Chamanismo Esencial

Podemos definir Chamanismo como la vía de obtener poder y conocimiento por medio de la Naturaleza. Estamos acostumbrados a pensar en el chamán como un sanador o un curandero que usa plantas y elementos naturales, pero el camino chamánico va mucho más allá.

El chamanismo es un fenómeno transcultural que se da en todos los grupos humanos; en nuestra sociedad, el concepto lo presenta inicialmente Mircea Eliade en su libro el Chamanismo y las Técnicas Arcaicas del Éxtasis.

El chamán percibe y vive la Naturaleza como un ente complejo y dotado de vida, con múltiples planos de expresión. Chamán, es aquel que tiene poder para:

* Manejar aspectos energéticos de la Naturaleza,

* Entrar en otras realidades o planos de conciencia, de modo voluntario.

Chamanismo Esencial es el sendero de autoconocimiento por medio de los Devas o Dioses de la Naturaleza; va más allá de la sanación del cuerpo mediante rituales, plantas y trabajos energéticos. El foco está en aprender a moverse en las otras realidades y recuperar el poder interior, que está en el corazón, en el Dios interior. El trabajo con los elementales de la naturaleza permite abrir el corazón y acceder a experiencias transpersonales y de reencuentro con uno mismo y con los espíritus de la naturaleza y los Dioses.

El Chamanismo esencial fue practicado por la élite sacerdotal de las sociedades antiguas, y un ejemplo de ello fue Perú y Egipto. El Chamanismo Esencial explora el misterio de la Naturaleza en busca de la luz y la fuerza del autoconocimiento.

La propuesta chamánica resulta atractiva por la propuesta de vuelta a la naturaleza y la vivencia mágica de la vida y del mundo que nos rodea, también por el poder que se puede conseguir; pero el camino de chamánico no tiene atajos. La adquisición de poderes, de sanar, de ver el futuro, de contactar con planos superiores de conciencia, de salir del cuerpo, puede traer el inflamiento de la personalidad con el orgullo, y esto detiene el avance interno y desvía la intención central del trabajo.

Magia y Chamanismo

El Chamanismo incluye la magia, entendida como el manejo de las fuerzas de la naturaleza y entidades espirituales para curar o resolver problemas. También es magia la entrada en los mundos internos que realiza el chamán.

El camino de la magia exige dedicación, compromiso y esfuerzo. Para poder realizar rituales es necesario haber pasado largos años de trabajo interno, en las que la voluntad y el compromiso del aspirante son puestos a prueba: prácticas en soledad, dietas especiales, la conservación de la energía; después de las pruebas vienen las primeras iniciaciones, en las que el aprendiz se enfrenta a la muerte física y psicológica. Sólo después de las primeras iniciaciones se pueden realizar rituales mágicos o chamánicos.

Cuatro Arquetipos Chamánicos

Se han descrito cuatro arquetipos que abarcan prácticas tradicionales chamánicas y que trabajamos en nuestros talleres:

* El Guerrero interior y Los Animales de Poder

* El Chamán como Sanador, la Madre Naturaleza (Pachamama)

* La búsqueda de la visión y el desarrollo de la intuición

* Los Ancestros y el linaje chamánico

Los Animales de Poder

En experiencias en estados ampliados de conciencia es bastante común los encuentros con animales, el ser comido por ellos o sentirse uno con los animales: felinos, lobos, serpientes y rapaces, entre otros. Son experiencias muy poderosas, cargadas de simbolismo y de fuerza. También es frecuente el verse formar parte de grupos nativos, realizando rituales iniciáticos con los elementos: fuego, agua, etc. Lejos de ser anécdotas o experiencias patológicas, son experiencias muy sanadoras y que se producen de modo espontáneo en personas sin conocimientos chamánicos; es como si nuestra mente conectara con una cierta dimensión en la que los arquetipos chamánicos cobran vida. Este tipo de experiencias está comentado en detalle por Stanislav Grof, una de las mayores referencias en exploración interior y sanación usando estados ampliados de conciencia.

Desde nuestra perspectiva, el encuentro con tu animal de poder es una indicación clara de las cualidades que debes integrar y desarrollar para tu evolución interior. El animal representa simbólicamente las cualidades de tu espíritu que debes recuperar en el viaje de la vida, mediante el trabajo interior.

El encuentro con los animales de poder se da igualmente en esta realidad. Un Maestro encontró paseando por su ciudad una garra de su animal de poder. Otro conocido recibió de modo totalmente fortuito una piel de su animal de poder en un viaje iniciático.

Enfermedad y Sanación

Son interesantes los casos de enfermedades y crisis personales que llevan a una persona al encuentro con arquetipos chamánicos. Se pueden describir varias vías de acceso al mundo chamánico: La primera es pertenecer por familia, a un linaje chamánico, otra consiste en ser un Garza Blanca, en el chamanismo andino, se hace chamán aquél que recibe un rayo y vive para contarlo; También están descritos muchos casos en los que sólo existe la voluntad individual de convertirse en chamán.

Jacques Mabit es un ejemplo edificante de cómo se conectó con el chamanismo andino. El Doctor Mabit recibió en estado ampliado de conciencia la información de que dedicaría su vida a sanar personas con dependencias de sustancias, usando métodos tradicionales chamánicos. Inicialmente no hizo mucho caso de ello, creyendo que era producto de su imaginación, y al cabo de cinco años, se estaba dedicando plenamente a ello.

Samael Aun Weor tiene un libro completísimo sobre medicina oculta y magia práctica, en el que describe el uso de cientos de plantas para la sanación y rituales para el trabajo con sus elementales.

La Búsqueda de la Visión y el despertar de la intuición.

Otra de las vías de acceso a los mundos del chamanismo es la famosa búsqueda de la visión, del encuentro con la experiencia de nuestro devenir en la vida. Este tipo de experiencias, son fundamentales en muchos pueblos nativos, y están muy olvidadas en nuestra cultura, y así nos va, claro. El famoso libro del Alquimista, de Paulo Coelho aborda el viaje iniciático de descubrimiento y búsqueda personal. El Camino Rojo de los pueblos nativos Americanos es famoso por sus encuentros de búsqueda de la visión en la naturaleza.

De un modo más general, el desarrollo de la intuición es fundamental en los procesos chamánicos. El trabajo de los sueños, el estudio de los símbolos y la atención a las sincronicidades forma parte del despertar de la intuición y de la visión interior.

Maestros, Ancestros y Linaje

Abordar procesos de muerte y renacimiento, iniciaciones con los elementos, encuentro con los ancestros y traspaso de poderes es otro de los senderos chamánicos.

Pablo Amaringo fue un gran chamán, maestro y artista que vivió en Pucallpa, en la Selva Amazónica de Perú. Pablo recibió sus poderes en una experiencia chamánica, sin tener la menor pretensión inicial y estuvo curando a gente ininterrumpida y gratuitamente durante diez años. Tenía el gran don de poder pintar sus experiencias y de recordarlas en detalle; hay un precioso libro sobre su vida y su obra. Tuve la oportunidad de conocerlo y mantener una cercana amistad con él; fue una persona excepcional, que cambió la vida de muchas personas.

Los cuatro arquetipos están descritos con maestría por Ángeles Arrién en su ya clásico libro, Las Cuatro Sendas del Chamán.

Los 3 mundos

Disponer de un mapa del camino es evidentemente, muy importante. Y en los mundos internos, aún más, pues un error puede significar la locura o la muerte, algo así como en el juego de la Oca, cuando toca cárcel o vuelta al inicio.

La Cosmogonía Andina usa el mapa de los tres mundos para guiar y significar el trabajo en estados ampliados de conciencia:

* Kay Pacha

* Uku Pacha

* Hanan Pacha

Kay Pacha es el mundo del aquí y del ahora, de esta vida, del cuidado del cuerpo, alimentación, ejercicio, y de las relaciones con las personas, del amor y del perdón. El viaje interior por el Kay Pacha es el primero que suele darse, pues es evidente que hay que sanar lo que hay antes adentrarse con un mínimo de veracidad en mundos más profundos.

Al realizar experiencias en estados ampliados de conciencia con la Respiración Pneuma, una vez pasado el umbral energético en el que se perciben las energías de los cuerpos internos y de los chakras, el Kay Pacha es el primer mundo que suele experimentarse. Percibir la vida personal desde la perspectiva de la conciencia, el amor y el perdón, sana el alma en sus niveles más operativos y permite seguir avanzando en el autodescubrimiento. El animal arquetípico del Kay Pacha en la cosmogonía Andina, es el Puma, felino que está siempre atento y relajado, con gran poder y flexibilidad.

Uku Pacha es el mundo de la serpiente, son experiencias con aspectos oscuros de la psique, el encuentro con serpientes que nos devoran, estar en cuevas, encuentro con la sombra y con egos más ocultos. Son procesos de lucha, muerte y renacimiento. Encuentros también con la Madre Cósmica en sus muchas formas, es el viaje por la noche, oscura, pero plagada de estrellas. El viaje por el Uku Pacha es necesario para sanar enfermedades, adicciones y realizar trabajo interior profundo.

Hanan Pacha o el mundo del Cóndor, de los arquetipos de luz, de los encuentros con maestros y seres espirituales, del Amor con Mayúsculas, ilimitado y poderoso. Es el encuentro con nuestro Ser y sus múltiples manifestaciones.

El encuentro con el Águila es una experiencia excepcional, y una invitación a lanzarse de lleno al camino espiritual. Ver desde los ojos del águila o ser llevado en sus garras por mundos infinitos son experiencias muy impactantes. El Águila Dorada es el Arquetipo que forma el corazón mismo de Inkarri.

Los tres mundos son espacios vivos de la mente universal, a los que se puede acceder en los procesos de búsqueda interior y sanación, mediante la Respiración Pneuma y otras técnicas actuales de acceso a estados ampliados de conciencia.

Rafael Navarro Inkarri

www.inkarri.es