La relación con el dinero y la madre desde la visión sistémica de las Constelaciones Familiares

Nuestra relación con el dinero viene determinada por nuestra relación con la madre, es decir, por nuestra decisión profunda (no mental) de aceptarla incondicionalmente como es, aunque en ocasiones no haya estado disponible para nosotros. Eso implica renunciar al ideal de madre que uno pueda tener y aceptar a la madre real que nos dio la vida.

A la par que esa aceptación, es importante no estar como salvador de ella sino en el lugar del hijo/a, dejando su destino con ella y así darnos el permiso de vivir nuestra vida.

En multitud de constelaciones familiares, se puede observar que el dinero le sigue a la madre. Cuando el hijo/a se acerca internamente a la madre, aceptándola como es y agradeciéndole la vida, entonces el dinero está más disponible en nuestra vida.

El dinero es energía de vida y a nivel sistémico, el dinero es una metáfora de la madre. En la medida en que exijo a mi madre, exijo al dinero.

El dinero no se queda con nosotros cuando le exigimos, sino cuando se siente respetado y agradecido.

No se puede respetar y agradecer el dinero si no lo hemos hecho antes con nuestra madre. Quien está enfadado con el dinero, está enfadado con la madre o con su destino. Nuestra relación con el dinero es un espejo de si hemos aceptado incondicionalmente a nuestra madre tal como es.

12 2 la relacion con el dinero y la madre - La relación con el dinero y la madre

En constelaciones familiares, se observa que la madre y el dinero son energías equivalentes. Tomar a nuestra madre tal como es, nos conduce a fluir en la vida y a recibir todas sus bondades, incluido el dinero.

El dinero también necesita que se le agradezca su servicio, no que se le exija. Y necesita estar en movimiento. El dinero estancado pierde fuerza.

[amazon_link asins=’8416694486,8415968256,849423482X’ template=’ProductCarousel’ store=’espaciohumano-21′ marketplace=’ES’ link_id=’d66e233e-a912-43d0-9758-c2652b303039′]

Cuando hay pérdidas de dinero, deudas, bancarrota, etc., suele observarse en la constelación familiar de esa persona que es por la expiación de una culpa no asumida. Esa culpa puede ser por un daño que uno ha hecho y no ha asumido, o puede ser una culpa no asumida de uno o varios ancestros del sistema familiar de esa persona; incluso a veces se puede estar llevando inconscientemente una culpa colectiva. Una constelación familiar puede ayudar a tomar conciencia de los factores que le están influyendo a esa persona en su dificultad con el dinero (y en cualquier área de su vida).

El sentimiento de abundancia es un sentimiento que viene de forma natural y es consecuencia de haber tomado a la madre.

Otra consecuencia de tomar/aceptar a la madre es el sentimiento profundo de estar en paz con la vida y poder disfrutar del dinero. La sensación de que la vida es abundante y que en cada momento nos provee de lo que necesitamos, es una vibración que no depende de cuánto tengo, sino de cuanto agradecimiento siento por todo tal y como es.

Cuando nos quejamos de lo que nos rodea o rechazamos a otras personas, empeoramos la situación y alejamos la abundancia de nosotros, porque el dinero es energía de amor y agradecimiento.

Cuando miramos el dinero con respeto y agradecimiento, confiamos plenamente en que cualquier cosa que necesitemos será proveída. Estamos convencidos de que los recursos fluirán.

 

Cristina Cáceres Mangas

Psicóloga. Especialista y formadora en

Nuevas Constelaciones Familiares

cristinacaceresmangas.com