La Hipnosis se trata de un estado natural de la mente que se puede también alcanzar espontáneamente y está en línea con la sugestión, donde una idea impacta en la mente de otra persona influenciando en su conducta. Lamentablemente se han usado algunos fenómenos hipnóticos en espectáculos, confundiendo al público y desacreditando sus excelentes posibilidades terapéuticas en la versión clínica.

La Hipnosis Clínica Reparadora® es el desarrollo personal que he efectuado de la aplicación posible de los recursos hipnóticos a la solución de los problemas de la psiquis y del espíritu. En esta técnica, el paciente no está nunca inconsciente y al concluir la sesión recuerda todo lo conversado.

En la HCR (Hipnosis Clínica reparadora®) se entiende a la hipnosis de una manera muy ericksoniana y se utilizan los recursos técnicos desarrollados por MILTON ERICKSON (1901 – 1980) para encontrar la información sobre el origen del síntoma, tal como lo soñó SIGMUND FREUD (1856 – 1939), pudiendo verificarse muchas veces la exactitud de su predicción de que los síntomas desaparecen cuando se los esclarece. Por eso se afirma que la HCR ha tendido un puente entre ERICKSON y FREUD, lo que no puede sino enorgullecernos.

Regresión hipnótica

La memoria nos entrega siempre información desprovista de emoción. Nuestra evocación se asemeja a una nota periodística: tiene la información pero carece de la emoción asociada. Nos recordamos de un castigo injusto que nos aplicó nuestro padre por culpa de nuestro primo, por ejemplo, pero la rabia que sentimos entonces no está. ¿Desapareció?

En un estado de vigilia el “yo” está en el presente, mira hacia atrás, hacia el día que cumplimos 6 años, por ejemplo, y que recibimos la injusta reprimenda. En regresión, en cambio, es posible retroceder imaginariamente en el tiempo, y en ese caso el “yo” se desplaza simbólicamente hacia el pasado, y sentimos que nuevamente tenemos 6 años y entonces, la indignación nos invade y las lágrimas nos saltan, aunque cronológicamente nuestra edad sea de 40 años.

Reparación de traumas de la infancia

Cuando en una sesión de HCR se alcanza y se abre el arcón de la Memoria Emocional, el paciente vuelve emotivamente a ser niño, y toda protección que se le agregue, cualquier recurso terapéutico, lo incorporará a esa etapa. Y cuando el cofre vuelva a cerrarse, nada volverá a ser igual: si ese niño interior que sigue vivo dentro del adulto ha sido confortado y asegurado, el síntoma físico a través del cual lloraba su pena desaparecerá, ahora que ha logrado hablar de ella con palabras.

Esto suena a teoría pero se trata de una realidad que se manifiesta una y otra vez en cada terapia.

Aplicaciones terapéuticas

Prácticamente puede aplicarse a todo lo que un psicólogo o persona en disposición de ayudar al otro pueda encontrarse: en las psicoterapias se escuchan las quejas y reclamos del adulto. En psicoanálisis se trata de escuchar al inconsciente del paciente, suponiendo que éste se expresa únicamente a través de los sueños, los chistes y los lapsus y errores al hablar o escribir, los que, además, deben ser sabiamente interpretados. Por eso es que se trata de un proceso muy extenso en el tiempo de resultados impredecibles.

En HCR se coloca al paciente en regresión y se le pregunta directamente a su inconsciente sobre las circunstancias en que sus síntomas nacieron y se interpretan las respuestas a la manera de las pistas en una novela policial, para entender y comprender su sentido. Luego se agregan recursos dentro del paciente que le permitirán comenzar a cambiar desde el primer momento.

Es una verdadera rotura paradigmática: con una hipnosis no muy profunda es posible alcanzar en pocas horas el primer objetivo freudiano: identificar el trauma y curar el síntoma o mejorar sensiblemente la calidad de vida del paciente.

Aprender la técnica

A diferencia de otras escuelas hipnóticas que sostienen lo contrario, en Hipnosis Clínica Reparadora se afirma que “Hipnotizar es fácil. Hipnotizar es peligrosamente fácil”. Y se lo demuestra formando a profesionales que desconocen todo sobre la hipnosis, en cursos intensivos de solamente cinco días, donde ya desde el primer día casi todos los asistentes logran hipnotizar.

Lo usual es que al concluir esas formaciones, quienes ya tienen experiencia en el trato de pacientes pueden utilizar los recursos de la HCR en su consulta diaria.

¿Què es la BGV (banda gástrica virtual®)?

La Banda Gastrica Virtual es una utilización completamente distinta de la hipnosis, y es aplicada por centenares de Terapeutas a miles de pacientes en 18 países. En este caso, no se trata de investigar razones psicológicas ni de esclarecer nada, sino de modificar hábitos.

En Occidente no registramos la saciedad y estamos acostumbrados a comer hasta que la comida se acabe o hasta que no quepa más en el cuerpo.

En la BGV se implanta con Hipnosis la sugestión de que el estómago ha sido reducido como en una operación quirúrgica y utilizando técnicas de Reprogramación Subliminal se logra disminuir la voracidad, registrar la saciedad e implantar nuevos hábitos frente a la comida.

No se trata de prohibir, se trata de que, desde adentro, surjan conductas nuevas.

Hay docenas de tratamientos distintos para bajar de peso y casi todos ellos funcionan. El verdadero problema es qué sucede… después. Como no se han modificado los hábitos, los pacientes vuelven una y otra vez a subir de peso, haciendo que infinidad de profesionales que han aplicado sus conocimientos con esmero, dedicación y compromiso vivan la decepción de ver engordar nuevamente a sus pacientes.

Armando M. Scharovsky

Licenciado En Psicología

www.bandagastricavirtual.com

www.hipnosisclinicareparadora.com