Nos olvidamos muchas veces de nuestro pasado como seres libres viviendo en la naturaleza. Durante millones de años el hombre paleolítico se alimentó de lo que la naturaleza le ofrecía de forma silvestre, en su mayor parte alimentos de origen vegetal. Más tarde con la etapa del neolítico el hombre dejó su etapa nómada y vivió en asentamientos en los que desarrolló la agricultura y la ganadería. Así pues las plantas que hoy cosechamos en los huertos provienen de ejemplares silvestres y de muchos de ellos podemos disfrutarlos incorporándolos en nuestras ensaladas o sustituyendo otras verduras cultivadas.

Ahora en primavera florecen muchas plantas silvestres de ellas e inundan campos, bosques y jardines. Es muy gratificante al pasear por el bosque y reconocerlas, probarlas o cosecharlas para añadirlas a nuestra ensalada o elaborar con ellas algunas recetas muy saludables.

Selección de plantas

1Ortiga - Plantas silvestres comestiblesOrtiga verde: de sobra conocida, pues siempre está cerca de los alrededores de los pueblos. Es muy rica en clorofila, calcio y hierro y también en silicio, por lo que consumida como verdura aprovecharemos todo este aporte mineral. Se ha de recoger con cuidado usando guantes debido a las agujas que posee que inyectan ácido fórmico irritante. Una vez cortada y lavada este poder urticante desaparece y podemos incorporarla a la ensalada por ejemplo.

Se puede cocinar como otra verdura de hoja y su sabor recuerda al de la espinaca. Se puede hacer un escaldado y rehogarla con ajos. Realizar una tortilla, o junto al puré de calabaza añadiéndola al final ya que requiere poca cocción,. También es muy rica en puré utilizando arroz integral en lugar de patatas.


2calendula - Plantas silvestres comestiblesCaléndula: sus flores son muy ricas en luteína. Añadiendo sus pétalos desmenuzados sobre nuestras ensaladas darán un toque maravilloso de color además de aportarnos su riqueza antioxidante que especialmente protege nuestra visión. Me gusta añadidarla sobre los platos de arroz con verduras al final de la cocción. También podemos pulverizarla, una vez seca, y añadirla sobre ensaladas, sopas, purés y otros platos por su aporte de color y su potente poder antioxidante natural.

 


3Ddleon - Plantas silvestres comestiblesDiente de león: recogeremos las hojas de la roseta basal cuando la planta es joven, de los ejemplares más pequeños, para que no amargue demasiado. Constituye una alternativa riquísima a las ensaladas convencionales. También podemos mezclarlo entre los demás ingredientes de la ensalada que preparemos, aportándonos su benéfico contenido en principios amargos que mejorarán nuestro proceso digestivo y sobre todo beneficiarán a la salud hepática.


4Mblanca - Plantas silvestres comestiblesMostaza blanca: la reconoceremos entre otras crucíferas que crecen en los campos en primavera, además de por las flores con cuatro pétalos, por sus frutos en forma de pico de pato o mango de puñal, y sobre todo por su sabor picante. Se pueden añadir las flores a la ensalada y algunos de sus frutos que aportarán su riqueza en vitamina C y en glucósidos azufrados que constituyen la esencia picante, y que sobre todo favorecen la digestión y la actividad detoxificadora de los enzimas hepáticos.

La preparo en salmuera cubriendo flores y frutos con agua de mar o bien añadiendo un 10% de sal marina y dejando fermentar. De este modo podemos añadirla en pequeñas cantidades en ensaladas o acompañado a otros platos como sustitutivo de la mostaza. Secada y pulverizada también dará un toque picante y especiado a sopas, ensaladas y legumbres.


5Malva - Plantas silvestres comestiblesMalva silvestre: la malva es una planta muy abundante y fácilmente reconocible. Me encantaba cuando era pequeña comer sus frutos a los que llaman panecillos, por su forma de pan redondo; tienen sabor suave y los podemos añadir a las ensaladas. Las hojas de malva las podemos utilizar como verdura con un ligero escaldado y se pueden rehogar con cebolla.

La suelo preparar rehogada con cebolla junto con arroz integral. Utiliza solo las hojas, retirando los tallos. Al comerla notaremos su textura mucilaginosa. La malva por su contenido en mucílagos es muy benéfica para proteger y sanar las mucosas digestivas e intestinales, además de evitar el estreñimiento.


6capuchina - Plantas silvestres comestiblesCapuchina: silvestre, en lugares sobre todo húmedos y cálidos, pero muy fácilmente cultivable en macetas o en el jardín, nos servirá como aporte exquisito a nuestras ensaladas aportando color y sabor, con un toque picante debido a las sustancias azufradas que contiene y además con cierta actividad antibiótica natural. Los frutos se pueden preparan en encurtidos con sabor parecido a las alcaparras.

 


7Aliaria - Plantas silvestres comestiblesAliaria: llamada también hierba ajera, pertenece a la familia crucíferas con flores blancas y hojas redondeadas y blandas. Si las frotamos desprende olor a ajo y de ahí su nombre. Se puede tomar en ensalada, o poner entre el bocadillo que llevemos al campo si nos la encontramos. También rehogada. Contiene vitamina C y glucósidos azufrados que favorecen la actividad hepática.

 


8Ajo - Plantas silvestres comestiblesAjo silvestre: hay varias especies de ajo silvestre, y es una alegría encontrarlos por el campo. Sus flores se pueden añadir desmenuzadas sobre ensaladas y otros platos a los que aportará su peculiar sabor a ajo intenso. Si arrancamos su bulbo se pueden utilizar al igual que los ajos, aunque suelen ser de tamaño más pequeño. Los podemos añadir al aceite de oliva e ir aliñando las ensaladas al que irá comunicando su sabor y propiedades. El ajo silvestre contiene también alicina, sustancia de acción antibiótica y potenciadora de la actividad de los enzimas hepáticos.


Hay muchas, muchas más plantas silvestres comestibles.

Palmira Pozuelo
Farmacéutica Naturista
www.alkemila.com