El «Ghee», o Ghrta en sánscrito, es también conocido como “oro líquido” por sus numerosas propiedades terapéuticas. Se trata de mantequilla purificada. Es muy utilizado como alimento en India y también en medicina Ãyurveda, porque su uso ayuda a apaciguar los «doshas».

Se dice que la vasija celestial que sostiene Dhanvantari, Padre de la Medicina Ãyurveda, contiene el néctar divino y representa al «Ghee» como una de las medicinas empleadas en la antigüedad.

Propiedades y usos del «Ghee» en Ãyurveda

Todos los textos clásicos hacen referencias al «Ghee». En el Yoga Ratnãkara explica que el «Ghee» tiene un sabor (rasa) dulce, su efecto posdigestivo (vipãka) es dulce para el «Ghee» reciente, y picante para el «Ghee» de más de un año, y su potencia (vÛrya) es fría. El «Ghee» posee cualidades pesada y untuosa, mientras que el «Ghee» de más de un año es ligero, móvil y penetrante. Es una sustancia que promueve sattva o la claridad mental (Yoga Ratnãkara PÛrvãrdha).

17 ghee 2 - Qué es el "Ghee"?

Durante el proceso de preparación, se eliminan la lactosa y la caseína que contiene la leche, por tanto, el «Ghee» puede ser consumido por personas intolerantes a la lactosa.

A pesar de ser una sustancia con un perfil lipídico alto en grasas, numerosos estudios evidencian que incluso consumido regularmente el «Ghee» no aumenta el colesterol. Contiene ácido butírico que combate la inflamación y ayuda a mantener niveles saludables de insulina.

El «Ghee» es rico en vitaminas liposolubles como las vitaminas A, E, D y K. Si la mantequilla empleada proviene de leche de vacas alimentadas con pasto, también será rico en CLA (ácido linoléico conjugado) lo que ayuda a mantener un peso saludable y a controlar la diabetes tipo 2.

Sus acciones son numerosas: es rejuvenecedor, posee efectos beneficiosos para los ojos, la garganta, nutre todos los tejidos del cuerpo y mejora el sistema nervioso y el intelecto. Además, mejora la fuerza digestiva ayudando a conservar los procesos metabólicos del organismo.

El uso de «Ghee» en Âyurveda pretende equilibrar pitta y vãta «dosha». El «Ghee» viejo, de más de un año, se emplea para apaciguar kapha «dosha». Su propiedad yogavãhÎ hace que su uso en forma medicada con plantas sea muy interesante. Se potencia la capacidad curativa de las plantas, al tiempo que actúa como vehículo sin alterar sus propiedades.

Indicaciones del «Ghee»

En el Caraka Samhitã se realiza una exposición muy precisa de las indicaciones más importantes (CS sÛt XIII: 41-43).

Uso interno:

  • Exceso de pitta «dosha» manifestado en problemas digestivos como gastritis y úlceras.
  • Estreñimiento. Se puede administrar una cucharadita de café con un vaso de leche antes de ir a dormir.
  • Dolor de cabeza de tipo vãta o pitta. Administrado mediante nasya.
  • Debilidad. Ingerido regularmente proporciona fuerza.
  • Deterioro cognitivo o estrés mental. Ingerido regularmente mejora la memoria, la inteligencia y la percepción.
  • Artrosis y rigidez. Lubrifica las articulaciones.
  • Aumenta la capacidad digestiva, mejora la absorción y asimilación de alimentos.
  • Favorece el buen funcionamiento del sistema inmunitario y reproductivo.
  • Acelera los periodos de convalecencia y desintoxicación (excepto en intoxicación alcohólica, donde está contraindicado).
  • Sus cualidades rasãyanÎ, rejuvenecedoras, retrasan el envejecimiento y nutren los órganos y tejidos.
  • El «Ghee» de más de un año se indica en enfermedades neurológicas y respiratorias.

Uso externo:

  • Heridas y quemaduras.
  • Agravación de pitta manifestado en eccemas, urticarias o alergias.
  • Algunos problemas de ojos: conjuntivitis no infecciosa, vista cansada, mediante la técnica netra basti.

Administración del «Ghee»

El «Ghee» puede usarse internamente consumido como alimento, añadido a las comidas una vez ya preparadas y también untado como la mantequilla.

Para apaciguar los «doshas» se da en mayor cantidad, separadamente de las comidas. El momento para tomarlo y la cantidad dependerá de los efectos que el terapeuta desee obtener en el paciente. ir?t=espaciohumano 21&l=alb&o=30&a=8493892904 - Qué es el "Ghee"?ir?t=espaciohumano 21&l=alb&o=30&a=B0756G7T2V - Qué es el "Ghee"?ir?t=espaciohumano 21&l=alb&o=30&a=B07K7LWZ3T - Qué es el "Ghee"?

Cómo hacer «Ghee»

Preparar «Ghee» en casa es fácil y recomendable, así conoceremos la calidad de los ingredientes usados. El proceso de preparación dura en torno a 30 minutos.

Necesitamos:

  1. Mantequilla de leche de vaca de buena calidad, ecológica y sin sal.
  2. Un cazo mediano.
  3. Una cuchara de madera.
  4. Un tamiz o colador fino
  5. Un recipiente de vidrio con tapadera para conservarlo.

Preparación:

  • Colocamos directamente la mantequilla en el cazo y la calentamos a fuego medio o suave. Observaremos que empieza a derretirse y a diferenciarse una parte blanca.
  • Removemos continuamente con la cuchara de madera para que se caliente homogéneamente.
  • Cuando los posos blancos comiencen a hundirse bajaremos el fuego al mínimo y continuaremos removiendo, cuidando que no se queme el fondo.
  • Los posos del fondo empezarán a dorarse, y en ese momento es importante estar atentos y apagar el fuego antes de que se quemen.
  • Colamos el contenido con un colador fino o tela de algodón y lo vertemos en un bote de cristal. No lo taparemos hasta que se haya enfriado.

El «Ghee» elaborado correctamente tendrá olor agradable y no contendrá agua. Podemos comprobar que está bien hecho cogiendo un poco con un algodón y quemándolo. Si no chispea es que no contiene agua y está perfecto.

Conservación:

Indicaremos la fecha de preparación con una etiqueta en el envase del «Ghee». Lo conservamos a temperatura ambiente, en un lugar alejado de la luz y de temperaturas extremas. No debemos mantenerlo en el frigorífico porque puede coger humedad.

 

Concha Alba

Terapeuta en Ãyurveda

Escuela Superior de Ãyurveda

esayurveda.com