El agua ideal

¿El agua ideal? Agua alcalina ionizada, rica en oxígeno, magnesio, hexagonal de 60 hertzios.

¿Sabes que el agua puede formar diferentes estructuras dependiendo de cómo se enlacen sus moléculas?

El agua estructurada está compuesta por 6 pequeñas moléculas de agua con forma hexagonal. Nuestra pared celular está también formada por una matriz de forma hexagonal. Por ello el agua hexagonal encaja perfectamente en las paredes celulares como si de una pieza de lego se tratara.

Pero el agua de grifo y la mineral están compuestas por grandes agrupaciones de agua pentagonal, de forma que no pueden adentrarse directamente en las paredes celulares, sin antes reestructurarse dentro del propio organismo para ser absorbida, lo que supone un alto consumo de energía y un proceso muy ineficiente. El organismo solo conseguirá reestructurar hexagonalmente el 20% de esa agua. Así, 4 de cada 5 vasos que bebemos no son absorbidos por nuestro organismo y como resultado estaremos deshidratados.

El agua también nos aporta nutrientes y oxígeno, pero si no es capaz de entrar en nuestras células, no lo aprovechamos. Además de la cantidad de agua que bebemos, es importante la cantidad que nuestro organismo es capaz de absorber.

Minerales absorbidos eficazmente

Los minerales del agua del grifo o embotellada, son minerales coloidales, que carecen de carga eléctrica. Para que estos minerales sean absorbidos por el organismo deben activarse primero. Este proceso de activación implica la conversión de los minerales coloidales en minerales iónicos. Nuestro cuerpo solo puede asimilar minerales con forma iónica, por lo que los minerales coloidales deben ser desmontados en pequeñas partes, para obtener carga eléctrica y convertirse en minerales iónicos. Una vez que sucede esto, tiene la capácidad de atravesar la membrana intestinal, pero este es un proceso ineficiente y consume mucha energía.

Los minerales iónicos están preparados para ser utilizados por nuestro organismo, son fácilmente transportados a través de las membranas celulares del tracto digestivo. Si convertimos los minerales coloidales del agua en iónicos el cuerpo no necesitará gastar energía en este proceso. Cuando el agua se convierte en alcalina, ionizada, y rica en oxígeno, es el estado ideal para nuestro cuerpo.

¿Qué es el agua alcalina ionizada?

El agua natural consiste en moléculas de H2O con iones OH- e iones H+ en cantidades muy pequeñas. Son estos iones los que alcalinizan o acidifican el agua. Cuando el número de iones es el mismo, el agua es neutra. Cuanto más H+ haya, el agua será más ácida. Cuantos más OH- haya el agua será más alcalina.

Los iones OH- son una forma estable de oxígeno, ya que está unido con minerales alcalinos. Cuando estas 2 moléculas se combinan, producen una molécula de agua, el mineral orgánico en sí mismo y el oxígeno puro. Los tres son completamente esenciales para nuestro organismo: agua, oxígeno y minerales alcalinos iónicos.

Cuando hay más iones alcalinos, hay más oxígeno en la sangre. La diferencia en una sangre de pH 7,3 a 7,45 prácticamente es infinitesimal a nivel de términos de pH, pero a nivel de términos de oxígeno, está albergando un 67% más, por lo cual te sentirás más enérgico y positivo.

El agua del grifo o mineral, normalmente tiene racimos de moléculas de entre 12 y 15 Uds. El agua alcalina ionizada, tiene una estructura aproximadamente de 6 moléculas, por lo que se le llama micro agua. También tiene que tener una estructura energética de 60Hz. Esta estructura es idéntica a la de nuestras células. El agua del grifo, dependiendo de la zona, tiene 140 Hz, y las minerales sobre 150Hz, por lo cual nuestras células para absorber dichos minerales, tienen que hace un esfuerzo mucho mayor.

Por lo cual, concluimos que la mejor agua para beber es un agua alcalina, ionizada, rica en oxígeno y magnesio, reestructurada, hexagonal y de 60Hz, idéntica al agua de nuestras células.

 

 

alkanatur

alkanatur.com