Ayurveda (literalmente «ciencia de la vida») es una forma holística de cuidado de la salud que trata los aspectos físicos, mentales, emocionales y espirituales del ser humano. Es un tratamiento para vivir la vida en consonancia con los ciclos de la naturaleza y se puede usar para tratar una amplia gama de estados médicos.

Los profesionales ayurvédicos utilizan medicamentos preparados a base de hierbas, minerales, aceites, dietas y aconsejan ejercicio físico, terapias y una gran variedad de técnicas de desintoxicación diseñadas para ajustar los desequilibrios y bloqueos del sistema de una persona.

 

El médico Ayurvédico a través de una exhaustiva historia médica y psicológica, guiará al paciente desde una depresión hasta cualquier problema psiquiátrico del pasado, o a episodios de síntomas inexplicables desde un punto de vista médico: abuso de alcohol, etc. Prestará especial atención a los síntomas de depresión, procesos de pensamientos autodestructivos, así como a cualquier testimonio de trastornos neurológicos o psicológicos.

El especialista en Ayurveda siempre realiza también un chequeo físico completo que incluye un análisis básico de sangre, una prueba de tiroides y, en algunos casos, un análisis para determinar si existen virus.

Prescripciones, medicamentos elaborados, ciertos suplementos nutricionales y vitaminas pueden contribuir a superar también el cansancio. El estado físico del paciente es tan importante como su estado mental: las funciones intelectuales, memoria y personalidad.

El síndrome de fatiga crónica (SFC) es una enfermedad muy compleja que se caracteriza por la aparición de una baja energía permanente que no mejora ni siquiera tras un largo descanso. Los síntomas persisten a lo largo de meses o incluso años y raramente mejoran.

En esta ocasión, permítanme observar la dolencia desde una perspectiva diferente y lejos de la medicina moderna, teniendo en cuenta la medicina Ayurveda para entender cómo se manifiesta el SFC y ver qué se puede hacer para experimentar mejoría. Esto nos va a dar una perspectiva diferente.

Para beneficiar al paciente con este síndrome el tratamiento Ayurveda también puede integrarse en el enfoque del tratamiento médico en curso. Si bien la medicina Ayurveda trata al paciente como ser único, su tratamiento es totalmente individualizado. De este modo, dos personas con síntoma de fatiga crónica no son iguales genéticamente, por tanto el tratamiento para cada una será totalmente totalmente distinto.

Podríamos decir que el síndrome de fatiga crónica no se trata de una enfermedad nueva, sino que ya la medicina Ayurveda la ha contemplado durante siglos.

Ayurveda contempla el cuerpo compuesto por cinco elementos universal clave: Aire, Espacio, fuego, agua y tierra. Ayurveda también clasifica el cuerpo en tres tipologías: Vata, Pitta y Kapha.

Vata es predominantemente aire y Espacio, Pita tiene las cualidades del fuego y agua, Kapha es básicamente tierra y agua. Sus cambios y combinaciones dan lugar a los diferentes tipos de cuerpos o tejidos así como a las diferentes formas de fluir la energía, la tipología básica o la genética de la persona.

Una persona con la tipología Kapha, padecerá fatiga crónica con apatía, será más lento, corpulento, muy dormilón; y poseerá un metabolismo y una digestión lentas.

Una persona Pitta, siente más calor en el cuerpo, sufre acidez, tendencia a la diarrea, piel con tendencia al prurito y, generalmente tiene una personalidad activa con tendencia al enfado si las cosas no le salen como esperaba.

La fibromialgia en este aspecto coincide con lo síntomas anteriores, pero la complicación radica en los músculos.

Una persona del tipo Vata, suele tener hábitos irregulares de sueño, dificultades para conciliar o mantener el sueño, estreñimiento, piel seca, enfados más leves y problemas en las articulaciones, etc.

Éstas son descripciones generales, pero como todas las personas tienen las tres cualidades, se pueden observar los diferentes aspectos en una misma persona, aunque uno o dos tipos serán más predominantes.

Normalmente los pacientes con síndrome de fatiga crónica son del tipo Vata-Pitta o Pitta-Vata en la mayoría de casos. Esto puede ser analizado a través del diagnóstico del pulso ayurvédico y otros rasgos corporales.

Si una persona padece fatiga crónica y conoce Ayurveda, este enfoque le puede ayudar en muchas ocasiones y a largo plazo, es una buena forma de entender su constitución y hacer algunos cambios en su estilo de vida.

Así pues, si una persona es del tipo Pitta-Vata y su fatiga crónica está en este subtipo, el control consistiría en aliviar los factores Vata y Pitta mejorando la digestión, mejorando sus hábitos de sueño y tomando las hierbas específicas para su constitución.

Normalmente le puede ser de gran ayuda seguir el hábito de dormir entre las diez de la noche y las seis de la mañana y practicar pranayama o ejercicios de respiración de yoga.

La drogas y las comidas que causan acidez en el cuerpo deben ser analizadas y reducidas o eliminadas, siempre teniendo en cuenta los casos a nivel individual.

El objetivo debería ser tomar poca medicación incluso las vitaminas, ya que éstas les resultan difíciles de digerir. La dieta debe ser rica en frutas y verduras y en comida fácil de digerir. La relajación y el sueño profundo son muy importantes, aunque al principio tal vez el paciente tarde semanas en incrementar sus horas de sueño.

Otras muchas cosas se pueden hacer, pero con las pocas citadas anteriormente, ya son suficientes para empezar.

En general se tarda algún tiempo en notar mejoría dependiendo del estado médico de la persona. Pero si se sigue un plan sistemático, la lentitud y la constancia pueden ganar la carrera para superar la fatiga.

Ayurveda es la clave para su comprensión.

Panchakarma, un programa Ayurvédico de desintoxicación, es altamente efectivo en el tratamiento de la fatiga. Librándose de los materiales tóxicos del cuerpo, este programa de rejuvenecimiento ayuda a restaurar el equilibrio saludable del cuerpo.

Pancha se refiere a cinco y Karma se refiere a los procesos de eliminación más importantes que ayudan al cuerpo a restaurar su equilibrio.

En los centros Ayurveda se ofrece una amplia gama de terapia y se les enseña a los pacientes cómo seguir una dieta ayurvédica. Llevando un régimen alimentario ayurvédico durante un periodo considerable de tiempo el cuerpo baja sus niveles tóxicos y se depura de las comidas ricas en carne, especialmente en la zona del estómago. Después de ayunar, los pacientes toman algunos preparados con hierbas que ayudan a limpiar y a vaciar el intestino delgado, el hígado y el bazo.

A continuación, se procede a realizar unos masajes con aceites y saunas con vapor de hierbas, seguidas de otros tratamientos para limpiar el intestino grueso.

Al finalizar del Pancha Karma, la acumulación de tóxicos del cuerpo se reduce drásticamente.

Una última palabra

Si usted sufre fatiga crónica, cuide su dieta y elimine la sobrecarga de tóxicos en el cuerpo. Tome algunas hierbas y suplementos recomendados que le ayudarán, realice ejercicio físico regular y practique técnicas para reducir su estrés como la meditación, ejercicios de respiración, yoga, camine o practique cualquier otro ejercicio. Prométase a sí mismo que quiere estar más sano! Se imponga una disciplina y la siga. Si se la salta en algún momento, empiece de nuevo.

Yo lo comparo a una cuenta de ahorro – sólo si usted ingresa dinero en el banco con regularidad conseguirá aumentar significativamente su cuenta de ahorro -. La misma norma vale para la salud.

Si usted sigue un tipo de vida saludable reducirá el riesgo de padecer fatiga crónica, enfermedades del corazón, infarto, tensión alta, cáncer, osteoporosis y otras enfermedades y, a la larga, contará con un ser más feliz y más fuerte.

Ronak Negi

Astt.Director

Ayurveda Sathari Enjoy Life

www.ayurevents.com