Ensalada de queso de cabra con escarola y vinagreta de mango

Ingredientes

  • 1 Escarola
  • 1 Mango
  • Tomate cherry
  • Manzana
  • Nueces
  • Queso de cabra o cualquier queso que se pueda hacer a la plancha
  • Vinagre de manzana
  • Aceite de oliva
  • Sal fina
  • Germinados finos

Procedimiento

  1. Vinagreta de mango: pelamos el mango y cortamos en trozos con cuidado con la semilla que hay dentro. Colocamos el mango en la batidora con: 150 ml de vinagre de manzana, 300 ml de aceite de oliva y una pizca de sal. Lo trituramos hasta que tome textura de salsa y probamos el punto de acidez y sal.
  2. Pelamos y cortamos la manzana según nuestro gusto. Reservar.
  3. Cortamos los tomates cherry, los podemos saltear en una sartén con un poquito de aceite de oliva, finalmente rociamos con un pelín de vinagre de arroz.
  4. Cortamos el queso y lo parrillamos en una plancha o con una sartén muy caliente.

Propiedades mango 3 - Ensalada de queso de cabra

Elaboración

Montamos el plato: como base la escarola. Se puede sustituir por cualquier otro tipo de hojas verdes.

Para terminar rociamos la vinagreta, unas semillas de sésamo y/o unos germinados.

Sobre el queso de cabra

Es fácil de digerir por su bajo contenido en lactosa. Tiene un alto contenido en nutrientes: proteínas, vitamina A, vitamina D, vitamina K, riboflavina, potasio, fósforo, hierro, niacina y tiamina.

Tiene bajo contenido en hormonas y alto contenido en probióticos.

Tiene gran proporción de ácidos grasos de cadena media, como el caproico, el caprílico y el cáprico que contribuye al característico sabor ácido del queso de cabra. Este queso tiene más proteína que el de vaca, y es muy similar a la leche humana.

Es bueno para el riñón y adecuado para quienes padecen insuficiencia renal crónica gracias a su bajo contenido en potasio. Sin embargo, debe tenerse cuidado con su contenido en fosfatos.

Suelen tratarse con sal para mejorar su conservación, por ejemplo el queso feta.

Se ablanda cuando se calienta, aunque no se funde como los quesos de vaca. Los quesos de cabra, más firmes por su corteza se pueden hornear y tener un queso templado, sin que se derrita, para untar sobre pan con ajo asado, o solo.

 

José Romero

Chef Ejecutivo Ecocentro

ecocentro.com