PNL: Aprende a manejar alternativas para tu vida. Allan Santos

 

Allan Santos tiene más de 30 de experiencia en el estudio y desarrollo del potencial humano.

Médico Psiquiatra y Psicoterapeuta con formación en Disciplinas Comportamentales y Neuropsicobiología. Formado en A.T., Gestalt y Biodanza. Master Trainer por la NLP University de Robert Dilts. NLP Trainer por la Grinder & Ass. y por The Society of NLP Programming de Richard Bandler. Coach, Consultor personal y organizacional y formador en PNL. Además es director de los programas de PNL de la Escuela InCrescendo de Madrid. Miembro de honor de la AEPNL. Es considerado como un gran maestro de maestros.

P – Hola Allan, Psiquiatra, Pediatra, experto en Programación Neurolingüística (PNL), investigador incansable… ¿cuánto tiempo llevas en este camino?

Empecé a estudiar PNL en el 77. Los primero libros sobre PNL fueron publicados en el 75 en EEUU. Yo en el 77 ya estaba en contacto con los primeros pasos en PNL. Ya llevo 33 años dedicados al estudio de esta disciplina y dedicándome a la formación estoy desde el año 1985. Ha sido un camino muy intenso, tranquilo a la vez, pero muy intenso. Y este camino no para… nunca terminas de caminar. Mientras estamos vivos cada momento es único, es diferente, y siempre hay novedades. La vida es muy viva.

P – ¿Qué es la PNL?

La Programación Neurolingüística, simplemente, es una manera de observar la experiencia humana. Un ser humano desde el principio de su vida va grabando todas las cosas que han ido viendo, escuchando o sintiendo y eso va formando un banco de datos que son los programas. El sistema de organizar todo eso es la neurología y esa organización se expresa a través de los comportamientos, del lenguaje. De ahí viene la idea de Programación Neurolingüística, solo es una descripción de cómo el ser humano funciona.

Entonces, esa disciplina tiene como objetivo desarrollar la capacidad de observación de la experiencia humana, de la propia experiencia o de la experiencia de alguien y cómo ocurre esa integración entre dos neurologías. Aprender PNL es entrenar, es tomar conciencia de cómo funciono, es aprender de uno mismo y poner la atención, es un camino de conciencia. La única forma de aplicación es la autoaplicación.

P – ¿Qué aporta a nuestra vida la PNL?

Toda disciplina que implica observación de uno mismo aporta bastante. Tenemos un proceso de educación del que hemos absorbido muchas formas de pensar distorsionada, muchas verdades que son simplemente distorsiones. Por ejemplo, la idea de que toda mujer conduce mal. Hay gente que sigue pensado así. Las aseguradoras cobran más barato a las mujeres porque tienen menos accidentes al tener más cuidado. Es sólo una idea pero cuando uno lo cree ve el mundo de esa manera. Tenemos miles de distorsiones que vamos recibiendo a lo largo de la vida, en el proceso de educación, de los padres… Todas las ideas que tenemos han venido de algún lugar. Esta formación aporta la capacidad de observarse determinadas maneras de funcionar que generan sufrimiento. Una persona se siente trabada cuando se enfrenta a un desafío, es inseguro. Ha tenido un aprendizaje, ha aprendido en un momento de su vida a no enfrentarse a cosas nuevas. Un caso de experiencia personal es que mi padre pasó muchas dificultades de joven y por eso era un gran ahorrador. Tenía miedo a invertir y perder todo. Cuando yo oía hablar de invertir me asustaba porque pensaba que iba a perder mi dinero ya que era lo que me había transmitido mi padre.

P – Existen diferentes alternativas a la hora de aprender PNL, ¿puedes contarnos cuál es tu manera de entender la PNL?

Básicamente, si pensamos en una manera general, se cree la programación neurolingüística como un conjunto de tácticas que se va a aplicar a alguien que tiene un problema. Eso creo que es una distorsión que se ha creado desde los principios de la PNL. Pero en su esencia la PNL tiene como objetivo el estudio de la experiencia humana, cualquier que sea ella. Porque yo puedo estudiar, por ejemplo, una persona que es un virtuoso con un instrumento y cómo esa persona se pone para conseguir sacar lo mejor de si mismo o alguien que es un excelente vendedor, cómo funciona, cómo piensa esa persona, cómo puedo estudiar a esa persona y aprender de ella en lugar de tener envidia de ella, a partir de la admiración, la curiosidad, del respeto. Aprender de ella, de cómo funciona para sacar provecho en ese hacer y aprender con ella.

Entonces, la diferencia que veo es que la mayoría de las formaciones te enseñan un conjunto de técnicas, muy a menudo con determinados objetivos. Yo veo la PNL no como técnica sino simplemente como un conjunto de experiencias donde yo voy a aprender a usar mi neurología de una manera que es más adecuada para mí. Esas técnicas o ejercicios son importantes para que yo pueda tener la experiencia pero no es el tema más importante. Lo más importante es que yo pueda desarrollar y enriquecer mi manera de percibir el mundo, de conectar con la vida. Mi foco de atención es en la propia experiencia que es el mayor profesor de programación neurolingüística. Lo que yo enseño es que las personas aprendan a poner su atención a determinados aspectos de su propia experiencia y aprendan a manejar su propia experiencia.

La formación es esencialmente práctica. Si usted encuentra una formación de PNL básicamente teórica huya porque eso no es. Muchas veces el consumidor no sabe lo que está encontrando porque no conoce, entonces compra gato por liebre. Pero lo que está claro es que PNL no es teoría, PNL es una disciplina práctica y si alguien está enseñando teoría o explicándola, no está haciendo PNL. Puede que use ese nombre pero no está practicando la disciplina. Por tanto, mi foco de atención es que uno pueda aprender a observar la propia experiencia. Con una visión de estar conectado con la vida, con una visión de poder estar alineado con ella de acuerdo con lo que tenemos genéticamente de potencial, el estar bien. Ese es nuestro destino genético, el estar bien, es siempre lo que estamos buscando porque nuestra genética te manda eso. Ese es el punto de atención que doy, todo mi trabajo es muy vivencial y no siempre es fácil. No es fácil porque a veces nos encontramos o nos enfrentamos con trabas que tenemos. Y no siempre es fácil enfrentarse a si mismo. Pero es lo que toca, huir de las dificultades es lo hemos hecho toda la vida…¿Y qué va a pasar? A medida que pasa la vida, crisis y más crisis van apareciendo. Tú vida está llamando la atención para que tú te cuides. Lo hace a través del dolor, de una incomodidad, de una angustia, de una ansiedad, de un miedo. Todo eso no es malo.

La psicología lo ve como una patología pero la PNL lo ve como aprendizaje, como cosas que hemos aprendido en un momento de nuestra vida para poder manejar una situación que no sabemos como hacerlo. Si un adulto amenaza a un crío ese crío va a ocultarse, a esconderse. Esa es su manera de protegerse de aquella amenaza. Él no es malo, no es un cobarde pero muchas veces ese aprendizaje puede estar ahí y siempre que haya algo que yo considere como amenaza me encoja porque he aprendido a funcionar así. Lo siento, yo no estoy funcionando mal, estoy funcionando de acuerdo a como he aprendido a funcionar para manejar una situación que para mí es difícil. No estoy enfermo por eso. La manera de comprender la experiencia humana es desde la base de una situación. Si algo pasa dentro de uno, pasa por una buena razón porque lo hemos aprendido y no hemos aprendido a desarrollar nuevas alternativas para eso. La PNL es una disciplina que invita a que tú puedas desarrollar alternativas para tu vida.

P – ¿A quién le puede interesar la PNL?

La PNL se aplica a cualquier persona que quiera conocerse mejor, mejorar algunos aspectos de su vida. Es una disciplina útil para cualquier ser humano. Es una clave para entenderse y manejarse mejor. Si una persona está mejor consigo misma, tendrá mejores relaciones, producirá más en su trabajo y se estresará menos con las cosas de la vida. La vida tiene retos todos los días, continuamente nos enfrentamos a situaciones que debemos manejar. Yo puedo manejar las situaciones con mucha tensión o hacerlo de manera más descontraida. Si lo hago con tensión gasto una energía tremenda que puede, incluso, influir negativamente en los comportamientos que tenga para solucionar el tema. No es lo mismo ir a hablar con mi mujer, mis hijos, el jefe si estoy estresado que si estoy relajado. Por tanto, esta disciplina ayuda mucho a mejorar la calidad de vida, calidad de relaciones con los hijos, la pareja, mayor productividad en términos de trabajo, puedo producir más con menos energía porque no gasto energía con tonterías.

P – Por tanto, ¿Se trata de aprender a vivir mejor?

Para aprender a vivir yo no podría decirlo, todos saben vivir a su manera. Todos tenemos una forma de vivir, el tema es que muchas veces esa forma que hemos aprendido desgasta demasiado, tiene un nivel de estrés muy alto. Principalmente, para nosotros que vivimos en grandes ciudades. Entonces, hemos perdido mucho la conexión con la naturaleza, la posibilidad de pensar en nada, de vaciar la cabeza. Entonces puedo decir que la PNL sirve para mejorar la vida que yo tengo, mejorar algunos aspectos que pueden no estar funcionado de una manera mas descontraida y relajada.

Muchas gracias Allan

Julián Trullén Torres

Socio Director Escuela InCrescendo

www.escuelaincrescendo.es