Nuestras intenciones, tanto conscientes como inconscientes, y cómo se expresan en nuestros pensamientos, sentimientos y acciones, son factor de primer orden en nuestro estado de vida.

Como premisa, debo señalar la metafísica subyacente sobre la que nos basamos, considerando que el componente esencial del universo es la conciencia, el campo energético humano (cuerpo aúrico) contiene y concreta el cuerpo mental y físico, así podemos estudiar la conciencia holística, donde cada parte contiene el todo.

La conciencia tiene el mismo comportamiento ondulatorio de la luz, esto implica una serie de premisas para nuestra salud y el beneficio de trabajar las sanaciones a distancia con éxito.

En referencia a la bibliografía de Bárbara Ann Brenan, estudiamos siete niveles de campo en el aura humana, cada nivel posee “una frecuencia más alta” o “una octava más”. En este artículo, y desde me sentir, voy a destacar los tres últimos.

Para entendernos en términos cotidianos, el séptimo nivel de campo sería como “internet”, podemos acceder a la mente universal para obtener más información de la que podríamos conseguir a través de lo que comúnmente se conoce como sentidos normales. Donde “tecleamos” el nombre de la persona para abrir sus Registros Akáshicos. Lo cierto es que es una dimensión muy protegida, sólo pueden abrirse con la firme intención de trabajar esa información en servicio del bien, y sólo cuando el desarrollo transpersonal lo permite.

El sexto nivel es el flujo de Amor Universal, divino y fraternal, lo nutrimos con meditación, música, oración, fe.; nos aporta sabiduría y objetividad, es la dimensión de los guías celestiales y las protecciones, necesarias para sanar.

En el quinto nivel se encuentra el “karma”, en modelo y forma .Es una plantilla viva, vibra y se despliega constantemente. Aquí integramos la sanación, pulimos las huellas y soportes de creencias negativas y demás distorsiones. La “reproducción” de esta plantilla se observa en el primer nivel de campo, el físico.

            La percepción se logra desde el corazón, con buena alineación del hara y la estrella del núcleo pulsando en armonía con el Universo.

Tengo por costumbre ofrecer un chequeo a distancia sobre el giro de los chakras, previo a realizar una sanación. Mencionemos ahora, también desde mi sentir, la aplicación de las sanaciones akáshicas en las estructuras de carácter de la psicoterapia, siendo éstas estructuras el efecto de nuestras creencias e imágenes en nuestra psique, nuestro campo aural y nuestro cuerpo físico.

En mi experiencia, he limpiado estructuras como “cascos”, y he sanado crueles ejecuciones de brujas y templarios, ” en el perfil “esquizoide”.

He liberado estructuras que atravesaban el corazón y mermaban su capacidad de amar en el carácter “oral”.

He limpiado densos cordones en el cuello, el bulbo raquídeo y la columna vertebral; así como, sanar los arraigos a Tierra en el carácter “psicopático”.

He limpiado cadenas con grilletes en los pies, correas entre las piernas que impedían el avance, así como yugos o mordazas . Hay mucha variedad, es muy frecuente el perfil “masoquista”.

Por último, he limpiado grandes máscaras que recubrían el cuerpo entero del paciente con carácter “rígido”.

Las sanaciones akáshicas son oportunidades para aclarar las verdaderas intenciones en las escenas congeladas de nuestra alma, comprender y asumir la causa que provoca esas creencias negativas. Y realinear nuestro objetivo espiritual, paso a paso, renovando la determinación y reconduciendo la actitud.

Banner sanaciones akashicas - Sanaciones akáshicas y el cuerpo aúrico

Breves experiencias:

Una mujer me cuenta las duras pesadillas que la acompañan de toda la vida y no la dejan dormir. En la sanación recomponemos el cuerpo aúrico tras haberse suicidado por depresión en vida pasada. Nunca más tuvo pesadillas.

Una mujer sufre por no haber sido madre. En la sanación damos la oportunidad de liberar el alma de una madre y una hija que fallecen en el parto, en vida pasada. Ella se siente rejuvenecida y aliviada.

Un hombre quiere recuperar su casa, la tiene alquilada a una familia necesitada y no ve manera de que se vayan. En la sanación trabajamos un destierro y una compasión mal entendida en vida pasada. A los 23 días de la sesión, ya estaban desalojando la casa.

Un duelo, el abuelo ha fallecido y el niño de 8 años lo está pasando muy mal, está rebelde, agresivo y dice que se quiere morir, que se quiere ir con el abuelo… En la sanación trabajé un cordón en el plexo solar, la punta del abuelo se ha desprendido y esto le tiene muy irritado al niño. El cual estaba proyectando otro cordón de ira, desde su garganta hacia la de su madre. Esa misma noche que hicimos la sesión, el niño volvió a abrazar a su madre.

Quiero agradecer a todas las personas que han confiado en mi trabajo, gracias por el tesoro de la experiencia.

Como conclusión podemos considerar que, esta conciencia abre un amplio escenario de posibilidades en nuestro presente.

Mi propuesta es ofrecer eventos para el estudio del aura, nutrir el Amor Universal con las meditaciones psicodinámicas acompañadas de la magia del sitar en directo, y practicar el asesoramiento transpersonal con las personas que lo soliciten. Todo ello a través del proyecto Sitar Akash.

 

 

www.sitarakash.com