“La puerta directa a la alegría es la gratitud, la aceptación de lo que es y la presencia”

“Alegría” es el último libro publicado por Álex Rovira y Francesc Miralles. De manera amable y didáctica, a través de 30 cartas van activando en el lector el poder de la alegría. Espacio Humano conversa con ellos.

 

Espacio Humano. ¿Por qué elegisteis el tema de la Alegría?

Alex Rovira (AR). Francesc y yo escribimos hace años “El laberinto de la Felicidad” (de venta en Amazon) y en nuestras conversaciones, la alegría aparecía como distinta de la felicidad. Por interés personal empezamos a explorar el universo de la alegría cada uno por nuestra cuenta. Y nos dimos cuenta de dos cosas: en general, la filosofía había tocado poco la alegría. Espinosa es el gran maestro de la alegría sobre todo en su ética, cuando diferencia las alegrías activas trabajadas y las pasivas, las pasiones. Nieitzsche la vincula a la creación, al igual que Bergson habla de la alegría relacionada con la creación perseverante, el logro después de la dedicación a una tarea a la que te consagras. Montaigne hace referencia a la alegría desde el punto de vista de la amistad, como una de las mayores alegrías, muy por encima de ninguna otra. Poco más. Alguna mención que hace Sartre, como la alegría, la potencia de la creación y Jesús, considerando que el pensamiento del nazareno, mas allá de la aproximación religiosa, es el primer ser humano que hace referencia a la alegría, dentro del contexto de la compasión, del darse al otro. Si vamos a oriente, el Vedanta Advaita, Aurobindo, Krishnamurti, … y los grandes filósofos occidentales contemporáneos del Advaita, hablan más de la alegría como un estado de conciencia.

En Psicología se han tratado filias, fobias y adiciones… pero muy poco sobre la alegría.

La tercera variable: en nuestro entorno hemos visto ultimamente momentos de pesar y dificultad; expresiones de nuestros padres y de generaciones anteriores a la nuestra, referirse a que antes no teníamos el confort que tenemos ahora, pero teníamos más alegría y a nivel personal la necesidad de abordar esta cuestión fascinante. También por mi ciclo de vida natural tenía necesidad de tocar la alegría y hacer una reflexión sobre ella.

 

Espacio Humano. ¿Se escribe el libro sobre lo que se necesita reflexionar?

Francesc Miralles (FM). Se escribe sobre lo que se necesita. Como Toni Morrison decía “si estas esperando un libro y el libro no existe, tendrás que escribirlo”.

 

Espacio Humano. ¿Veis la alegría como un don o como una construcción?

La alegría es un don que tienen todas las personas. Venimos con ella, la vamos tapando con diferentes capas de prejuicios, experiencias, cinismo. La capacidad del ser humano de estar alegre y disfrutar de su entorno es la misma que tienen los animales superiores cuando los vemos disfrutando, jugando.

AR. También es una construcción en la medida en que uno puede crear circunstancias para convocarla, pero es algo que no se puede imponer a otro. No puedes decirle a alguien: se alegre.

FM. Las mejores cosas de la vida no se pueden comprar, no se pueden enseñar. ir?t=espaciohumano 21&l=alb&o=30&a=840820212X - Alex Rovira y Francesc Miralles: La puerta a la Alegría es la gratitudir?t=espaciohumano 21&l=alb&o=30&a=8408175467 - Alex Rovira y Francesc Miralles: La puerta a la Alegría es la gratitudir?t=espaciohumano 21&l=alb&o=30&a=8495787911 - Alex Rovira y Francesc Miralles: La puerta a la Alegría es la gratitud

Espacio Humano. ¿Porqué perdemos la alegría?

Por el ego y lo mental.

FM. Mi madre utilizaba un proverbio: Si quieres ser feliz como dices… no analices. En el momento en que queremos saber si podemos estar mejor, y nos impactamos por lo de fuera, se pierde. La alegría se expresa en el momento presente, en el momento que te vas al pasado, al futuro… pierdes la alegría. En el momento que te preocupas por cosas que no estas vivido, no tiene cabida la alegría.

Espacio Humano. Felicidad y alegría… ¿hablamos de lo mismo?

AR. Son distintos. Si le cuestionas a una persona si es feliz, se lo tiene que pensar. Si le preguntas si se siente alegre, no lo duda y si le preguntas por el nivel de alegría te puede hablar, desde el gozo interno intimo sereno, hasta la euforia o el entusiasmo o lo puedes simplemente ver y no hace falta que le preguntes. La alegría se expresa de manera prístina, pura, espontanea, no admite engaño. Uno puede convencerse de que es feliz cuando no lo es, pero no puede mentirse sobre la alegría.

 

Espacio Humano.“El lazo que une el conocimiento y el amor es la alegría” ¿de qué tipo de conocimiento os refería??

El amor a la vida y el conocimiento de la vida. Paracelso decía: “Cuanto más conoces, más amas y cuanto más amas, más quieres conocer”. El hilo que une el conocimiento con el amor es la vida, no solo la propia. En la medida en que nos acercamos al misterio y lo vamos desvelando lentamente, hay alegría; cuando la consciencia se expande, hay alegría, y cuanto más conoces algo, más lo amas, porque te quedas asombrado por la complejidad del misterio y en realidad, al límite, la alegría genera la función de la filiación. El miedo nos aleja del peligro; la rabia marca los límites, y la alegría, como emoción, tiene la función del vínculo, de la filiación. Esta es una alegría es con objeto.

Podemos mirar la alegría no como emoción, sentimiento, estado de ánimo o condición, sino también la alegría sin objeto. Ese ser que somos, que es puro gozo pero que vamos tapando por capas de falsas creencias, prejuicios, proyecciones que se convierten en ego y que ponen en marcha el mecanismo mental del ruido que lleva a conceptualizar lo que en realidad es un misterio.

 

Espacio Humano. ¿En donde está el equilibrio entre el análisis de la ralidad y las creencias?

FM.Yo convocaría a Jung: “lo que niegas te somete, lo que aceptas te transforma”. La visión de la realidad, en la medida de lo posible libre de creencias puede ser muy liberadora, a pesar de que sea dolorosa. Toda creencia implica un apego, lo que crees tiende a ser lo que creas. Toda creencia es una profecía de autocumplimiento que viene a reforzar la misma creencia. De ese círculo solo se sale o por convicción o por compulsión: desde la profunda honestidad de cuestionarte, incluso tirándote un torpedo a la línea de flotación de las creencias que quieres liberarte o por compulsión cuando surge una crisis que te pone contra las cuerdas y te obliga a reformularte el sistema de creencias. La visión de lo que es, libera. La permanencia en las creencias acaba esclavizando.

 

Espacio Humano. ¿Es parte de nuestra naturaleza la alegría?

FM. Totalmente

 

Espacio Humano. ¿Habría que definir previamente una antropología del hombre? ¿De que está hecho el hombre?

FM. Podemos convocar a Teilhard de Chardin, a Eurobindo o a Krishnamurti que ya apuntaban en esta dirección. Y también a la filosofía del Advaita de la No Dualidad. En realidad, cuando hablamos de alegría hablamos de una emoción que surge para generar una filiación convocada desde nuestra esencia que busca que el yo se convierta en nosotros. En todo camino espiritual y de realización, en el fondo, el ego lo que quiere es liberarse a si mismo y en esa liberación esta la alegría.

Es un volver a casa, desnudo de eso que crees y por eso creo es nuestra naturaleza. Pero la demostración empírica es imposible porque a la alegría no se llega desde la razón.

 

Espacio Humano. Me gustó muchísimo el cuento de José. Entre otras cosas dice: “aceptación que no resignación”. ¿hemos perdido el concepto de lo gratuito? La vida es un regalo…

AR. La puerta directa a la alegría es la gratitud, la aceptación de lo que es y la presencia.

Es la alegría perfecta de las que hablan las diversas filosofías occidentales y orientales: La alegría de ser, no siendo

 

Espacio Humano.  Presentáis en el libro hermosos textos, muchas despedidas. ¿Es posible recuperarla al final de la vida?

FM. Efectivamente, en el momento que se olvida uno de sí mismo. Joan Garriga dice que en la vida hay dos fases: una fase de subida en la cual vamos acumulando cosas y llegamos arriba de la montaña, vemos el panorama y a medida que vamos bajando, vamos soltando cosas, desprendiéndonos de todo. Eso se ve muy bien en los poetas: los grandes poetas cuando son jóvenes hacen grandes estructuras y cuando son mayores te hacen un haiku que con dos líneas te han dicho todo lo que quieren decir. Es un desprenderse de todo, hasta que te desprendes del cuerpo.

 

Espacio Humano. ¿Una actitud básica para la alegría?

AR. Gratitud

FM. Amabilidad

 

Espacio Humano. ¿Un pensamiento?

AR. Vive y deja vivir

FM. Una oración que hacen los budistas tibetanos por la noche: “Si por mis limitaciones o por mi situación actual no soy capaz de proporcionar felicidad a los demás, como mínimo que mis actos no sean causa de su infelicidad”.

Espacio Humano. ¿Una emoción?

AR –FM. Asombro y reverencia

 

 

Feliciana Garcia Gómez

Periodista y Fundadora de Espacio Humano