Willigis Jäger: «Nuestro verdadero ser está más allá del ego”

¿Quieres más?

¿Te gustaría estar siempre al día con las últimas tendencias, consejos y secretos?  Suscríbete a nuestro boletín mensual y sé parte de una comunidad exclusiva.

«Nuestro yo es como una ola, pero cuando comprendemos más, entonces somos el Océano»

Willigis Jäger, con sus 87 años, representa hoy en Europa la convergencia de las tradiciones espirituales de Oriente y la mística de Occidente. Es uno de los maestros espirituales más importantes de Europa. Benedictino y maestro de Zen, representa una espiritualidad moderna y transpersonal que da respuestas a los buscadores del siglo XXI. Su presencia trasmite la paz de una conciencia avanzada. Fundador de Escuelas de Contemplación como la Escuela de Zen «Nube Vacia», desde el año 2003, Willigis Jäger es el guía espiritual del Benediktushof en, Alemania, un centro internacional dedicado a los caminos espirituales.

Autor de diversos títulos, entre los que destacaremos La ola es el mar: espiritualidad mística; La oración contemplativa: (una introducción según San Juan de la Cruz); Encontrar a Dios hoy a través de la contemplación: el camino a la experiencia según el Maestro Eckhart, la Nube del No-Saber; En busca del sentido de la vida: el camino hacia la profundidad de nuestro ser… y su último libro Sabiduría eterna: el misterio que se nos esconde detrás de todos los caminos espirituales. En todos expone una enseñanza espiritual que integra y auna buscando la unificación de los seres humanos.

P – ¿Qué le ha dado el Zen que no le ha dado el cristianismo?

El Zen me demostró que hay un nivel mas allá de lo personal; después me he dado cuenta que en el cristianismo, con la mística, tenemos lo mismo que en el Zen. Ese nivel místico se encuentra también en el Hinduismo, en el Islam, en la religión Judía, … pero las religiones no tienen apenas acceso a este otro nivel.

P – ¿Cómo y de qué manera sintió la llamada de Dios en su vida?

De niño tuve una experiencia espiritual. Estando en la Iglesia por unos momentos me salí del nivel racional y experimenté que había un nivel mas allá del intelecto. En aquellos momentos no sabía lo que me pasaba pero mas tarde pude explicármelo. Tenía entonces 6 años, pero a las 13-14 años se repitió algo muy parecido. Entonces estuve ya muy seguro que había un nivel mas allá de lo personal y lo racional.

P – ¿En qué momento se encuentra la Iglesia Catolica?

La Iglesia tradicional se queda en el nivel intelectual. Tendría que escuchar mucho mas a sus santos, por ejemplo a S. Juan de la Cruz, que dice que hay un nivel que va mas alla del intelectual. Ese nivel lleva a una libertad muy grande y es posible que llegando a ese nivel el significado de las confesiones sea distinto. Por eso tienen miedo.

P – ¿Cómo está el Diálogo interreligioso?

Ese dialogo es muy importante pues hace que las religiones se comprendan unas a otras. Pero no va mas allá del nivel intelectual.

P – ¿Podemos educar en la Mística a los niños y jóvenes?

No es fácil educar a los niños en la vida religiosa. Las religiones están todavía con sus dogmas, y nos hemos dado cuanta que la gente joven no acepta los dogmas; no entra en los dogmas. Muchos se salen de las Iglesias o dejan su religiosidad a un lado; no tiene significado en su vida. Tenemos que tratar a la gente joven de otra manera para que pase a ese nivel transpersonal.

En Ginebra han hecho un túnel de 9 kilómetros de diámetro y a 70 metros de profundidad para reproducir el Big Bang, la explosión original primera. La gente joven de hoy se pregunta ¿qué significado tienen unos cuantos decenios de vida, aunque sepa cómo sucedió el Big Bang. ¿Quién da significado a unos decenios de vida en este universo atemporal e inmenso?

Los nuevos conocimientos científicos nos dicen que hay millones de planetas como la tierra. Seguro que hay otras vidas en esos universos y me hago siempre la pregunta ¿qué significado tienes estos decenios de mi vida? ¿de donde venimos? ¿por qué estamos aquí? Y ¿a dónde vamos?.

P – ¿Se puede conjugar la Mística y una vida diaria de trabajo y obligaciones?

Quien tiene una experiencia espiritual, vive de otra manera la cotidianidad; se expresa de otra manera, da otro significado a su vida. La espiritualidad da a la persona una base, un fundamento con el que puede vivir mejor la vida diaria.

P – ¿Cuál es su oración favorita?

La apertura total a esa inmensidad. No creo en un Dios Personal. Creo en un Fondo Originario del que sale todo lo que sabemos y las cosas que desconocemos. Este Universo es atemporal. El tiempo lo hace nuestro intelecto y la Ciencia nos dice que hay universos paralelos. Tiene que haberlos para que todo el universo se mantenga.

El Ser Humano está todavía muy hecho al nivel intelectual y quiere explicarlo todo desde ese nivel. Nuestro intelecto nos hace personas y es muy importante, pero al mismo tiempo es una limitación. No nos da una explicación clara de todo el proceso evolutivo.

P – ¿Esto es una creencia o una certeza?

Es una certeza y nos lo dice la astrofísica.

P – ¿Qué papel ocupa el silencio en la vida espiritual?

El silencio nos lleva a nuestro ser verdadero. El ego es un nivel muy estrecho de nuestro ser humano. Detrás del ego hay un suceder universal que comprendemos cuando salimos del ego. El ego nos hace personas, y al mismo tiempo es una limitación. Por eso toda mística dice: «tienes que salir del ego, y entonces comprenderás más lo que tu eres y lo que es este mundo».

Es muy difícil trasmitir a las personas lo que es el ego, algo que es muy importante, pero que al mismo tiempo nos limita. Nuestro verdadero ser está más allá del ego, detrás del ego. Y el ego es una forma de manifestarse que tiene esa vida universal. Como la ola y el océano. Nuestro yo es como una ola, pero cuando comprendemos mas, entonces somos el océano.

P – ¿Cómo explicar la presencia del mal en el mundo?

Pregunta difícil. El mal forma tanto parte de ese Fondo Originario divino tanto como el bien. ¿Quien manda un terremoto, quien envía un tsunami… y mueren miles de personal?. No hay un Dios ahí arriba que nos lo manda, pero el Universo no esta ordenado según nuestros deseos. El suceder evolutivo es completamente diferente a lo que nuestro intelecto puede demandar. Por eso lo que llamamos el mal es una forma más de vida.

Las personas tenemos que llegar a comprender que somos mucho mas de lo que nuestro yo nos dice. Nuestro yo es una limitación y en esa limitación hacemos cosas que llamamos mal …

Como especie estamos también en un proceso evolutivo. Nos hemos desarrollado desde un nivel prehomínido a un nivel mágico, a un nivel mítico, había un dios que todo lo dirigía; después pasamos a un nivel de conciencia mental que es en el que estamos ahora y el desarrollo y proceso de nuestra especie continua; seguiremos desarrollándonos para llegar a un nivel de la unión, comunión y amor.

Tenemos que salir de la tradición en la que Caín mata a su hermano Abel. Todavía lo hacemos hoy continuamente. Somos una especie que se mata. Los mandamientos y las ordenes no nos ayudan. Solamente avanzaremos a través de la Mística, que al igual que el Zen, intenta llevar a las personas a un nivel de UNIDAD, COMUNION Y AMOR.

P – El perdón ¿qué papel tienes en la vida del espíritu?

Se trata siempre de poder salir de ese nivel de limitación personal y poder llegar a ese nivel de unión, comunión y amor y desde ese otro nivel no puedo sentirme separado de nadie, de un terrorista, por ejemplo. Siento mucho que haya cometido algo malo, pero si salimos del egocentrismo el perdón es algo que hacemos de manera natural.

P – ¿Qué papel tiene el dolor?

El Maestro Eckhart diría que el dolor es el caballo más rápido hacia Dios. Es decir el dolor me lleva a un límite y ese limite significa para mi: aquí tu camino ya no sigue. Piensa hacia donde puede ir ahora tu camino. También el fracaso es para mi otra forma de empezar un nuevo camino. El fracaso no es un final sino una llamada a que mires por otro camino. Pero al yo le resulta muy difícil aceptarlo.

P – ¿Cómo acercarnos al dolor de los demás?

Seria cuestión de decirles que hay otro nivel más profundo. Ese otro nivel de la comunión, unidad y del amor y si llego a ese otro nivel el dolor tiene para mi un sentido. Con eso el dolor no desaparece pero entonces lo interpreto de otra manera y no tiene esa carga negativa.

P – Caridad, amor y compasión ¿son la misma cosa o tienen algún matiz de diferencia?

En realidad es la misma cosa. Viene del mismo nivel. Somos como una red llena de mallas y nos comportamos como una malla aislada pero no nos damos cuenta de que realmente somos una red.

Las personas tenemos que comprender que tenemos que salir del limite del intelecto. Mientras estemos enredados en esas estructuras intelectuales, no avanzaremos; el camino místico intenta sacarnos de ese egocentrismo llevarnos a la experiencia de la comunión, la unión y el amor. Solamente entonces cambiará algo en esta tierra.

Feliciana Garcia Gómez

Haz tu buena obra del día ¡Compártelo!

8,4 minutos de lecturaActualizado: 07/11/2018Publicado: 11/07/2012Categorías: Estilo de VidaEtiquetas: , , , , ,

Comenta este artículo