Seguridad para todos: usuarios y profesionales de las terapias naturales

¿Qué falta?: la regulación

Actualmente nos encontramos ante una persecución en los medios de comunicación generalistas de España apuntando contra todo lo que salga del paradigma de la medicina oficial, todo aquello que sea practicado por médicos o no médicos fuera de los protocolos oficiales.

Incluso ciertos partidos políticos se posicionen fuertemente en contra de la práctica de las Terapias Naturales, obligando al profesional sanitario a denunciar a toda persona que reciba dichas técnicas, poniendo en peligro su salud.

Pero, ¿es realmente tan peligroso el ejercicio profesional de las Terapias Naturales? No, siempre y cuando quien realice dichas prácticas esté formado en su técnica dentro de unos mínimos estándares de calidad que, por desgracia, actualmente no tenemos a nivel oficial.

Es precisamente por esto por lo que, desde la Asociación Nacional de Profesionales y Autónomos de las Terapias Naturales, COFENAT, aplicamos las guías de competencias del Decreto Catalán que fue suspendido por el Tribunal Superior de Justicia por invasión de competencias. Este tribunal calificó el trabajo realizado en dichas guías como excelente. Entonces los colegios profesionales sanitarios (médicos, enfermeros y fisioterapeutas) y los no sanitarios -en cuyos grupos de trabajo se encontraba COFENAT- llegaron al consenso de cómo, quién y por qué deben de aplicar esa formación y competencias, delimitando hasta dónde puede llegar un médico que practique Terapias, y hasta dónde un no médico.

Bien, y ahora os preguntareis, ¿y por qué el España no aprovecha ese trabajo, cuyo desarrollo duró cerca de cuatro años, y empiezan a actualizar las guías partiendo de la base del mismo? Eso mismo quisiéramos saber nosotros…

El Estado quiere contentar a todos y por eso es tan difícil dar pasos hacia la regulación. Nosotros estamos convencidos de que la regulación no va a poder contentar al 100% de los profesionales, sean sanitarios o no, pero estamos dispuestos a iniciar un diálogo en el cual esté la Administración, los sanitarios y los no sanitarios en grupos de trabajo, como en su momento ya fue realizado.

Pero para ello es necesario dar un paso al frente y que empiecen a ser garantes realmente de la seguridad del ciudadano:

– Seguridad del ciudadano que acude a dichos centros de Terapias.

– Seguridad del ciudadano profesional que trabaja con dichas Terapias.

– Seguridad para el ciudadano que tiene herboristerías.

– Seguridad para el ciudadano que tiene empresas de complementos para las Terapias.

En definitiva, seguridad para todos.

Dejémonos de mirar el ombligo e intentar que la legislatura pase lo más pronto posible. Muevan ficha, porque al final lo único que no se mueve para regular a todos aquellos que tienen vinculación directa con las Terapias Naturales, es la Administración.

 

Roberto San Antonio Abad

Presidente de la Asociación Nacional de Profesionales y Autónomos de las Terapias Naturales, COFENAT

cofenat.es