Una Bioelectrografía o foto Kirlian, no es una foto del aura, sino la fotografía del campo electromagnético de los dedos de las manos que nos ayuda a saber el estado físico o emocional de una persona. Aprender a interpretar Bioelectrografías es una nueva herramienta para los terapeutas de hoy.

 

¿Qué es la Bioelectrografía?

Generalmente, el diagnostico clínico revela una enfermedad en su fase bioquímica y física (olvidando lo emocional) cuando el organismo ya ha experimentado un cambio significativo. Sin embargo, la causa inicial de dicho desequilibrio físico continua oculta, puesto que las alteraciones emocionales y energéticas pasan inadvertidas para los métodos de diagnosis actuales.

La medicina alopática tal y como la conocemos se centra únicamente en el resultado final, simplemente en el síntoma, y usa todos sus medios para eliminar este sin buscar la causa inicial del desequilibrio fisiológico. En general los médicos actuales tratan al organismo por partes, no como un todo comunicado e interrelacionado y que reacciona en conjunto ante un estimulo desestabilizante, sin tener en cuenta que los organismos vivos intercambian no solo información y fluidos, sino también, energía e interactúan constantemente con el entorno.

Usando la Bioelectrografía como método para recabar información de un organismo, podemos obtener un análisis integral del estado de una persona, a nivel emocional, mental, físico y fisiológico. El método consiste en la realización de fotos de los dedos de ambas manos que a través de una reacción física que explicaremos más adelante, capta en una imagen cualquier tipo de desequilibrio. Este hecho ha sido científicamente probado. Tal y como lo conocemos actualmente fue desarrollado en Brasil por el Padre Landell de Moura en 1904.

Roberto Landell de Moura fotografió lo que él dio en llamar «perianto» afirmando además que la radioactividad humana existía. Tres décadas después el matrimonio Kirlian describió este mismo efecto denominándolo a partir de entonces efecto o foto Kirlian, que es como se ha conocido mundialmente.

Para explicarlo de manera simple, la Bioelectrografía consiste en dirigir un campo eléctrico de muy alta frecuencia, (75.200 ciclos por segundo) a través de un objeto fotografiado justo en el momento de la descarga. Aparentemente, ese campo eléctrico hace que el objeto irradie una especie de luminiscencia que es captada en la película. El matrimonio Kirlian, siguiendo las investigaciones del Padre Landell percibió que estas fotografías estaban mostrando de alguna forma una energía íntimamente ligada con la vida, la radiactividad de la que este hablaba.

Actualmente ya no se duda de la valía de esta técnica como herramienta de diagnostico para diversas dolencias, utilizándose, en medicina, botánica, veterinaria, etc.

Como el Padre Landell afirmo en su época, hoy día, es conocido que todos los organismos irradian energía invisible al ojo humano que corresponde a su campo bioenergético. Al someter este campo a una determinada corriente eléctrica (alto voltaje), este emite luz debido a la suelta de electrones libres volviéndose visible. Esta descarga provoca la emisión de fotones. Son estos fotones emitidos por los electrones excitados los que impresionan la emulsión de la película fotográfica, obteniéndose así una fotografía del campo electromagnético de cada dedo.

Aunque existe el concepto generalizado de que una Bioelectrografía es una foto del aura, esto no es así. Una Bioelectrografía es la imagen del campo de energía de los dedos de ambas manos, y es un campo de información para quien sepa interpretarlo.

Esta nueva tecnología se basa enteramente en paradigmas científicos modernos. Utiliza la observación del campo electromagnético y energético de baja intensidad que circunda un objeto. La descarga se observa independientemente de la naturaleza del objeto, por lo tanto se pueden obtener fotos de cualquier elemento, como un metal, una piedra o una planta. Se revelan características que son imposibles de determinar por otras técnicas y permite observar cualquier cambio energético que ocurra. Es posible determinar la influencia de diversos factores como la toma de un medicamento o una droga, un alimento que nos provoca intolerancias etc.

Cada uno de nuestros órganos esta reflejado en todas y cada una de las partes del cuerpo humano, como ya varias escuelas de Reflexología han revelado a lo largo de los siglos. Así pues, en cada uno de nuestros dedos se representan también nuestros órganos internos, y por medio de la lectura de dichas áreas, podemos determinar la disfunción de cada uno de ellos, mucho antes de que los síntomas físicos lleguen a ser evidentes.

La Bioelectrografía permite investigar la salud y el estado físico, emocional y mental de una persona y conocer los cambios orgánicos en el momento exacto, como la influencia favorable o desfavorable de substancias.

Consideraciones acerca del aura

Desde los albores de la Humanidad, los místicos, esotéricos y algunos religiosos siempre afirmaron que los seres humanos, en especial, y los seres vivos en general, poseen una especie de halo energético, más o menos luminoso, envolviendo sus cuerpos. Ese halo luminoso (o energético) es dinámico, varia de color, de intensidad y de tamaño, conforme el individuo este alegre, triste, enfermo, sano, descansado, cansado, etc.

A este halo energético, los místicos lo llamaron Aura o Cuerpo Sutil y a veces también Cuerpo Energético. Llegaron incluso a elaborar una especie de mapa del Aura Humana, declarando que hay varios tipos de aura, por su aspecto externo, dimensiones y coloración.

Con la llegada de la Ciencia y del método Científico hablar sobre el Aura humana era motivo para críticas y burlas. En el siglo XIX el tema del Aura volvió a ser abordado de nuevo en Occidente, con el nacimiento en Nueva York, de la sociedad Teosófica, cuando el Dr. Charles Leadbeater, escribió un libro titulado «El Hombre Visible e Invisible» donde habla de este asunto desde el punto de vista Teosófico.

En 1960, la Unión Soviética divulgó al mundo científico los trabajos que el investigador soviético Semyon Kirlian y su esposa estaban desarrollando. Ante el desconocimiento de estos temas empezó a decirse que las fotos eran fotos del aura humana, pero enseguida se dieron cuenta de que el proceso era un proceso físico, nada que ver con ese campo sutil que se dio en llamar aura. Aun hoy, desgraciadamente, es imposible escuchar el nombre de Kirlian sin que se una al de la lectura (falsa o real) de este campo sutil.

Además de comprobar que la pareja Kirlian había inventado una máquina capaz de fotografiar el campo bioenergético humano, de animales y de plantas, se constató la seriedad que este tema había alcanzado en la Unión Soviética ya que las fotos Kirlian estaban siendo utilizadas en los principales hospitales rusos como ayuda al diagnostico precoz de dolencias físicas y mentales a titulo experimental.

Los Trabajos del Profesor Newton Milhomens

Ya en los años 80, del pasado siglo, el Investigador y Físico brasileño, Prof. Newton Milhomens, constato a lo largo de muchos años de trabajo, de investigaciones y observaciones a través del método científico que una foto Kirlian no es una foto del Aura tal y como la conocemos y de la que hablaban los místicos, si no un hecho puramente físico y medible con diferentes aparatos ya desarrollados como el Fotómetro.

El método rígido y plenamente científico que él utilizo en sus investigaciones, fue parte integrante del Método Cartesiano (o Método científico) exigiendo que cualquier hecho para ser considerado como hecho científico necesita presentar las siguientes exigencias:

1- Ser observable, directa o indirectamente.
2- Ser medible, directa o indirectamente.
3- Ser experimentable
4- Ser comprobado.
5- Ser controlable
6- Ser de dominio público.

El trabajo que desarrollo el profesor Milhomens obedece a todas las exigencias del Método científico. En principio, se parte de una premisa, de una hipótesis, y a partir de esa premisa, inició su trabajo.

El Prof. Milhomens catalogó y esquematizó esas variaciones de patrones de campos electromagnéticos obteniendo un número considerable de Fotos Kirlian y finalmente consiguió utilizarlo para diagnósticos de desequilibrios Psíquicos tales como la apatía, depresión, y el estrés y aunque a nivel físico no llegamos a diagnosticar una patología concreta, como una gripe o una hepatitis, (excepto el cáncer) si puede decirnos en que órgano concreto se esta dando una infección, una degeneración de tejidos, una inflamación, una intoxicación, etc.

Bio1 - Bioelectrografía: Fotografias del campo magnético

La Bioelectrografía en la actualidad

Actualmente la Bioelectrografía esta considerada como ciencia Médica en Rusia y se utiliza en los hospitales como método de Diagnosis como pudimos observar anteriormente. También en Brasil, tiene esta utilidad para muchos de los Psicólogos, Psiquiatras y Médicos que trabajan con ello como análisis y apoyo en sus consultas.

Actualmente la técnica bioelectrográfica además de ser utilizada como ayuda para el diagnóstico en el área médica, identificar problemas de salud orgánica y/o psíquica (a través de los bioelecrogramas) también está siendo utilizada en investigaciones de agricultura, mineralogía, fitoterapia, acupuntura, veterinaria, homeopatía, psicología y terapias complementarias diversas como Reiki, flores de Bach, etc.

En este campo, el de las técnicas energéticas, es una herramienta imprescindible para el terapeuta ya que es una manera clara y concisa de mostrar al paciente su evolución gracias a estas terapias, ya que en la mayoría de los casos la mejoría es tan sutil, y a un nivel tan subjetivo que poder utilizar las Bioelectrografías, consigue dar al paciente confianza en la efectividad de la terapia.

La IUMAB, (Unión Internacional de Medicina y Bioelectrográfica Aplicada) fue fundada en 1987. Su sede se encuentra en Finlandia y es reconocida como el máximo Órgano Regulador de Bioelectrografía a nivel Mundial. Dedica su labor actualmente al desarrollo de la técnica e intenta disociarse de esta imagen que promueve la falta de profesionalidad que tanto daño nos ha hecho a los que nos dedicamos a esto de manera seria.

Carmen Cid
Profesora Autorizada por la IUMAB para España
Maestra y Terapeuta Profesional de Reiki
IEB – Instituto Español de Bioelectrografía y Reiki Terapéutico
www.bioelectrografia.es