Queridos amigos, vivimos tiempos de cambio, y las nuevas conciencias y despertares se están dando cada vez más. Nos ayudamos con herramientas milenarias que con su gran sabiduría nos despiertan y conectan a la verdadera esencia del ser, y a su vez con la conciencia cósmica universal. De esta manera nos damos cuenta de que el sentimiento de unión con el todo es el auténtico camino…

Las herramientas pueden ser muy variadas pero todas llevan el mismo fin en su base: ayudarte a conectar y sentir que todo está dentro, que no hace falta buscar fuera lo que ya se tiene. Únicamente tu responsabilidad es escoger un buen camino para ti que te despierte desde el exterior proyectando hacia dentro, recordando tu propósito almico. En el camino nos encontraremos con multitud de pruebas a veces muy duras, pero tenemos que darnos cuenta de que cualquier situación que se presente siempre tendrá una enseñanza que ofrecer y dependerá de nuestra percepción sacarle el aprendizaje necesario para que el alma continúe con su proceso evolutivo.

Mi mensaje personal con este artículo es ofrecer mi propia perspectiva sobre este tema tan universal y a la vez tan cercano a nosotros mismos, porque pienso que esta sabiduría está en todos los seres que habitamos este planeta, sólo varía a veces la manera de percibirlo, y la intensidad con la que lo hacemos. Por ello es tan aconsejable abrirse al mundo nuevo que tenemos, un mundo cada vez más conectado con la energía amorosa de la unión, primero con el ser, porque si no estás conectado contigo mismo difícilmente podrás sentirte conectado con el mundo que te rodea. ¡Y estoy convencida que las Almas y seres que habitamos aquí cada vez somos mas consciente de esta revelación!

Cada día cuando amanece y nos levantamos tenemos una gran oportunidad de crear la vida ideal para nuestra evolución. Es importante tener la suficiente consciencia en el momento presente para darnos cuenta de las señales que nuestra propia Alma, en conexión con la fuente universal, te comunica continuamente. Es relativamente fácil aprender a identificarlas, sólo es cuestión de compromiso de estar alerta y de sentir como fluir… Estar conectado significa estar alineado con la fuente y a su vez arraigado a la energía de la madre tierra como ser terrenal y físico. Somos un magnífico ejemplo de unión con el todo, en nuestra manifestación como ser físico, mental, emocional y espiritual.

Responsabilízate de tu vida. Es un gran desafío, pero necesario para poder poner en marcha todos estos mecanismos y trabajar en tu propia conexión. Tendemos a cargarnos de responsabilidades que no nos corresponden y ahí está una de nuestras pérdidas de tiempo en esta aventura que hemos venido a experimentar, además de que no ayudar a las personas que pretendes ayudar; con cada acción tuya que interfiera en el camino de evolución de otra, estarás generando un karma que a su vez te alejará más de tu propio destino.

Acoge todas las situaciones y personas que se te presenten y estudia que tienen que enseñarte, y después déjalas atrás para seguir avanzando. Decide como quieres que sean tus pensamientos. Todos tienen que tener una base de amor hacia ti mismo, un amor puro y compasivo que haga que te aceptes de verdad con todas las experiencias vividas hasta ahora y con el propósito de mejorar y crecer, estás en ello…

Si no eres feliz, proponte serlo, no te conformes… Se crítico con tu vida y ejerce el discernimiento para tomar el camino que más te conviene. Puedes empezar por meditar a diario, por ejemplo. Busca la herramienta con la que te sientas más cómodo y ¡actúa!

La felicidad es sentirte en paz contigo en todo momento tanto en las adversidades como en los momentos bonitos, sentir que cada instante es precioso y por ello dar las gracias, sentirte conectado con tu amada presencia.

Y por ultimo quería hablar de la figura de los maestros espirituales. Para encontrar esta conexión con el ser, muchos recurren a la experiencia de otros y a veces caen en el sometimiento de sus propias ideas y el conocimiento de lo que realmente les conviene. Estas vivencias también nos sirven, porque, como hemos dicho antes, toda experiencia tiene algo que enseñar y la pérdida de la fe de uno mismo es una de ellas, donde caben elementos exteriores que tienden a alejarnos aun más de nuestra esencia espiritual. Cuando esto suceda y te sientas perdido, decepcionado de algo o alguien, en quien tu creías fervientemente, es el momento del aprendizaje; escúchate, siente, y conecta con el maestro que está en ti y deja que te hable..

Cuando un verdadero guía se presenta ante ti, siempre te sentirás de igual a igual y nunca intentará imponer sus ideas por encima de las tuyas, sólo te acompañará para ayudarte a levantarte si es que llegaras a caerte, y los más importante te enseñará con su propio ejemplo y experiencia.

Este mensaje llega con la Navidad. Es mi intención acercarnos un poquito más unos a otros porque todos estamos conectados al mismo corazón cósmico.

FELIZ NAVIDAD

Noelia Pacheco Sanchez.

Directora del Centro Pachamama

www.centropachamama.es