Os quiero presentar una nueva manera de estar más sanos, basada en el agua y en la información que se le da a esta y que la hace más o menos saludable dependiendo de la información grabada en ella, tal como Masaru Emoto y otros científicos como David Sereda, vienen observando desde hace tiempo.

Basándonos en que aproximadamente el 70% de nuestro cuerpo está compuesto por agua y que ésta como sabemos, es el componente principal de nuestras células, tejidos y fluidos siendo el regulador del metabolismo, la digestión, la circulación, la reproducción celular, el sistema inmune, etc. Y llevando la información a través del cuerpo, consigue mantener la temperatura corporal entre otras funciones, entendemos su importancia y que nuestra salud está directamente relacionada con la calidad del agua contenida en nuestro cuerpo.

Pero, ¿es buena el agua que bebemos?
Nos bombardean diciéndonos que sí, que el agua del grifo es la mejor, pero realmente ya sea del grifo o embotellada no suele ser agua muy saludable. La estructura molecular del agua es la que determina en un primer momento el que el agua sea o no saludable para nosotros y gracias al trabajo de Emoto podemos ver como la estructura molecular del agua se ve constantemente afectada y desestructurada.

Por otro lado el agua que bebemos contiene las sustancias toxicas que el hombre utiliza, residuos de medicamentos, fertilizantes,…, que son peligrosos para nuestra salud.

Además, el agua tiene memoria, ¿y qué significa esto? Que así como cambia su estructura forzada por toda la contaminación e información errónea que recibe, es capaz de recuperar su estructura molecular correcta cuando vuelve evaporada a las nubes y a través de los procesos eléctricos que se dan en estas, la información errónea es borrada y vuelve a ser agua pura, para caer de nuevo y volver a desestructurarse.

Pero un grupo de científicos eslovenos basándose en diferentes investigaciones, y sobre todo en las de Masaru Emoto, han conseguido influir sobre la estructura y la memoria del agua borrando la información errónea y “dándole” al agua la información molecular correcta aumentando el potencial energético de esta. Así como los cristales del agua de Emoto cambiaban al escribirles una u otra palabra en el recipiente donde estaba el agua, estos investigadores han conseguido construir una botella que lleva incorporado un código, dicho código lleva la información adecuada para que el agua sea molecularmente correcta y sea agua pura.

Esto mejora la absorción de nutrientes y la excreción de tóxicos en nuestras células, lo cual equivale a una mayor regeneración de tejidos
Este agua sin contaminación, ni información errónea en su memoria es lo que llamamos agua revitalizada.

EL AGUA INFORMADA (O REVITALIZADA) POR LA TECNOLOGIA HIDRÓNICA
Estos científicos han conseguido influir sobre la estructura y la memoria del agua disminuyendo su superficie molecular y aumentando el potencial energético de esta. Esto significa que siendo agua estructurada y con más baja genotoxicidad su consumo mejora la absorción de nutrientes y la excreción de tóxicos en nuestras células, lo cual equivale a una mayor regeneración de tejidos, además de aumentar la emisión de fotones por nuestro cuerpo en un 6-7% lo cual incrementa nuestra salud y correcto funcionamiento orgánico.

Esta información del agua se realiza con botellas fabricadas en un cristal especial a las cuales se les ha grabado un código, como decíamos antes, para meter la información y correcta vibración en el agua. El principal ingrediente de estas botellas es el dióxido de silicio (arena de cuarzo). Es conocido que el silicio es utilizado para crear chip de memoria de ordenadores. Estas botellas son parecidas al cristal pero no contienen oxido de plomo. El código contenido en la botella disminuye La superficie de tensión del agua y actúa sobre los tóxicos disueltos en ella (que se convierten en menos tóxicos y en ocasiones pierden su toxicidad) además de borrar las informaciones de substancias con las que ha estado en contacto esta agua. La información impresa en el cristal es transmitida al agua durante tiempo ilimitado y es una información confidencial que solo los investigadores de esta tecnología hidronica conocen, y por la que han sido premiados con la medalla de oro en la feria de investigación de Pittsburg en el año 2000 y un premio a la mejor innovación ecológica; además de haber sido galardonados con el certificado de oro en la feria Internacional de Nürenberg y en la de Zelje.

CUALIDADES DEL AGUA INFORMADA
– Mejora nuestra salud y energía al aumentar nuestra emisión de biofotones y de iones (comprobado en un estudio realizado por el profesor Igor Kononenco de la Facultad de Informática e información tecnológica de la universidad de Ljubyana)
– Otro análisis realizado con microscopio de campo oscuro revelo que mejora la calidad de la sangre en cuanto al aglutinamiento de sus células disminuyendo la viscosidad y aportaron una mayor vitalidad a estas.
Por otro lado el agua informada:
– Sabe mejor y es más clara y transparente.
– Al beberla nuestro cuerpo gasta menos energía en absorberla.
– Usada externamente mejora la tonicidad de la piel.
– Puede mejorar las condiciones microbiológicas del agua y cualquier otro liquido disminuyendo el número de patógenos en ellos.
– Verduras y frutas lavadas con agua informada recuperan su frescura y energía.
– Aumenta el crecimiento de las plantas regadas con ella y su salud y fortaleza.
– Beneficia a todos los animales que la consuman.
– Se necesita menor cantidad de detergente debido a la menor superficie de contacto.
– Puede ayudarnos a prevenir problemas de salud.
– Introduciendo bebidas alcohólicas en las botellas con el código de información, estas pierden parte de la toxicidad del alcohol cambiando su sabor y permitiendo a la persona que lo bebe no terminar totalmente ebrio.

AGUA INFORMADA Y GENOTOXICIDAD
La genotoxicidad es la capacidad para causar daño al material genético por tóxicos físicos, químicos o biológicos. Este daño puede ser mutageno o carcinógeno. El agua informada procedente de las botellas con tecnología hidronica disminuye notablemente su genotoxicidad. Un agua con 10% o menos de genotoxicidad es buen agua para beber o cocinar. Un porcentaje más alto indica que hay sustancias disueltas en el agua que representan una amenaza para la salud por provocar mutaciones cromosómicas masivas o canceres. ¡¡¡Generalmente la genotoxicidad es mayor del 10% tanto en el agua corriente de las ciudades como en el agua embotellada!!!.

El agua procedente de botellas informadas disminuye la genotoxicidad aproximadamente en un 40% por lo que esta se convierte en agua recomendable para el consumo tanto humano como animal, al igual que para las plantas, un estudio realizado en 6 ciudades de Eslovenia lo demuestra.

CIUDADGENOTOXIDAD DEL AGUA CORRIENTEGENOTOXICIDAD DEL AGUA
 AGUA CORRIENTECORRIENTE INFORMADA
Ljubljana15,53%10,76%
Celje18,75%11,76%
Maribor12,71%8,03%
Kranji17,39%9,23%
Ptuj19,82%10,16%
Ezola17,14%10,90%

Las Botellas se llaman I9 y se presentan en diferentes colores indicados para cada chakra:

– Rojo – 1er Chakra – MULADHARA, conexión con la Tierra
– Naranja – 2º Chakra – SVADHISTHANA, creatividad
– Amarillo – 3er Chakra – MANIPURA, centro del poder personal
– Verde – 4º Chakra – ANHATA, conexión con las emociones- Azul – 5º Chakra – VISHUDDHA, la comunicación
– Índigo – 6º Chakra – AJNA, la intuición
– Violeta – 7º Chakra – SAHASWARA, conexión con el universo

Carmen Cid Díaz
Maestra y Terapeuta Profesional de Reiki
Experta y Profesora por la IUMAB en Bioelectrografía

Ignacio Chamorro
Director del Instituto Clark España
Dr. En Naturopatía

www.bioelectrografia.es