Ajustar correctamente la primera vértebra cervical permite mejorar la postura, el equilibrio y el potencial auto-curativo del cuerpo. El método natural suizo AtlasPROfilax®, sin riesgo y en una sola sesión, pone al alcance de toda persona ese objetivo de manera duradera.

El Atlas, guía de nuestra postura y equilibrio

La columna vertebral es el eje de nuestro cuerpo. Las vértebras trabajan en equipo, como los eslabones de una cadena. La primera vértebra cervical está situada justo debajo de la cabeza, soportando su peso. Por ello, esta vértebra fue bautizada con el nombre de ‘Atlas’, en honor al titán de la mitología griega encargado de aguantar la bóveda del firmamento.
En un adulto, la cabeza pesa entre 5 y 6 kilos. Cuando el Atlas no está correctamente alineado, el reparto de fuerzas que recibirá la columna no será uniforme, afectando también a la posición de hombros, cadera, rodillas, tobillos y el apoyo de los pies. Será frecuente la aparición de compensaciones (desviaciones) en la columna y tensiones musculares crónicas. En definitiva, nuestro cuerpo estará haciendo un sobreesfuerzo constante, con la pérdida de energía y cansancio que ello supone.

La importancia del Atlas va más allá que la puramente mecánica. Cuando se encuentra en rotación, produce un estrechamiento en el canal por donde pasa la médula espinal en su camino hacia el cerebro. De la misma manera, puede afectar a la circulación en la zona cervical y craneal. Nuestro organismo, en definitiva, no puede trabajar a su máximo potencial.

En la vida diaria, la posición inapropiada del Atlas puede provocar sensación de pesadez y rigidez en cabeza, cuello u hombros; dificultades para encontrarse ‘cómodo’, por ejemplo a la hora de acostarse; descompensaciones de hombros o cadera; dificultad para ir bien erguido; tensión y contracturas musculares; dolores crónicos de espalda y cuello; presión y dolores de cabeza, sensaciones de mareo, entre otras…

Un descubrimiento fundamental.

En 1993 el suizo René C. Schümperli postuló que en la inmensa mayoría de personas existe una rotación inapropiada, más o menos acusada, de la primera vértebra cervical. Además, constató que un accidente, golpe o movimiento desafortunado, pueden acentuar la rotación del Atlas, haciendo que las consecuencias negativas de la misma se manifiesten con más intensidad. En 1996, Schümperli desarrolló el método natural AtlasPROfilax® que permite corregir, sin riesgo, en una única sesión y de manera duradera, la posición del Atlas. El método se basa en relajar la musculatura corta de la nuca y todo el trabajo se hace sin manipulaciones bruscas ni agresivas.

Debido a las especiales características anatómicas del Atlas, una vez ha quedado correctamente ajustado es muy complicado que se desvíe. Por ello el método solo es necesario una vez en la vida, salvo percances excepcionales.

Desbloqueo profundo y proceso autocurativo.
atlas2 - Camino del bienestar, centrando el Atlas

La liberación de tensiones que se produce tras el ajuste del Atlas con el método natural AtlasPROfilax® marca el inicio de un amplio proceso autocurativo. Es el propio cuerpo de manera natural el que consigue sobreponerse a su situación anterior. El alivio suele empezar a notarse desde las primeras semanas y se pueden seguir notando mejorías incluso muchos meses después de haber realizado la aplicación. Aunque cada persona, en función de sus características individuales y sus hábitos, experimenta su propio ritmo y profundidad en los cambios, los efectos más habituales son sensación de ligereza y bienestar; relajación progresiva del sistema nervioso, mejor movilidad del cuello y cabeza, más equilibrio y flexibilidad; mejora progresiva de molestias musculares y articulares; mejora progresiva de dolencias crónicas como jaquecas, cansancio crónico o fibromialgia, entre otros.

Las consecuencias de latigazos cervicales, golpes o caídas también suelen aliviarse de manera muy notable.

El método también es interesante en personas que se encuentren bien, pues aumenta el capital de salud a largo plazo. Es especialmente recomendable en el caso de los niños, ya que favorecerá un crecimiento más armónico y equilibrado.

Calidad de aplicación y complementariedad.

El método AtlasPROfilax® sólo puede ser practicado con precisión por un Atlasprof® (especialista del Atlas) formado y cualificado por la Atlas Academy Switzerland de Sierre, en Suiza. El método tiene un objetivo de mejoría global de la calidad de vida y no reemplaza ni interfiere con tratamientos médicos o farmacológicos. Además, otras terapias como la Osteopatía, la Quiropráctica, la Fisioterapia o la Acupuntura, entre otras, suelen ser más eficaces una vez realizado el método AtlasPROfilax®.

El testimonio de Mª Mar

Desde edad muy temprana, y de forma progresiva, empecé a sentir una serie de dolores en todo mi cuerpo. A los 47 años me habían diagnosticado fibromialgia, artrosis, artritis, colón irritable, mala digestión y cansancio crónico, entre otras. Además, ya tenía fecha para intervenirme quirúrgicamente de la espalda, por una estenosis del canal lumbar pues según diagnostico médico me iba a quedar en silla de ruedas. Después de un largo deambular entre médicos, hospitales y pruebas, y como único resultado antiinflamatorios, calmantes que la mayoría de las veces no me hacían efecto, y cansada de oír que todo era psicológico y psicosomático y que tenia que acostumbrarme a vivir con dolor, decidí buscar una alternativa a esta situación.

Un amigo me habló de la técnica AtlasPROfilax y esa misma tarde llame para pedir cita. La colocación del Atlas supuso un antes y un después en mi vida. Me situó en mi ‘eje’ y, como bien me había explicado mi Atlasprof, los dolores cotidianos se fueron atenuando. Pasaron de ser rabiosos, punzantes, de cierre, como si estuviera metida en una armadura, a ser de apertura, expansión y liberación. A día de hoy, 5 años después del ajuste de mi Atlas, y con el complemento de otras terapias naturales, siento como mi cuerpo continúa mejorando.

Actualmente tengo plena autonomía, sigo andando, sin operación, y sin antiinflamatorios.
Desde mi experiencia recomiendo esta técnica a todas aquellas personas que quieran mejorar su calidad de vida, pues no hay nada que perder y mucho que ganar.
Mi hija, viendo los resultados, también se la hizo, así como varios amigos.

David Viñés Curtis
Especialista en AtlasPROfilax®.
www.atlasprofilax.es