Los tres tipos de aspirantes

¿Quieres más?

¿Te gustaría estar siempre al día con las últimas tendencias, consejos y secretos?  Suscríbete a nuestro boletín mensual y sé parte de una comunidad exclusiva.

Los Yoga Sutras de Patanjali es uno de los manuales más completos para la investigación y el control de nuestros propios pensamientos. Una escritura clásica y una guía holística para los aspectos físicos, mentales y espirituales de la meditación. De ellos hablaremos estos próximos meses, en la versión comentada realizada por Swami Durgananda.

Los tres tipos de aspirantes

Las personas que quieren aprender y experimentar el Yoga de Patanjali, pueden clasificarse en tres niveles de aspiración, cada uno de ellos con una práctica diferente.

Serenidad

Un aspirante de primer nivel practica la serenidad, la ausencia de pasión, vairagya, medita en el Ser o atman, practica “Yoga chitta-vritti-nirodhah” “el Yoga consiste en suprimir la actividad de la mente”. Un aspirante de este tipo es como la pólvora. Ha realizado tanta práctica, que su progreso en el Raja Yoga es muy rápido. El desapego más elevado es la renuncia a los pensamientos y los aspirantes de primer nivel realizan esta práctica mediante la meditación en el Ser.

Renuncia

El aspirante de segundo nivel practica la austeridad o tapas. Tapas significa literalmente “prescindir, estar sin”, decir no a las cosas a las que estamos acostumbrados, como por ejemplo, ayunar un día por semana, no tomar azúcar o sal, entre otros. Este tipo de aspirantes estudia también cómo ocupar la mente con el conocimiento necesario. Según Swami Sivananda cuando repetimos nuestro mantra, los estratos intuitivos de nuestra mente se abren. Toda la sabiduría se encuentra en ellos a través del mantra, se accede al conocimiento divino. Mediante el desapego, vairagya, del cuerpo y de la mente, los aspirantes de segundo nivel no se contemplan a sí mismos como hacedores. Están bastante desarrollados, pueden entrar en meditación profunda y alcanzarán pronto la liberación.

Los ocho pasos

Para los aspirantes de tercer nivel, el Raja Yoga aconseja los ocho pasos del Ashtanga Yoga: abstenciones o principios éticos, observancias o principios morales, asanas, pranayama, control de los sentidos, concentración, meditación y samadhi. Estas deben de ser estudiadas por los aspirantes a fondo.

Asthanga Yoga

Swami Sivananda nos advierte de que no debemos cometer el error de vernos a nosotros mismos, como estudiantes de primer o de segundo nivel, practicando meditación solamente. Recomienda el Ashtanga Yoga para todos los aspirantes. Si el aspirante realiza prácticas de meditación de forma exclusiva, él o ella no alcanzarán la meta, sino que se sentarán y construirán castillos en el aire.

Un yogui no se retira

Swami Vishnudevananda solía decir: “un yogui nunca se retira”. El concepto de esperar para asegurarnos las cosas materiales debe de erradicarse, debe de olvidarse de nuestro aprendizaje. Un yogui nunca se retira, sino que muere en el escenario, en la clase de asanas o en la postura sobre la cabeza. Debemos de poner en práctica todos los pasos del Ashtanga Yoga antes de que, como meditadores, estemos preparados para renunciar a los pensamientos.

 

Centro Internacional de Yoga

Sivananda Vedanta de Madrid

sivananda.es

Haz tu buena obra del día ¡Compártelo!

2,6 minutos de lecturaActualizado: 03/01/2019Publicado: 21/12/2018Categorías: Estilo de VidaEtiquetas: , ,