La vibración del año 2015 nos lleva a responsabilizarnos este año de unificar nuestro cuerpo y nuestra mente para que nuestras respuestas a los retos de la vida sean equilibradas. Es un año para trabajar la salud mental y corporal. Para volver la mirada a nosotros mismos y ocuparnos de lo que hemos dejado «para otro momento» porque las exigencias del entorno laboral, afectivo, social, económico…, se han llevado la mayor parte de nuestra energía y nos hemos descuidado de nosotros mismos.

La vibración del 2015 es de color rosa, el color del equilibrio, de la armonía, de la mente y del dinero.

Para el Método TRCD, la vértebra 15 del ADN Emocional de nuestra columna se corresponde con la 3ª dorsal. Es una vértebra que, al estar situada en la parte alta de la espalda, pertenece a la zona de madurez (la etapa de madurez de la espalda abarca desde los omóplatos hasta las cervicales). Cada vértebra del ADN Emocional es un cómputo energético que lleva anexado un contenido emocional específico. En el caso de la vértebra 15 es «Responsabilidad con el propio cuerpo«. Esa capacidad emocional y energética se activa desde los 30 a los 35 años. Es la responsabilidad de estar atentos a lo que sentimos y lo que pensamos y expresarnos de forma coherente con ello. Es cuidar de la salud corporal y mental.

Análisis energético emocional del número 15.

1º. En primer lugar, tenemos que analizar los dígitos 1 y 5 por separado.
El 1 es de color blanco y su concepto principal es ENERGÍA. La vértebra 1 del ADN Emocional corresponde a la 5ª lumbar.
El 5 es de color azul y su concepto principal es ESPACIO. La vértebra 5 del ADN Emocional corresponde a la 1ª lumbar.

Como el primer espacio que tenemos es el propio CUERPO (que a su vez se compone de 5 zonas corporales), si unificamos los dos conceptos podemos concluir que el número 15 nos está indicando cuidar nuestra energía corporal para mantenernos vitales y saludables.

2º. En segundo lugar tenemos que analizar el contenido energético emocional que es el resultado de sumar 1 + 5 = 6.

La vértebra 6 (12ª dorsal), es también de color rosa, pero pertenece al periodo de la infancia. Al ser un número puro, es decir, no sale de la suma de otros dos, su contenido emocional principal por la vibración del color rosa es la mente y por lo tanto el dinero, ya que el dinero contabilizado con números, está en la mente.

Vemos entonces que las vértebras 6 y 15 del ADN Emocional hacen entre ellas un circuito de información interdependiente: cuando somos adultos aparecerán en nuestra vida dificultades con el dinero o con nuestra capacidad mental que provienen del aprendizaje que hicimos del dinero cuando éramos niños.

Por eso decimos que este año tiene una vibración dominante de color rosa y por lo tanto tenemos que prestar atención, también a nivel colectivo, a nuestra mente, pues será proclive al desequilibrio si no estamos centrados en nuestro eje emocional de vida. De igual manera, podemos lograr una gran expansión corporal y mental si nos mantenemos en nuestro eje.

Pero para ello tenemos que cuidar el nivel de energía corporal.

Como vemos, es un año interesante para hacernos cargo de nuestra responsabilidad individual y tener en cuenta que nuestros pensamientos afectan inmediatamente al cuerpo. Cada vez que tenemos un pensamiento negativo por pequeño y nimio que sea, bajará no sólo nuestro estado de ánimo, sino nuestro impulso corporal para actuar.

Y, por el contrario, si no cuidamos la alimentación, hacemos ejercicio físico y tomamos momentos de relax y diversión para nutrir el cuerpo, nuestra mente perderá oxígeno y se reducirá la capacidad de pensar con claridad y ejecutar rápidamente.

PROPUESTAS PARA MANTENER ALTA NUESTRA VIBRACIÓN ENERGÉTICA EN EL 2015

PARA EL CUERPO
En primer lugar tenemos 3 colores para potenciar: rosa, blanco y azul. El color «llena» las fugas de energía de nuestro cuerpo provocadas por la densidad que creamos nosotros mismos cuando no podemos resolver los conflictos emocionales de la propia vida.
El llenado con el color lo vamos a hacer a través de la ropa y la bisutería, y de la alimentación.

Imagen
Color blanco. Una vez a la semana, preferiblemente los lunes, que predomine el blanco en nuestra ropa y bisutería.
Color azul. Cinco días al mes, vestiremos de azul usando varias tonalidades de ese color.
Color rosa. Seis días al mes, vestiremos, al menos, con una prenda de color rosa, y lo completaremos con bisutería rosa o colorista. Lo colorista nos conecta con la variedad de colores y vibraciones energéticas que componen la estructura energética de nuestro cuerpo y con las oportunidades de la vida.

Alimentación
El color blanco se trabaja con el queso y yogures blancos, pescado blanco, verduras blancas…Nos dará fuerza física y emocional.
El color azul lo incorporamos con los pescados y mariscos en general y nos ayudará a expresarnos.
El color rosa con el gazpacho, la salsa rosa, la mortadela o jamón de York…Nos ayudará a equilibrar nuestra relación con el dinero.

PARA LA MENTE
Una mente equilibrada y expansiva es la que está posicionada en el SI a la vida, y por lo tanto busca y encuentra dentro y fuera de sí misma los recursos necesarios para solventar las situaciones emocionales que se le presentan al vivir. La negatividad y el lamento quedan fuera.

Ejercicio para tener una mente energética

Por la mañana me peino el pelo hacia atrás (el pelo contiene nuestros pensamientos) con cepillo en la mano derecha y peine en la izquierda. Me voy peinando con los dos a la vez verbalizando: «fuera mi negatividad».
Por la noche cambio de manos cepillo y peine y me cepillo el pelo de atrás hacia delante con la cabeza inclinada, verbalizando: «fuera la densidad adquirida el día de hoy».

Ejercicio para tener una cara limpia y clara
Antes de ir a dormir, voy posicionando dos algodones mojados en leche desde la barbilla hacia la frente, diciendo: «yo cojo los SIES de la vida mientras duermo».
Por la mañana, con dos algodones empapados en agua me limpio la cara verbalizando: «saco los NOES del inconciente para atraer los SÍES en este momento de mi vida»

Nota. Estos dos ejercicios pertenecen al libro de María Gemma Sáenz, LA FILOSOFÍA DE LA ILUSIÓN.

Rosa Briones.
Directora del Centro de Formación en el Método TRCD.
www.metodotrcd.com