gran carga en cuello, hombros y mandíbula además del dolor de cabeza, ya que esta presión genera que no fluya el oxígeno y la sangre al cerebro, además que también influye en nuestra postura corporal creando muchas veces cifosis, acortamiento de pectorales, que a su vez influye en hombros y brazos ya que al acortarse disminuye la amplitud de movimiento.

La palabra “bruxismo” significa rechinar, apretar y hacer ruidos con los dientes. Se da sobre todo de noche (también puede darse durante el día), haciendo que nuestro sueño no sea del todo reparador y amanezcamos cansados con tensión en los músculos faciales, mandíbula, hombros y cuello. La solución debería enfocarse en varios frentes ya que poniéndonos una férula de descarga solucionamos el problema a medias… Así solo estamos evitando que al comprimir tanto desgastemos los dientes y que estos literalmente se pulvericen o se partan pero no enfocamos la raíz del problema.

Algunos estudios demuestran que el uso de férula, reduce el tono muscular solo en los primeros días. Esto se debe a que cuando los dientes reciben un estímulo nociceptivo se paraliza la presión de los músculos que cierran la mandíbula pero el problema retorna al dejar de usar este estimulo, volviendo por consiguiente el bruxismo; por eso la mejoría es limitada.

Un 1/3 de la población mundial sufre de esta patología y una gran mayoría no sabe que la padece. Solo cuando vamos al dentista nos lo hace ver por el desgaste de los dientes o si tenemos pareja nos lo hace notar por los ruidos que generamos mientras dormimos.

Por mi experiencia personal puedo decir que cuando descargamos esta articulación con técnicas osteopáticas, sacro craneal y visceral (tienen que ver con las emociones) los resultados son muy favorables.

Al trabajar esta articulación mediante técnicas osteopáticas y toda la cadena muscular, se libera muchas veces la compresión de las primeras vértebras cervicales C1, C2 y C3 cervicales, occipitales, tendinitis de hombro, diafragma (este mayormente genera ansiedad). Todo este conjunto de dolencias tiene que ver con el bruxismo. Los resultados son espectaculares a nivel físico además del psicológico.

El bruxismo es muy común en nuestros tiempos, sobretodo en las grandes ciudades, y está relacionado con el estrés y los constantes avatares y exigencias de nuestra sociedad en cuanto a trabajo, familia, pareja, estudios etc. La presión es muchas veces muy grande y se acciona esta dolencia por el miedo al fracaso, por la frustración de no alcanzar las metas autoimpuestas por nosotros mismos, porque estamos en una sociedad muy competitiva. Ya se ven casos en adolescente e incluso en niños.

Psicológicamente, el apretar los dientes nos dice que tenemos ira contenida, y somos capaces de decir lo que pensamos en realidad (“muérdete la lengua”, “En boca cerrada no entran moscas). Reprimimos y nos enseñan a reprimir nuestras emociones.

 

RECOMENDACIONES

• Aprender a hacer técnicas respiratorias o de relajación antes de acostarnos.
• Se recomienda la práctica de la natación o yoga.
• Evitar el alcohol y fumar porque la nicótina altera y tensa más esta articulación.
• Evitar discutir o tratar de solucionar problemas personales antes de acostarnos.
• Intentar crear un ambiente de relajación y confort y que nuestro hogar sea un remanso de paz  y armonía; muy importante si tenemos niños porque ellos aprenderán también a ser más tranquilos.
• Evitar las bebidas y comidas copiosas antes de acostarnos.
• Evitar los ejercicios aeróbicos de mitad de la tarde en adelante si tienes esta patología.
• Tratar con el psicólogo si es necesario y también con el médico de cabecera por si tuvieras que tomar alguna medicación.
• Cambiar nuestra actitud ante la vida y aceptarnos tal como somos es fundamental para ver resultados óptimos.

 

Toda emoción reprimida, negada o ignorada queda encerrada en el cuerpo”  SHAPIRO

Norma Bustamante Valdivia
Terapeuta del centro “YO ME CUIDO”
Osteópata * Quiropráctica * Reiki *Reflexología Podal * Drenaje Linfático *Metamórfico.

2018-10-09T12:01:27+00:0015/12/2016|Categorías: Salud Natural|Etiquetas: |