Yang = cuidarse a uno mismo, recuperar, nutrir, proteger.
Sheng = vida, existencia, crecimiento.

Podríamos traducir el Yang Sheng como el cultivo de la salud.

El cultivo de la salud es una parte fundamental de la medicina y la cultura china. A lo largo de la historia, ha habido expertos en medicina china, religiosos y filósofos de diversas escuelas (confucionista, budista, taoísta), alquimistas, etc., que han acentuado la importancia de cultivar la salud y han buscado métodos y remedios para alargar la vida.

Para la cultura china, el cultivo de la salud abarca de manera global los aspectos físico, psicológico, moral y espiritual del ser humano. Por lo cual, incluye también, una búsqueda de herramientas tanto para reforzar el cuerpo y prevenir enfermedades, como para crear un sistema teórico y práctico que ayude a alargar la vida y vivir armónicamente con nuestro entorno, los ritmos de la naturaleza y las leyes universales.

El Yang Sheng, es un concepto que encierra un conjunto de prácticas que alcanzan los diferentes ámbitos de la vida del ser humano desde el nacimiento hasta la muerte, respetando sus diferentes etapas de desarrollo; y ayudan a cuidar la salud para alcanzar la longevidad, por medio de varios métodos, técnicas y hábitos.

Así, dentro del Yang Sheng encontramos la Acupuntura, la Fitoterapia, la Moxibustión, el Gua Sha, el Tuina, el Qi Gong, el Feng Shui, más una serie de hábitos e higiene de vida, que nos permiten hacer consciencia de cómo nos desenvolvemos en los diferentes aspectos y etapas de nuestra vida, para tomar la responsabilidad de ella y actuar de manera consecuente, viviendo así, con mayor armonía y salud.

Yang Sheng y Acupuntura:

La Acupuntura es una de las herramientas de la Medicina Tradicional China que, con la utilización de agujas ayuda a, regular los canales, armonizar el Yin y Yang, regular la deficiencia o exceso de qi (energía), estimular la inmunidad y energetizar o fortalecer el cuerpo en general.

Yang Sheng y Fitoterapia:

La fitoterapia ofrece un conocimiento de la naturaleza y el uso de las plantas para prevenir, curar enfermedades, y favorecer la longevidad, al equilibrar el yin y el yang del cuerpo; tonificar órganos, qi y sangre.

Yang Sheng y Moxibustión:

La moxibustión es una técnica, incluida también en la Medicina Tradicional China, que mediante el uso de un bastón de artemisa, calienta puntos específicos del cuerpo sin tocar la piel para: activar el Qi y la sangre, nutrir los zang-fu (órganos y viseras), reforzar el Zheng Qi (energía verdadera), dispersar los agentes patógenos y favorecer la longevidad.

Yang Sheng y Gua Sha:

Gua Sha es una técnica muy antigua de la Medicina Tradicional China, que haciendo uso de herramientas como pueden ser: una cuchara, una moneda, una piedra, el filo de una taza de porcelana, etc., raspa y estimula el cuerpo a nivel cutáneo, para eliminar el estancamiento de sangre, haciendo que ésta recupere su estado y circulación natural.

Yang Sheng y Tuina:

El Tuina incluye diversas técnicas de masaje manual como: la digitopuntura; la estimulación del cuerpo al amasar, empujar, pellizcar, rozar, frotar, golpear en diversas zonas; y la manipulación articular entre otras.

Yang Sheng y Qi Gong:

El Qi Gong es una disciplina que busca educar el cuerpo, la respiración y la mente, para alcanzar la armonía entre Jing (esencia), Qi y Shen (espíritu), en beneficio de la salud y la longevidad.
A través del movimiento, la respiración y la concentración, se puede: fortalecer y flexibilizar el cuerpo; reforzar el sistema inmunitario; activar la circulación del Qi nutritivo y del Qi defensivo; favorecer una circulación óptima de la sangre que a su vez va a armonizar el funcionamiento de los órganos y vísceras (Zang Fu); y brindar equilibrio entre lo físico, mental y espiritual. Con todo lo anterior se consigue una mejor calidad de vida y retrazar el proceso de envejecimiento.

Dentro del Qi gong encontramos varias técnicas de movimientos dinámicos, posturas estáticas, caminatas, sonidos, auto masajes, posturas sentadas o tumbadas, meditación y ejercicios de respiración (Tuna).

Yang Sheng y Feng Shui:

El Feng Shui o el cultivo de la salud por medio de la armonización del Ser Humano y su entorno, es un arte que nos permite conocer el espacio (geografía, orientación, localización, etc.) en que vivimos y trabajamos, para utilizar las energías positivas en nuestro beneficio y neutralizar las negativas.

Yang Sheng y Hábitos e higiene de vida:

Dentro del Yang Sheng es importante prestar especial atención a ciertos hábitos e higiene de vida como:

• El ejercicio. La importancia del ejercicio es indudable, pero es realmente beneficioso si lo practicamos con sabiduría. Hay que aprender a combinar el esfuerzo y relajación; a graduar de manera respetuosa el desarrollo de nuestro entrenamiento; a ajustar la actividad física en relación a nuestra constitución, edad, estilo de vida, etc.; a realizar ejercicios en el momento más favorable.

• La dieta. Para la cultura china no solo es importante comer fresco (en relación con la geografía y la estación del año), comer variado (mezclar los 5 sabores), equilibrar los alimentos de naturaleza fría y caliente (según constitución y/o enfermedad), comer con moderación, de manera frecuente, comer despacio y con consciencia; sino también los hábitos después de haber comido (masaje del abdomen, infusiones, paseos, gárgaras).

• Adaptación al clima. Pareciera lógico, pero es imprescindible saber vestirse según la temporada (tipo y materia textil de la prenda) para vivir en armonía con las 5 estaciones; asimismo saber regular los diferentes aspectos de la vida cotidiana (físico, emocional, alimenticio, espiritual, etc.).
• Cuidados e higiene corporal.

• Hábitos saludables de eliminación (defecar y orinar).
“Para vivir una vida larga, los intestinos deben estar limpios; para vivir para siempre, los intestinos deben estar libre de residuos.” Lin Heng.
“Para vivir eternamente, la orina tiene que ser clara; para vivir una larga vida, la orina tiene que ser limpia”. Su Dongpo.

• Dormir. Para llevar un modo de vida armonioso, es fundamental encontrar un equilibrio entre la actividad, el descanso y el dormir, respetando nuestro reloj biológico, época del año, nuestra edad, tipo de vida y buscando siempre, las mejores condiciones para descansar y tener un sueño reparador.

• Sexualidad. Para encontrar la salud gracias a una vida sexual placentera y equilibrada, es importante tener una educación e información que nos permita comprender y actuar en los procesos y principios que forman parte de una vida sexual (higiene sexual, inicio de la actividad sexual, frecuencia de la actividad sexual según la edad del individuo, control del deseo sexual excesivo, proteger el semen, embarazo, lactancia, dieta en relación a la etapa de vida, etc.).

El campo del cultivo de la salud o Yang Sheng es enorme, envuelve en sí, la interacción del hombre y su entorno. Podemos dedicar la vida misma a entender y perfeccionar este arte milenario, que nos regala a cambio una vida larga y feliz.

Paso a paso, dándose el tiempo, confiando, conectándose con uno mismo, tomando la decisión, podemos emprender este viaje que nosotros llamamos “Salud Activa”.

Jean-Luc Riehm

Nayeli Arguello Servin

Director/Formador iiQG

www.iiqg.com