¿Qué manifiestan tus signos, síntomas y la enfermedad?

Se sienten como obstáculos en la vida, puesto que de alguna forma se viven como algo limitante. Normalmente se tiene el deseo de que desaparezcan o remitan, para encontrar la liberación. En cambio, son regalos, que de ser comprendidos traen enormes tesoros.

Comprendiendo el signo o síntoma

Es importante comprender que cada signo o síntoma, interpretado como obstáculo, está hablando y manifestando lo que se esconde tras él. Son señales muy importantes que la persona necesita entender para poder así responsabilizarse del mismo, reducir el sufrimiento e incluso que acabe desvaneciéndose.

Cada origen es diferente.

Cada signo y cada síntoma será diferente para cada persona, manifestando un origen único. Cierto es, que en ocasiones suele haber ciertos patrones o raíces comunes en su naturaleza pudiendo encontrar cierta similitud.

No obstante, cada persona es diferente y el inconsciente es muy amplio, por lo tanto, no se debe utilizar una norma o patrón para interpretar el origen de un síntoma o enfermedad y mucho menos basándose en patrones establecidos, ni generalizaciones. En el inconsciente no se puede generalizar.

MartaCela728x90 - Manifestaciones de tus signos y síntomas

El inconsciente se manifiesta a través de lo simbólico

Para poder comprender el origen del obstáculo, es necesario comprender que el inconsciente es simbólico y que su lenguaje es a través de símbolos. Es necesario aprender a conocer el idioma del inconsciente. Los profesionales orientados al trabajo con el inconsciente son de mucha ayuda para descifrar el origen del conflicto.

11 Pautas para comprender qué están tratando de manifestar mis signos y síntomas

  1. Identifícalo: Es importante identificar tu signo o síntoma, tomando consciencia de él y darle la importancia que merece.
  2. Ponle palabras: Ponerle nombre y conseguir definirlo es sumamente importante, para posteriormente poder trabajarlo. Tener un diagnóstico, poder nombrarlo y hablar sobre ello es esencial, puesto que así va pasando cada vez más al plano de la consciencia.
  3. Observa su naturaleza: Si es un síntoma físico, psicológico, cognitivo, emocional, conductual o un conflicto espiritual.
  4. Reflexiona sobre cuándo empezó: Ofrecerá muchas pistas… A qué edad, en qué momento, qué estaba uno haciendo, qué estaba uno viviendo.
  5. Piensa en qué ocurrió cuando sucedió: Si aplica, reflexiona en aquello que estabas pensando cuando el signo, o síntoma o enfermedad apareció. En ocasiones hay un claro pensamiento, en otras ocasiones es más una circunstancia, un conjunto de pensamientos, una situación concreta.
  6. Analiza si más personas del entorno lo sufren: Es esencial identificar si hay más personas en el ámbito familiar viviendo lo mismo o parecido, ya que de ser así, el origen es sistémico y hay que enfocar el trabajo terapéutico hacia observar primero el origen sistémico.
  7. Observa cómo te sientes: Observa y analiza cómo te hace sentir, qué emociones genera en ti y si es el caso, en las personas que hay a tu alrededor.
  8. Observa en qué te limita: Si es un obstáculo que está limitando tu calidad de vida es importante identificar muy bien en qué ámbitos lo hace, porque son señales para luego encontrar el origen sistémico.
  9. Piensa en cómo sería tu vida sino estuviese: Reflexiona en cómo sería si no estuviese, acepta que esté y abrázalo. Piensa en si hay algo de lo que tu mismo te estés protegiendo, refugiándote detrás del síntoma; observa los beneficios secundarios que podría haber detrás.
  10. Trabájalo: Puedes trabajarlo tanto en consulta, en constelaciones familiares o regresiones con la finalidad de encontrar el origen del conflicto.
  11. Abrázalo: Es esencial que lo abraces, le des un lugar y le agradezcas lo que te está enseñando, porque hay un motivo y hay un origen, hay algo que se está tratando de equilibrar.

La toma de consciencia y el trabajo con el inconsciente son necesarios ante cualquier signo o síntoma con la finalidad de comprender el origen del conflicto y mejorar así la calidad de vida, convirtiéndose esos obstáculos en grandes tesoros que potencian el equilibrio, la salud y el bienestar.

 

Marta Cela Álvarez

Psicóloga colegiada (B-02759)

centroflordelis.com