Existe una estrecha relación entre la salud bucodental y la salud general del organismo, ya que la boca refleja indicios y síntomas que pueden afectar al resto del cuerpo. La implantología natural y los numerosos avances tecnológicos buscan mejorar este equilibrio corporal del organismo.

AVAL CIENTÍFICO
Numerosos estudios científicos aseguran que el metal en contacto con el cuerpo puede ser perjudicial. En concreto, en el campo de la odontología los metales utilizados en boca pueden producir ciertas reacciones alérgicas en el paciente, dado que son aleaciones que con el paso del tiempo sufren más o menos corrosión en la cavidad bucal; y que en combinación con otras aleaciones (coronas, puentes, empastes de mercurio, implantes de titanio, etc) pueden inducir a diferentes tipos de toxicidad.

En implantología se trabaja con muchos materiales que por su composición son rechazados por ser nocivos para la salud como el mercurio, el aluminio, el plomo, cadmio, etc., llamados metales pesados o metales tóxicos. Los síntomas más comunes por el empleo de este tipo de materiales son el cansancio, reacciones cutáneas severas o fuertes dolores de cabeza. De ahí, la importancia y el cuidado al escoger materiales que no sean tan dañinos para la salud del paciente.

La odontología biológica libre de metal tiene como objetivo la correcta integración del implante con el resto de nuestro cuerpo, fomentando así el equilibrio corporal; por ello se ha convertido en una tendencia saludable en la actualidad.

¿Quiere conocer las claves principales para confiar en los tratamientos de implantología natural?
A continuación resumimos en cinco puntos básicos los beneficios de los implantes libres de metal:

1º La implantología natural se basa en el uso de implantes realizados en circonio, un material cerámico biocompatible con el cuerpo, sustitutivo a las aleaciones metálicas y con propiedades excepcionales. Su uso evita las reacciones alérgicas al metal, comunes en ciertos pacientes, y el mal sabor de boca que en ocasiones provocan las prótesis dentales de metal.

2º El circonio es un material altamente resistente, empleado para conseguir el máximo rendimiento funcional y durabilidad. El hecho de estar diseñado mediante ordenador permite al especialista obtener piezas personalizadas que encajan perfectamente en la dentadura del paciente. Numerosos estudios científicos certifican la garantía de permanencia del implante de circonio en la mayoría de los pacientes.

3º El implante de circonio tiene el color de un diente natural; no destaca ni siquiera en caso de encías finas o desplazadas. El paciente obtiene un resultado natural y estéticamente agradable. Además, al no utilizar metal en su composición evita los contorneados oscuros en las encías y la formación de placa.

4º El circonio es un material muy manejable y resistente que permite fabricar prótesis a medida del paciente; por ello se puede utilizar tanto en prótesis compuestas como para implante dental individual.

5º Este tipo de implante natural reduce la sensibilidad de los dientes al no ser conductor de calor y son más tolerados por las encías, gracias a la alta compatibilidad biológica del material.

En el campo de la odontología, las exigencias de los pacientes en muchos casos no contemplan el compromiso estético en el resultado del tratamiento. Este es uno de los beneficios que aporta el implante cerámico, ya que posee un color marfil que hace que se asemeje mucho al aspecto de un diente natural y ayude a la integración de la pieza dentro de la cavidad bucal. Hoy día las personas no solo necesitan estar bien sino sentirse bien, la belleza corporal también aporta beneficios saludables, ya que cuando una persona se ve bien físicamente repercute en su estado emocional.

Los implantes de circonio son una innovación en la odontología y los dentistas biológicos así lo aseguran. Además de evitar los efectos relacionados con el metal mencionados anteriormente, su revisión sistemática ha demostrado que duran un período de 10 a 30 años, con una compatibilidad alta en la mayoría de los pacientes. De hecho, en los estudios certificados se demuestra que el porcentaje de pérdidas del diente en bocas clínicamente con buen mantenimiento es ínfimo.

Estas son algunas de las ventajas que aportan los implantes cerámicos, libres de metal, cuyo sistema de fabricación se adapta a las necesidades de estética e innovación que más demandan los pacientes en la actualidad. El implante cerámico asegura una gran predictibilidad con unas propiedades de osteointegración del implante con la cavidad bucal, que reducen el riesgo de fracaso.

BIENESTAR CORPORAL
El bienestar corporal depende de muchos factores externos difíciles de controlar. La boca es la puerta de entrada de posibles complicaciones para la salud general, por lo que es importante cuidarla y revisarla periódicamente. Hoy en día, gracias al avance de la medicina y al desarrollo de las últimas técnicas de innovación y tecnología implantológica el paciente tiene la posibilidad de reemplazar un diente de la manera más natural posible, además de poder diferentes formas de hacerlo; pero para ello debe conocer todas las herramientas existentes en el mercado.

El implante de circonio es actualmente una tendencia en el mundo de la implantología, pero antes de utilizar cualquier tratamiento es bueno saber qué beneficios y cualidades reporta. Ayudar a conseguir ese equilibrio corporal tan importante para la salud integral es tarea de todos.

El organismo necesita un respiro, y ya que solo existe un cuerpo para vivir lo mejor es cuidarlo.

Rick Corstanje
Director de Marketing y Educación en Straumann
www.straumann.es