Hipnonautas del pasado

En un periodo de profundos cambios sociales, parece que muchas de las cuestiones que hoy nos preocupan ya lo hacían en el pasado y de forma repetitiva vuelven una y otra vez.

Volver al pasado mediante hipnosis

No podemos volver al pasado… bueno no podemos volver al pasado de forma física, pero ¿y de forma mental? Esta pregunta nos sumerge de nuevo en las posibilidades de la mente, de su alcance y de su proyección. Mi propuesta es navegar con la mente usando la hipnosis.

Puede que muchos lectores sientan el tema de la hipnosis, como algo especulativo o bien muy peligroso. Muchas veces me preguntan sobre mi trabajo, así que voy a reproducir estas preguntas y aclarar conceptos. 

¿Qué es la hipnosis?

La hipnosis es un procedimiento durante el cual un profesional del tema sugestiona a un sujeto, lo que hace que experimente cambios en las sensaciones, pensamientos o comportamientos.

Depende del sujeto y lo sugestionable que este pueda llegar a ser. Si el hipnotizador logra indagar en el subconsciente del paciente y este no rechaza las sugestiones del hipnotizador, los resultados deberían mostrarse sin duda positivamente. Pero si la persona hipnotizada no tiene intención de ayudar al hipnoterapeuta a desarrollar la terapia, el intento habrá sido en vano.

Mi método consiste en dos conceptos que hay que tener en cuenta: la relajación y la sugestión. El tipo de hipnosis que practico se le nombra hipnosis de tipo fórmico. Primeramente, intentas calmar al sujeto para poder hacer más eficaz esta técnica. Con una manipulación táctil se llega a provocar una distensión muscular, lo cual provocará una liberación; esto hará que el paciente se encuentre mucho más relajado.

Cuando continuamos con la manipulación se genera un campo fractal hipnótico o campo mórfico. Esto nos ayudará a rebuscar en su pasado, y a que pueda recordar momentos de su infancia. En muchos casos, el paciente ha recordado experiencias negativas de su vida que expresa con gestos faciales de dolor y molestia; en este punto vuelvo a incorporar al sujeto al estado normal.

Aunque mi método intenta recordar momentos del pasado, a veces los recuerdos trascienden al sujeto y no le pertenecen. En muchos casos los sujetos en hipnosis se convierten en hipnonautas, es decir en auténticos navegadores libres en el espacio mental. Incluso los sujetos pueden convertirse en psíquicos prodigiosos.

Hipnonautas, experiencias

En varios viajes a países extranjeros he realizado hipnosis en grupo e individual con resultados muy espectaculares. Una persona sintió que estaba en una vida anterior pero no de ella misma sino de otra persona. Al encontrarnos en Egipto la narrativa versaba sobre una mujer y su hijo en época faraónica y curiosamente los datos que fue narrando coincidían con la historia de las tumbas que visitamos.

Muchos pueden pensar que fue una dramatización de una historia aprendida o visualizada previamente, pero los datos superaban cualquier especulación.

Yo mismo he tenido esa experiencia. Una de las personas que sometí a hipnosis me habló de un problema que no era suyo. En ese momento yo estaba en proceso de duelo y me habló de la persona fallecida, que por supuesto no conocía, pero se trataba de mi madre y la describió perfectamente.

Desde entonces introduzco en la formación que imparto el contacto con el espacio de navegación libre es decir la hipnonáutica con muy buenos resultados; los sujetos ganan en intuición y clarividencia, siendo más receptivos a los demás.

 

 

Ricardo Bru

Profesor de hipnosis.

Ricardobru.com

Blancama.org