Tarta de zanahoria, carrot cake vegana!!

Procedimiento

  1.  Bizcocho: en un bol mezclar 3 tazas de harina y 1 sobre de impulsor, en otro bol mezclar 1 taza de aceite, 1 taza de azúcar integral, 2 tazas zanahoria rallada, 1/3 de leche de soja, 2 cucharaditas de canela polvo, 100 g de nueces, una cucharada pequeña de jengibre en polvo y ralladura de limón.
  2. Mezclar los contenidos de ambos boles hasta que veamos que la masa tiene una consistencia bastante espesa.
  3. Ponerlo en el molde y meterlo al horno a 150 grados durante 30/40 minutos.
  4. Crema: vertemos la leche de soja y el aceite en un recipiente para hacer mayonesa, cogemos la batidora y hacemos la misma acción que cuando se va a preparar una mayonesa. ¡Cuidado no se te corte la crema!
  5. Una vez hecha añadimos la fructosa glass, la vainilla, la margarina y el zumo de limón. Batimos bien hasta que quede una consistencia espesa.
  6. Cuando sacamos del horno el bizcocho dejamos que se enfríe, y después lo cortamos en capas. Las rellenamos con la crema y lo cubrimos con la misma crema. Enfriar en la nevera.
  7. Si quieres comer el bizcocho caliente puedes ponerle también la crema una vez lo has retirado del horno.
  8. Elaboración: Poner sobre un plato plano o base para tarta, adornarla a nuestro gusto con nueces.

Ingredientes carrot cake vegana 150x150 - Carrot cake vegana

Sobre la zanahoria

Rica en betacaroteno y vitamina A, mejora la calidad de la leche materna, ayuda a tener uñas y pelo fuertes y con brillo. Comerlas crudas fortalece dientes y encías.

Propiedades de las nueces

La variedad más conocida en Europa es la persa de cáscara fina, introducida por los romanos en Europa. Es un fruto seco rico en omega 3. Cinco unidades cubren el 90 % de nuestra necesidad diaria. Son ricas en proteínas (15%), vitamina E, vitaminas del grupo B, y minerales como fósforo, magnesio, manganeso, cobre, cinc y hierro. Previenen los cálculos renales, enfermedades degenerativas como el alzhéimer, y protegen al organismo de la aparición de células cancerígenas. Rebajan el nivel de colesterol malo LDL y la hipertensión por lo que previenen el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares como infarto o angina de pecho. Evitan la aparición de arterosclerosis. Además son un alimento magnífico para nuestro cerebro. Por sus antioxidantes y vitaminas son muy buenas para la piel.

 

José Romero

Chef ejecutivo Ecocentro

ecocentro.es