El yoga como proceso de conocimiento

¿Quieres más?

¿Te gustaría estar siempre al día con las últimas tendencias, consejos y secretos?  Suscríbete a nuestro boletín mensual y sé parte de una comunidad exclusiva.

 

La práctica del yoga nos proporciona un conocimiento empírico fuera de lo común. Un ejemplo fácil de esto es la percepción sutil de la energía, de la respiración involuntaria o la reverberación de los latidos del corazón por todo el cuerpo. El yogui no sólo elabora su identidad a través del cuerpo, sus emociones y pensamientos, sino también de la percepción de los flujos de energía y de la consciencia de todo ello.

La mayoría no nos percatamos del océano de estímulos en el que vivimos inmersos. Al dormir, nuestro inconsciente gestiona toda la información que recibimos a lo largo del día. Nuestros sentidos se desactivan del mundo exterior y el sistema nervioso inicia los procesos de descanso y reparación del organismo. Cuando entramos en una relajación profunda, nos convertimos en testigos de excepción de todos estos procesos.

Al despertar y al salir de una relajación profunda suceden cosas similares. Volvemos gradualmente a percibir los sonidos, la temperatura del aire, la luz del exterior… luego nos estiramos o recogemos, tomamos conciencia del letargo del yoga no sólo nos ofrece un conocimiento extraordinario de nosotros, sino que es en sí mismo una forma de conocimiento extraordinario. Un estado de la mente en el que las cosas se relacionan de una manera distinta, más profunda. Una comprensión de lo invisible que nos ayuda a entender lo visible. Cuando cierro los ojos y miro dentro, otro yo empieza a proyectarse en el espacio. Ese otro yo se despliega en formas de energía completamente nuevas, menos rígidas y difusas, más flexibles y claras. Cuando abro los ojos, reconozco ese nuevo yo por sus acciones responsables.

El yoga, me enseña de otra manera lo que siempre estuvo ahí. No hay experiencia más extraordinaria que la del propio conocimiento. Ojalá fuese un valor en alza, un ideal social para todo el mundo. Nos sobra información y nos falta entendimiento. El conocimiento es uno de los viajes más alucinantes y útiles que una persona puede iniciar. El yoga de calidad, son muchas cosas pero sobre todas ellas, es conocimiento.

José Manuel Vázquez
Presidente de la Asociación Shiva-Shakti de Yoga Integral.
Director de la escuela de formación de profesores de yoga integral.
www.yogaorganico.org 

Haz tu buena obra del día ¡Compártelo!

2 minutos de lecturaActualizado: 20/11/2017Publicado: 17/09/2014Categorías: Salud NaturalEtiquetas: , , , , , , , , , , , , , , ,

Comenta este artículo